AMLO usó fallo de Corte para afirmar que México no viola el T-MEC
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Presidencia de la República

AMLO usó fallo de la Corte para asegurar que México no viola el T-MEC, pero no tiene relación con lo reclamado por EU y Canadá

La SCJN indicó que la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica no es inconstitucional, pero esto no tiene que ver con las quejas presentadas la semana pasada por EU y Canadá, que acusan a México de violar puntos de su tratado comercial.
Presidencia de la República
Comparte

El presidente Andrés Manuel López Obrador confundió el alcance de una resolución que tomó la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en abril pasado, para asegurar que México no está violando los acuerdos en materia eléctrica que mantiene con Estados Unidos y Canadá en su Tratado Comercial (T-MEC).

EU y Canadá solicitaron consultas para resolver disputas en contra de México, por considerar que el país ha tomado medidas y modificado leyes para favorecer a las empresas públicas Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos (Pemex). A su juicio, estas acciones afectan a las empresas de sus naciones y acuerdos pactados en el T-MEC.

Al ser cuestionado sobre el tema en su conferencia matutina del viernes, el mandatario afirmó: “En la cuestión eléctrica, lo acaba de resolver la Suprema Corte de que es fraude legal lo del autoabasto”. También mencionó: “Hay ministros ahí que están al servicio de las empresas y no lo lograron, y legalmente no existe ninguna violación al tratado (sic)”.

“Esto que les menciono que se declara fraude legal está apoyado por la mayoría de los ministros de la Suprema Corte, por unanimidad y, entonces, ¿dónde está la violación al tratado?”, insistió López Obrador.

Sin embargo, los documentos oficiales indican lo contrario a lo planteado por el presidente y expertos consultados por El Sabueso señalan que “la comparación es imprecisa” y “el argumento está fuera de contexto”, ya que los permisos por los que EU y Canadá presentaron sus quejas no están relacionados con el autoabasto y la SCJN no se pronunció sobre si esto es fraude o no. De hecho, esta práctica fue eliminada de la ley en la materia desde 2014. 

Este medio contactó a Presidencia para conocer la fuente que López Obrador tomó como referencia para hacer su afirmación y, al cierre de edición, no se obtuvo respuesta. 

¿Qué fue lo que pasó en la Corte?

El 7 de abril pasado, en sesión pública, el pleno de la SCJN discutió una acción de inconstitucionalidad presentada por senadores en contra de la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) publicada en el Diario Oficial el 9 de marzo de 2021

Aunque el fallo de esa sesión fue que los ministros concluyeron que la LIE no es inconstitucional, la votación se diversificó al analizar cada uno de los puntos abordados. 

Montserrat Ramiro, integrante de la organización no gubernamental Wilson Center, subraya: “No fue que la Suprema Corte haya avalado la LIE, sino que no alcanzó el número suficiente de votos —es decir, al menos ocho— para poder definir como inconstitucional a la reforma de la LIE publicada en marzo de 2021”.

“Lo que sucedió fue que algunos artículos sí se declararon inconstitucionales, pero otros se aprobaron porque no se alcanzó el número necesario para que se declararan inconstitucionales”, expuso la especialista.

Algunos puntos que se abordaron por la SCJN en abril fueron determinar si los cambios a la LIE violaban el principio de libre competencia o el derecho a un medioambiente sano, quién sería el encargado de subir —o suministrar— la energía a la red y el régimen de los Certificados de Energía Limpia, entre otros. 

Severo López, experto en energía, señala: “La Corte ni declaró válida la ley ni la declaró inválida por temas de constitucionalidad sobre actividad económica y medio ambiente”. Entonces, “tenemos un ambiente litigioso en donde cada empresa o ciudadano tiene que promover su propio amparo”.

Desde la publicación de la reforma a la LIE en marzo de 2021, la Secretaría de Energía (Sener) publicó un aviso donde se establecía que la reforma a la LIE quedaba sin efectos, por las suspensiones definitivas dictadas por el juez federal Juan Pablo Gómez Fierro. 

En julio de ese mismo año, el Primer Tribunal Colegiado Especializado en Competencia Económica declaró improcedente la suspensión de la reforma a la LIE. No obstante, la reforma eléctrica permanece suspendida desde entonces, “hasta que los tribunales resuelvan todas las suspensiones otorgadas por los dos juzgados de competencia económica, que se calculan en decenas”, de acuerdo con la agencia EFE

La Corte y el autoabastecimiento

“La Suprema Corte no declaró lo del fraude a la ley ni que los autoabastos sean ilegales”, afirma el analista en temas energéticos Paul Alejandro, quien agrega: “Lo que dijeron los ministros es que, si alguno de los permisos de autoabastecimiento que se pudiera probar que se dio en contra de la ley, desde luego tendría que se ser revisado, pero nunca se pronunciaron sobre la figura general de autoabasto”.

De acuerdo con un informe del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), titulado El autoabasto eléctrico en datos, publicado en mayo pasado, “el autoabasto o autoabastecimiento eléctrico es una modalidad de permiso de generación de energía eléctrica prevista en la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica (LSPEE) —abrogada en 2014— que permitía que personas físicas o morales generaran electricidad para su propio consumo. La creación de esta figura obedeció a la necesidad de contar con un suministro eléctrico estable y a precios competitivos (…) durante la década de los noventa”.

Los contratos de autoabastecimiento son viejos —explica Severo López—, ya no tienen nada que ver con la reforma eléctrica, pese a que se han mezclado. Eso responde a una estrategia de comunicación política porque la reforma que está vigente eliminó la posibilidad de crear nuevos, expone el experto.

El IMCO también señala: “La figura del autoabasto fue eliminada de la legislación mexicana con la abrogación de la LSPEE y la entrada en vigor de la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) en 2014. Ello no significó la cancelación inmediata de los permisos de autoabastecimiento vigentes en ese momento gracias al principio de no retroactividad de la ley”.

Lo que dijeron EU y Canadá sobre el T-MEC

En el comunicado publicado el 20 de julio de 2022, la Representación Comercial de EU señala que “específicamente” el país “impugna una enmienda de 2021 a la Ley de la Industria Eléctrica de México que prioriza la electricidad producida por la CFE sobre la electricidad generada por todos los competidores privados; la inacción, demoras, denegaciones y revocaciones de México de las capacidades de las empresas privadas para operar en el sector energético de México”.

En el caso de Canadá, en su comunicado publicado el 21 de julio se lee: “Canadá ha planteado constantemente sus preocupaciones con respecto al cambio en la política energética de México. Estamos de acuerdo con Estados Unidos en que estas políticas son incompatibles con las obligaciones de México bajo el T-MEC”.

“Por lo tanto, Canadá está tomando medidas al lanzar nuestras propias consultas bajo el T-MEC para abordar estas preocupaciones, mientras apoya a Estados Unidos en su desafío”.

Los puntos del T-MEC que violenta México en materia eléctrica, de acuerdo con EU, son el artículo 2.3 del T-MEC porque “proporciona trato menos favorable que el otorgado a productos similares de origen nacional con respecto a todas las leyes, reglamentos y requisitos que afecten su venta interna, oferta para la venta, compra, transporte, distribución o uso”.

Asimismo, el artículo 14.4, porque México no está otorgando a los inversionistas estadounidenses un trato igualitario que a los inversionistas mexicanos. El artículo 2.11, porque se prohíben o restringen las importaciones o exportaciones de un bien. El artículo 22.5.2, porque el organismo administrativo relevante no está ejerciendo su discreción regulatoria de manera imparcial. Y el artículo 29.3, porque México no está administrando sus leyes de manera consistente, imparcial y razonable.

A las peticiones de EU, Montserrat Ramiro agrega que el tratado “lo que dice es que ninguna de las partes puede favorecer a empresas del Estado —de ninguna de las tres naciones— después de haber firmado el tratado. Lo que ya existiera anterior al tratado puede hacerse y nada posterior al tratado puede incrementarse en términos de lo que es del Estado. También se habla de que no puedes cerrar sectores que estuvieron abiertos a la competencia antes de la firma del tratado”.

Sobre el T-MEC, actualmente existe un periodo de 30 días para que se realicen las consultas solicitadas por EU. Después de ello, habrá un periodo de 45 días más para que las partes lleguen a un acuerdo o se plantee un panel de controversia. 

Los tres expertos consultados concluyen que las acciones violatorias al T-MEC no tienen relación con la reforma a la LIE de marzo de 2021 y mucho menos con lo que se discutió en la SCJN. De igual manera, insisten en que la figura del autoabastecimiento ya no es aplicable. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.