AMLO bajó presupuesto para encarar lluvias; en 2022 va por alza a Conagua
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

AMLO bajó tres años presupuesto federal para encarar lluvias; en 2022 propone alza a Conagua

México ha registrado 8.6% más de lluvias del promedio nacional en lo que va del año, las cuales llegan luego de una baja en el presupuesto para atender estos casos.
Cuartoscuro
9 de septiembre, 2021
Comparte

La reciente temporada de lluvias en México ha afectado a miles de personas e incluso ha ocasionado decesos: las precipitaciones que se registran este año están 8.6% arriba del promedio esperado, y ocurren luego de que entre 2019 y 2021 la Comisión Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Protección Civil y en específico el Instituto de Ecología y Cambio Climático tuvieron una reducción en su presupuesto. 

En el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2022, que se presentó este miércoles en el Congreso, al fin se solicita un alza importante para Conagua, pero no para el resto de instancias que tienen entre sus tareas prevenir y atender desastres naturales, además de realizar estudios para encarar las condiciones climáticas, y que aún así han tenido recortes con el gobierno de López Obrador.

Apenas el 6 de septiembre, las lluvias e inundaciones dejaron dos personas muertas en Ecatepec, Estado de México, mientras que en un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Tula, Hidalgo, se registraron 17 fallecidos.

Lee más: Tula, en riesgo de nueva inundación por lluvias y desborde de presas; autoridades evacúan 7 municipios

Conagua, que tiene entre sus atribuciones realizar acciones para atender zonas afectadas por fenómenos climatológicos, ha estado trabajando con uno de los presupuestos más bajos en cinco años

De acuerdo con información de Hacienda, el presupuesto de Conagua para este año –2021– es 19.5% menor a lo que se le entregó en 2018, durante la administración anterior. En la gráfica se puede observar el periodo de tres años con baja de recursos, apenas para 2022 se propone un alza a niveles incluso por encima de 2018.

De acuerdo con la Ley Aguas Nacionales, la Comisión debe construir y operar obras para el control de avenidas incremento en el nivel del agua en ríos– y protección de zonas inundables, a través de los organismos locales, en coordinación con gobiernos.

El artículo 84 de esta ley establece que debe implementar “las acciones necesarias que al efecto acuerde su Consejo Técnico para atender las zonas de emergencia hidráulica o afectadas por fenómenos climatológicos extremos, en coordinación con las autoridades competentes”.

Entérate: IMSS acusa a Hidalgo por no advertir riesgos de inundaciones; Fayad responsabiliza a Conagua

Dentro del presupuesto de Medio Ambiente, el rubro enfocado en los recursos para el “Manejo eficiente y sustentable del agua y prevención de inundaciones”, tuvo también una baja de 19% en 2021, respecto a 2018.

Otro concepto de gasto dentro del presupuesto de Medio Ambiente es el de Agua Potable, Drenaje y Tratamiento, y el de Ordenación de Aguas Residuales, Drenaje y Alcantarillado, en ese caso, se dio una baja presupuestal de 59% si se compara 2018 con 2021, y la propuesta para 2022 es aún 53% más baja.

Asimismo Cenapred, encargada de generar políticas públicas para prevenir y reducir los riesgos de los desastres, tuvo una reducción de 28.3% de 2018 a 2021, su monto más bajo en los últimos cinco años. Para 2022, el gobierno sigue proponiendo una cantidad similar. 

Respecto a la Coordinación Nacional de Protección Civil, si se compara 2018 con 2021 hay una baja de 45% en sus recursos, y de este año de cara al 2022 apenas se propone un aumento de 0.062%.

Entérate: Hacienda hace oficial la desaparición del Fonden; la disposición de recursos quedará a su cargo

En el caso del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), que tiene como objetivo coordinar y realizar estudios y proyectos de investigación en materia de cambio climático, protección al ambiente y preservación y restauración del equilibrio ecológico, la reducción ha sido de 33.10%, al comparar 2018 con 2021.

Si solo se mira la Dirección General de Políticas para el Cambio Climático, dentro del presupuesto de la Secretaría del Medio Ambiente, hay una reducción de recursos de un 54%.

En este contexto, el gobierno federal además determinó que el 30 de junio de 2021 se extinguiera el Fideicomiso de Fondo de Desastres Naturales (Fonden), un instrumento financiero que tenía por objeto proporcionar suministros de auxilio y asistencia ante situaciones de emergencia.

Ante esta decisión, ha existido incertidumbre sobre de dónde fluyen ahora los recursos para atender desastres naturales, con señalamientos como que está pendiente de aprobar la Ley General de Gestión Integral del Riesgo de Desastres y Protección Civil.

En tanto, en los Criterios de Política Económica de 2022 el gobierno federal informó sobre la contratación este año de un “Seguro de daños ocasionados por desastres naturales (Seguro Catastrófico)”, cuya vigencia será del 5 de julio de 2021 al 5 de julio de 2022, el cual ofrece una cobertura hasta por 5 mil millones de pesos y se activa ante desastres naturales que superen un nivel mínimo de daños de 275 millones de pesos y un acumulable de 750 millones de pesos”.

Y en otro punto detalló que  “a julio de 2021, el Gobierno Federal contó con la protección financiera de un Bono Catastrófico por 485 millones de dólares contra pérdidas derivadas de sismos y ciclones tropicales, cuya vigencia será hasta marzo de 2024”.

Sobre por qué eliminar el Fonden como fideicomiso, en su  conferencia del 8 de septiembre el presidente señaló que “era un barril sin fondo, porque se utilizaba, que había una emergencia como ahora lo de Tula, entonces había un grupo de proveedores cercanos a la Secretaría de Gobernación, esos proveedores vendían sin licitación, despensas, catres, cobijas, palas, carretillas, todo, todo, todo a precios elevadísimos, entonces, se gastaba muchísimo dinero. El Fonden era un barril sin fondo, en cada emergencia se robaban mil, dos mil, tres mil, cinco mil millones de pesos”. Hizo esas aseveraciones aunque no mostró pruebas documentales sobre esa corrupción.

Ante críticas de la oposición sobre falta de apoyos a damnificados, el mandatario dijo que “se está atendiendo a todos los afectados por inundaciones y deslizamientos de tierra, incluso se han llevado a cabo reuniones de gabinete y en los estados para coordinar de mejor manera la ayuda”.

Más lluvia que en otros años, reporta Conagua

Del 1 enero al 5 septiembre del 2021, en el país se han acumulado 559.4 mm –litros por metro cuadrado– cuando en este periodo el promedio, calculado de 1990 a 2010– es de 515.1 mm, según información de Conagua. Es decir, este año ha llovido 8.6% más de lo esperado.

Solo en agosto, se han registrado 157 mm, mientras que el pronóstico para este mes es de 130.2, lo que representa un 20.5% más

Según información de la institución, este agosto ha sido el número 24 con más lluvias de 81 agostos analizados desde 1941.

“En estos últimos meses la condición del niño y la niña se ha presentado ya como neutra. Condiciones neutras representan una cantidad mayor de precipitación a nivel nacional. Esto es lo que quiero resaltar, en estos últimos tres meses de lluvia con relación al promedio histórico”, dijo Miguel Ángel Gallegos, gerente de meteorología y climatología de Conagua, en conferencia de prensa del 7 de septiembre

Hiram Velázquez, coordinador de Infraestructura Hidroagrícola, indicó que tan solo del 30 de agosto al 6 de septiembre la Comisión tuvo un registro de nueve operativos de emergencia en siete entidades.

En una conferencia de prensa posterior el mismo día, la coordinadora nacional del Servicio Meteorológico Nacional,  Alejandra Méndez, señaló que las precipitaciones registradas el 6 de septiembre en Ciudad de México, Estado de México e Hidalgo fueron causadas por “un canal de baja presión extendido desde Sonora hasta el centro del país”

Esto, informó, originó un corredor de tormentas sobre esta región, y lluvias fuertes a puntuales muy fuertes.

“Debido a que el suelo ya se encuentra saturado, se pueden registrar inundaciones y aumento en los caudales de ríos y arroyos sobre los estados del centro”, pronosticó Méndez.

Las instituciones deberían estar mejor preparadas ante la crisis climática

Pero el aumentó de las lluvias no es lo único que ha caracterizado al 2021; de acuerdo con el reporte de Conagua, en las temperaturas registradas durante la primera semana de septiembre también hubo anomalías de 3 grados por arriba del promedio en el noreste y sureste del territorio nacional, en comparación con lo registrado entre 1901 y 2010. 

De hecho, un estudio de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) informó hace unos meses que para 2025 hay un 40% de probabilidad de que la temperatura de la tierra sea 1.5 °C más caliente que el nivel de temperaturas anterior a la era industrial. El Acuerdo de París estableció como objetivos mantener el aumento de la temperatura media global a no más de 2 °C y tratar de no superar los 1,5 °C. 

Jorge Adrián Ortiz Moreno —profesional del medio ambiente e investigador doctorante de la Universidad de Sussex, Inglaterra—, nos explicó que en los últimos 50 años hemos alterado muchos de los ciclos naturales de la tierra, lo que ha ocasionado que cada vez sea más frecuente y menos predecible la presencia de incendios, lluvias torrenciales y otros desastres naturales. 

Ortiz Moreno precisa que es difícil decir que una lluvia atípica sea resultado de la crisis climática, pero cuando empezamos a ver que estos eventos suceden con mayor frecuencia sí podemos decir que hay una vinculación, y por esa razón las autoridades deben estar preparadas. 

“Los fenómenos naturales se están alterando a partir de la actividad humana, pero también están los impactos que suceden ya en las comunidades y ciudades que tienen mucho que ver con cómo hemos urbanizado, y que tan poco hemos puesto atención y respaldo a las instituciones que tienen que ver con estos temas de prevención de riesgos y planeación urbana”, señala. 

Ortiz Moreno dice que si estamos viviendo en un planeta con crisis climática, además de las acciones de mitigación, es necesario estar preparados para enfrentar los retos que esto conlleva, “pero es algo que en general no estamos metiendo la importancia que requieren las instituciones que podrían ayudarnos a salir mejor librados de estos eventos”.  

Con información de Samedi Aguirre 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.