COVID-19: El antiviral que desarrolla Pfizer no es ivermectina
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Es falso que el nuevo tratamiento de Pfizer contra COVID sea ivermectina

La ivermectina es un antiparasitario que no ha demostrado ser efectivo contra COVID, mientras que el desarrollo de Pfizer es un antiviral.
8 de octubre, 2021
Comparte

Un usuario aseguró en redes sociales que el nuevo fármaco oral contra la COVID que está desarrollando Pfizer no es otra cosa más que ivermectina; por lo que a modo de broma se refieren a este tratamiento como “Pfizermectin”. Pero esta información es falsa. 

“Tienes que estar bromeando luego que pasaron dos años negando que servía para algo aún no ven lo que pasa o se los tengo que explicar Pfizermectin”, es parte del mensaje que ya acumula más de 2 mil 300 reacciones en Twitter desde el 30 de septiembre.

También lee: Molnupiravir: Estos son los avances en el desarrollo de un medicamento para tratar COVID

Pero esta misma afirmación ya se ha replicado en otros idiomas y países, reforzando la idea de que la ivermectina, un antiparasitario, es un eficaz tratamiento contra la COVID-19, pesa a que las autoridades internacionales y la misma farmacéutica que la producen dicen que no existe evidencia científica que lo respalde.  

No hay pruebas de que la ivermectina cure la COVID

La ivermectina es un antiparasitario que se usa en el tratamiento de enfermedades intestinales provocadas por parásitos. Pero al inicio de la pandemia surgió la hipótesis de que este fármaco podría ser un tratamiento efectivo contra la COVID-19. 

Aunque la evidencia científica descartó que esto fuera cierto, muchas personas comenzaron a automedicarse con este antiparasitario; esto causó escasez, incluso en veterinarios, pues también existe una versión de ivermectina que se usa para enfermedades en animales como perros y pollos.

La farmacéutica Merck —conocida como MSD fuera de los Estados Unidos y Canadá—, es quien actualmente produce la ivermectina (para personas) y dijo desde el 4 de febrero de 2021 que “no hay evidencia significativa de actividad clínica o eficacia clínica en pacientes con enfermedad COVID-19”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo en marzo de 2021 que luego de revisar los datos de 16 ensayos controlados, concluyó que “las pruebas de que la ivermectina reduce la mortalidad, la necesidad de respiración mecánica, la necesidad de hospitalización y el periodo que se tarda en lograr una mejoría clínica en los enfermos de COVID-19 eran muy poco fiables”. 

Es decir, ni su fabricante actual, ni las autoridades sanitarias internacionales recomiendan la ivermectina como un fármaco para tratar la COVID-19. ¿Por qué Pfizer intentaría replicarlo?

El nuevo desarrollo de Pfizer es otro fármaco 

Lo que Pfizer está investigando actualmente se llama PF-07321332 y es un inhibidor del SARS-CoV-2. Es decir, a diferencia de la ivermectina, este es un antiviral diseñado para el virus que causa la COVID-19. 

Lo que hace el fármaco de Pfizer es bloquear la actividad de una enzima clave que se necesita para que el coronavirus se replique. No se sabe exactamente sí realmente la ivermectina actúa contra el COVID, pues para lo que fue hecho es para tratar parásitos.

De hecho, a decir de la FDA  “los datos actualmente disponibles no muestran que la ivermectina sea eficaz contra el COVID-19”. También advierte que tomar grandes dosis de ivermectina es peligroso.

De acuerdo con Pfizer, se trata de un tratamiento oral para personas con COVID que cursan su enfermedad sin complicaciones hospitalarias. Actualmente se lleva a cabo un estudio clínico de fase 2/ 3 para comprobar su seguridad y eficacia. Lo que significa que todavía no está a la venta y no se puede asegurar que vaya a ser efectiva contra la COVID. 

El Dr. Stephen Griffin, virólogo y profesor asociado del Instituto de Investigación Médica de Leeds, le dijo a los verificadores de Full Fact que el nuevo fármaco de Pfizer “no se parecía en nada” a la ivermectina, y que los dos fármacos son “muy diferentes” estructuralmente.

Por tanto, es falso que el nuevo tratamiento de Pfizer contra COVID-19 sea ivermectina.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.