Esta publicación en redes da datos falsos sobre pacientes asintomáticos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Esta publicación en redes da datos falsos y genera confusión sobre pacientes asintomáticos

La información científica hasta ahora ha comprobado que las personas infectadas con SARS-CoV-2 sí pueden contagiar a otros aunque no tengan síntomas.
5 de julio, 2020
Comparte

En varias publicaciones de Facebook se aseguró que los pacientes asintomáticos “no contagian el virus”. Supuestamente, “comunican anticuerpos al resto de personas y genera inmunidad en masa”. Aunque los pacientes asintomáticos sí producen anticuerpos, eso no significa que sean inmunes o no contagiosos. De hecho, se sabe que las personas infectadas con SARS-CoV-2 pueden dispersar el virus, aunque no tengan síntomas. 

Una de las publicaciones con este texto ya se compartió más de mil 800 veces desde el 25 de junio. Algunos de los datos que da la publicación son ciertos, pero muchos otros son falsos o están  descontextualizados. Esto genera confusión, propicia que las personas abandonen las medidas de protección y reproduce teorías de la conspiración que tienen consecuencias reales. Por ejemplo, la agresión al personal de salud. 

En este caso, un usuario dijo en los comentarios que “es la pura verdad. Nos urge despertemonos si no seguiremos esclavos de siempre y peor confinados en nuestra casa, pero la gente no entiende.  Creen a los medios de comunicación y a los Drs (doctores) qué tendrían que defendernos, nos están matando por la orden mundial. No quieren decir la verdad, prefieren mentir para posicionarse por un poco de dinero. Ya es hora de despertar humanidad, despertemonos (sic)”. 

Cualquier persona puede enfermar de COVID-19

La publicación con información incorrecta asegura que una persona asintomática “es alguien que tiene un virus pero su cuerpo desarrolló anticuerpos”. Dice que “ganó al virus gracias a sus hábitos de vida sana”.

La doctora Rocío Tirado Mendoza, académica del Departamento de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Medicina de la UNAM explicó a El Sabueso que si bien todavía no se puede asegurar por qué una persona desarrolla síntomas y otras no, se sabe que la fortaleza del sistema inmune es un factor importante en el curso y resolución de la enfermedad. Sin embargo, no es el único aspecto para considerar.

“Una infección que cursa de forma asintómatica es multifactorial. En este sentido, además del sistema inmune, también hay que considerar susceptibilidad del individuo, sin dejar de lado la variante viral responsable de la infección”, señaló.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), las personas que padecen hipertensión arterial, problemas cardíacos o pulmonares, diabetes o cáncer, también tienen más probabilidades de presentar cuadros graves. Sin embargo, la OMS enfatiza que cualquier persona puede contraer la COVID‑19 y caer gravemente enferma

Por otro lado, también se sabe que cualquier persona infectada con el virus desarrolla anticuerpos, tenga síntomas o no. La doctora Tirado Mendoza aclaró que todavía no hay nada concluyente, pero hasta ahora los estudios científicos comprueban que: “Tanto los sintomáticos como los asintomáticos presentan una respuesta inmune ante el virus. Ambos producen anticuerpos del tipo IGG e IGM”. 

La doctora Tirado Mendoza también aclaró que “el que tenga una respuesta inmune no significa que no pueda volver a infectarse. Ni siquiera los sintomáticos que superaron la infección tienen garantía de no volver a enfermarme. No hay evidencia de que la respuesta inmune le confiere protección”.

Los asintomáticos sí pueden contagiar

Según la publicación con información falsa, una persona asintomática “no contagia el virus”. Pero eso es mentira.

Según la OMS, la principal forma de propagación de la COVID‑19 es a través de las gotículas respiratorias que alguien infectado expulsa al toser, estornudar o hablar. La OMS refiere que “según algunas informaciones, las personas sin síntomas pueden transmitir el virus”. Pero aclara que aún no se sabe con qué frecuencia ocurre.

Al respecto, la especialista de la UNAM señaló que esto es algo muy complejo pues no todos los estudios publicados hasta ahora concuerdan. La especialista mencionó que hay reportes que señalan que la carga viral que un paciente asintomático libera es muy baja. Sin embargo, ella explica que “si la cantidad de partículas virales es baja, la posibilidad de infectar a otros puede ser significativamente menor. Aún así existe la posibilidad de infección a personas con mayor susceptibilidad”.

En este mismo sentido se pronuncia un estudio publicado en la revista Aerosol, science and technology, que señala que: “es necesario mejorar los esfuerzos para informar al público que cada individuo emite aerosoles potencialmente infecciosos todo el tiempo, no solo cuando estornuda o tose”.

Un estudio de investigadores en Hong Kong publicado en la revista Nature, y otro estudio realizado por investigadores en Reino Unido, también coinciden en que las personas infectadas con el virus pueden contagiar a otras, aunque no presenten síntomas. 

Todavía no hay evidencia de que se genere inmunidad en masa por los asintomáticos

Dice el texto de Facebook que “comunica anticuerpos al resto de personas y genera inmunidad en masa (sic)”. Esto tampoco es verdad.

Respecto a la posibilidad de generar inmunidad en masa, eso tampoco es tan fácil. Como te contamos en esta otra verificación, la doctora Maria Van Kerkhove, epidemióloga de enfermedades infecciosas de la OMS, señaló que ante el desconocimiento de si las personas que han estado expuestas al virus se vuelven completamente inmunes y durante cuánto tiempo, es recomendable que los gobiernos esperen a una vacuna antes de apostarle a la “inmunidad colectiva”.

Pepe Alcamí, virólogo del Instituto de Salud Carlos III, dijo a Maldito bulo que: “Los anticuerpos desgraciadamente no se comunican, transmitimos el virus”.

Si todavía tienes dudas sobre la inmunidad de rebaño, te recomendamos esta verificación que realizamos en video. 

El distanciamiento social reduce la posibilidad de contagios 

“No necesitamos mascarillas, ni guantes, ni distanciamiento, mucho menos vacunas alteradas, lo que necesitamos es fortalecer nuestro Sistema Inmunitario, para que éste genere anticuerpos naturales contra cualquier virus”, según el texto de Facebook. Pero esto no tiene sustento. 

Como ya mencionamos, “una persona puede contraer la COVID‑19 por contacto con otra que esté infectada por el virus. La enfermedad se propaga principalmente de persona a persona a través de las gotículas que salen despedidas de la nariz o la boca de una persona infectada al toser, estornudar o hablar”.

El mismo estudio britanico, publicado en la revista Sciencie dice que “los únicos enfoques que actualmente tenemos disponibles para detener la epidemia son los del control clásico de la epidemia, como el aislamiento de casos, el rastreo de contactos y la cuarentena, el distanciamiento físico y las medidas de higiene”.

Al respecto, la OMS también dice que “dado que es posible que algunas personas infectadas aún no presenten síntomas o que sus síntomas sean leves, conviene que mantenga una distancia física con todas las personas si se encuentra en una zona donde circule el virus de la COVID‑19”. 

Un virus endémico no es pretexto para dejarnos de cuidar 

“Está pandemia es a largo plazo, la cuarentena no está dando resultados favorables significativos por sí sola y cada día se vuelve más viable el aprender a vivir con esto, pues se ha declarado como un virus endémico”, dice el texto que se comparte de forma masiva por Facebook.

Pero esa afirmación forma parte de otra desinformación que ya habíamos aclarado en esta nota, en donde aclaramos que es verdad que la Organización Mundial de la Salud advirtió que existe una posibilidad de que el virus que causa la COVID-19 no desaparezca nunca y se convierta en un virus endémico. 

Pero eso no fue una declaración oficial. Tampoco significa que sea incontrolable o que las medidas de precaución como la sana distancia no tienen sentido, tal y como algunos cibernautas interpretaron. 

De hecho, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director General de la OMS, enfatizó que aún es posible controlar el SARS-CoV-2, que causa la COVID-19.  Pero esto requiere un esfuerzo coordinado: “la trayectoria está en nuestras manos, y es asunto de todos, y todos deberíamos contribuir a detener esta pandemia”, dijo.

 “Muchos países desearían acabar con las diferentes medidas” de confinamiento, pero nuestra recomendación es que los países mantengan todavía la alerta al máximo nivel posible”, agregó.

Es verdad que México ya tenía una epidemia de obesidad 

“Si somos el país número 1 en Obesidad con altos índices de Hipertensión, Diabetes y demás. Es claro que requerimos redoblar esfuerzos para salir triunfadores, pues la pandemia llegó después de otras pandemias silenciosas y más catastróficas desatendidas por años  (…)”, dice la publicación que se compartió en Facebook. 

Es verdad que México enfrenta otros problemas de salud pública, desde antes de que llegara la pandemia. Por ejemplo, entre 2012 y 2018 el porcentaje de personas con obesidad en México pasó de 71.3 a 75.2%, esto de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2018. 

Otro problema de salud relacionado con la obesidad y el sobrepeso que es recurrente entre la población mexicana es la hipertensión. Ésta pasó de 9.3 millones en 2012 a 15.2 millones para 2018.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, ha explicado que la mitad de las muertes anuales en México, desde hace 12 años, están asociadas con una mala nutrición. Dijo también que la mala nutrición ha provocado la disminución de la esperanza de vida de los mexicanos.

Sin embargo, este mismo texto con información falsa fue detectado como mensaje de Whatsapp por los verificadores de Maldito Bulo, en España, y Bolivia Verifica. Entonces, no podemos asegurar que la información se esté refiriendo a México. 

El ejercicio y una alimentación balanceada sí mejora la salud

La publicación de Facebook concluye: “La estrategia debería incluir entonces entre otras cosas… el alimentarte bien incluyendo todos los grupos alimenticios, descansar, dormir bien, hacer ejercicio con regularidad, higiene personal correcta…. (sic)”. 

Esto no es del todo falso, y de hecho también forma parte de la estrategia de los gobiernos para prevenir los contagios. Por ejemplo la OMS asegura que: 

El mejor modo de protegerse contra el nuevo coronavirus es mantener una distancia de al menos 1 metro respecto a otras personas y lavarse las manos con frecuencia y a fondo. También es beneficioso para la salud general seguir una dieta equilibrada, mantener una adecuada hidratación, hacer ejercicio de forma habitual y dormir bien”.

***

El Sabueso es uno de los 91 verificadores de hechos de 40 países que forman la alianza coordinada por la Red Internacional de Verificación de Hechos (International Fact Checking Network, IFCN) para desacreditar la información falsa relacionada con el coronavirus. Encuentra las verificaciones de esta alianza internacional con los hashtag #CoronaVirusFacts y #DatosCoronaVirus , o visita esta página.

Consulta también nuestro micrositio con todas las verificaciones que hemos hecho hasta el momento sobre el Covid-19.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.