AstraZeneca no usa ‘embriones de probetas’ para su vacuna COVID
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

AstraZeneca no usa ‘embriones criados en probetas’ para su vacuna contra COVID

Aunque algunos científicos sí utilizan líneas celulares humanas para desarrollar fármacos y vacunas, esto no significa que deban crear o conseguir embriones humanos para fabricarlas ni que el producto final contenga estas células
25 de enero, 2021
Comparte

Como si de una historia de ciencia ficción se tratara, en redes sociales aseguran que para fabricar  la vacuna de AstraZeneca contra COVID-19 se necesita un ingrediente que sólo se puede conseguir en ¿embriones humanos?  Aunque, según dicen, también puede extraerse de “humanos criados en probetas”. 

Esa idea es completamente falsa, pero algunas personas la han tomado para continuar con un discurso  que —sin pruebas— descalifica la vacunación contra COVID-19.

Por ejemplo, en Twitter, un usuario publicó un documento escrito en inglés sobre la supuesta fórmula de la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca.  

“¿Qué contiene la vacuna de AstraZeneca? “Células de riñón humano embrionario modificado genéticamente” ¿Dónde se puede conseguir eso? pues de embriones humanos o humanos criados en probetas, no hay más corre a pinchártelo (sic)”, señaló. 

Este mismo tuit fue retomado en Facebook, e incluso hubo quien relacionó este supuesto hecho con la despenalización del aborto en Argentina.  

¿Qué contiene la vacuna de AstraZeneca? 

La imagen que se comparte en redes sociales, dice —en inglés— que la vacuna de AstraZeneca fue “producida en células 293 de riñón embrionario humano genéticamente modificado (HEK) ”. 

Buscamos esa misma cita en el buscador de Google y encontramos un documento titulado “Resumen del informe de evaluación pública de la vacuna AstraZeneca COVID-19“. Fue publicado por la Agencia reguladora de Medicamentos y productos Sanitarios de Reino Unido. Fue en ese país donde se realizaron los primeros dos ensayos clínicos y la primera nación que autorizó su uso de emergencia. 

Tal y como se lee en la imagen que circula en redes sociales, en dicho documento se lee que efectivamente: 

La vacuna se produce en células 293 de riñón embrionario humano genéticamente modificado ( HEK ). La vacuna COVID-19 AstraZeneca contiene organismos modificados genéticamente (OMG). Además de ChAdOx1-S (recombinante), este producto también contiene los excipientes Lhistidina, hidrocloruro de L-histidina monohidrato, cloruro de magnesio hexahidrato, polisorbato 80, etanol, sacarosa, cloruro de sodio, edetato de disodio dihidrato y agua para preparaciones inyectables.

Pero esto no significa que la vacuna tiene entre sus ingredientes fetos o embriones, ni humanos ni creados de forma artificial. Las células HEK, que en algún momento se derivaron de cultivos embrionarios de riñón, son líneas celulares que se usan para muchas investigaciones.

¿Qué son las líneas celulares? 

Mauricio Rodriguez Alvarez, académico de la Facultad de Medicina y vocero de la comisión de la UNAM para el COVID-19, nos explicó en esta otra nota que para hacer una vacuna se necesita tener una plataforma biotecnológica que pueda producir de forma controlada muchas dosis de vacuna al mismo tiempo. 

Por eso, “desde hace muchos años se ha estado buscando tener líneas celulares, o sea unas células que se puedan conservar en un laboratorio de forma controlada y que se puedan usar en plataformas biotecnológicas de gran escala”, señala Rodríguez Álvarez. 

De acuerdo con Creative Biolabs, una compañía alemana de biotecnología que proporciona la línea celular HEK293, ésta se ha utilizado para producir muchos anticuerpos recombinantes, proteínas de fusión de anticuerpos y proteínas importantes para el neurofarmacología.

Creative Biolabs asegura que la línea celular HEK293 fue generada originalmente por la transformación de células normales de riñón embrionario humano, después de la exposición a fragmentos cortados de ADN de adenovirus humano tipo 5 (Ad5).

 Es decir, se usan las células del riñón de un mismo embrión que desde hace muchos años se conservan en un laboratorio. Y estas células sólo se emplean como base, no forman parte de los ingredientes, ni se requiere fabricar o conseguir nuevos embriones.

Una versión similar de la misma afirmación falsa circuló en Estados Unidos, por lo que los verificadores de Reuters consultaron con Gary McLean, profesor de inmunología molecular en la Universidad Metropolitana de Londres.  

McLean aseguró a Reuters que “la vacuna de AstraZeneca requiere que el vector adenoviral se produzca en estas células y luego se depure antes de administrarlo a las personas”. 

¿Cómo funciona la vacuna de AstraZeneca? 

Los investigadores de Oxford y AstraZeneca desarrollaron la vacuna —conocida como ChAdOx1 nCoV-19 o AZD1222— a partir de un adenovirus, un virus que normalmente causa enfermedades respiratorias. El adenovirus que utilizaron solo puede infectar a los chimpancés. 

Los investigadores agregaron una parte del SARS-COV-2 a este adenovirus de chimpancé que modificaron genéticamente para que no pueda causarnos enfermedad. Cuando esta sustancia entra a nuestro cuerpo, le advierte al sistema inmunológico de la presencia del virus que causa la COVID-19 y nos enseña a combatirlo. Así, la próxima vez que entre en contacto con el verdadero coronavirus será capaz de eliminarlo antes de que nos infecte, y enferme. En este video la farmacéutica da más detalles. 

Un ensayo clínico reveló que la vacuna tenía una efectividad del 62 al 90 por ciento, dependiendo de la dosis inicial. 

El 4 de enero, el gobierno mexicano aprobó el uso de emergencia de la vacuna de Oxford y AstraZeneca. Las autoridades prevén que su aplicación se inicie entre finales de marzo y principios de abril. 

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.