La azitromicina no es natural, ni está comprobado que cure la COVID
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La azitromicina no es un compuesto natural, y no está comprobado que cure la COVID

La Azitromicina tomó relevancia en medio de la pandemia de COVID-19, debido a que es uno de los fármacos que se están investigando como parte de un posible tratamiento para atender la enfermedad. Esto aún no está comprobado.
18 de mayo, 2020
Comparte

En Facebook y Twitter hay docenas de publicaciones que enlistan una serie de plantas y alimentos que supuestamente contienen “azitromicina natural”. Estas afirmaciones se hicieron virales en medio de los estudios que se realizan sobre la azitromicina como un posible tratamiento contra la COVID-19, lo cual aún no se ha probado.

La azitromicina es un fármaco sintético que no se encuentra de forma natural en ninguno de los alimentos enlistados. Además, ni la azitromicina ni ningún otro fármaco o alimento han probado su efectividad para curar la COVID-19. 

En Facebook, una de esas publicaciones ya se compartió más de 58 mil veces. En otro posteo más de 23 mil. 

Aunque algunos de los usuarios detectaron que la información era incorrecta, muchos otros relacionaron la falsa afirmación con el tratamiento “Para el COVID-19”.

En otro comentario un usuario compartió una supuesta receta para “curar la COVID-19” con limón, jengibre y ajo, mismo que ya desmentimos en esta otra verificación.

Todavía no hay cura ni tratamiento específico para la COVID-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS), señala que hasta el 18 de mayo “no se recomienda ningún medicamento específico para prevenir o tratar la infección por el nuevo coronavirus”.

También señala que “aunque algunos remedios occidentales, tradicionales o caseros pueden proporcionar confort y aminorar los síntomas de la COVID-19, no hay pruebas de que los medicamentos actuales pueden prevenir o curar la enfermedad”, señala la OMS y precisa que no recomienda la automedicación.

La azitromicina es un compuesto que se elabora en un laboratorio

El argumento principal de las publicaciones virales es que existen alimentos y plantas que contienen “azitromicina de forma natural”. Pero eso no es posible. 

El doctor Uri Torruco, infectólogo de Veracruz, explicó a Animal Político que “la azitromicina es un antibiótico sintético que surge a partir de un antibiótico natural que es la eritromicina”.

El doctor Omar Carrasco, académico de la Facultad de medicina de la UNAM coincide.

“La azitromicina es un fármaco sintético que se produce en laboratorio, no hay modo de que la tenga una planta o un alimento de forma natural. Lo realmente peligroso con esto es que la gente deje de protegerse o crea que comer estos productos  le protegen contra el coronavirus”, advierte Uri Torruco. 

La azitromicina aún no ha probado su efectividad contra la COVID-19

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, promocionó el 21 de abril que la hidroxicloroquina y la azitromicina eran un posible tratamiento para el nuevo coronavirus COVID-19. 

Desde entonces, mucha desinformación ha circulado alrededor de estos fármacos, que sí se están estudiando pero que todavía no han dado resultados concluyentes.

Uno de los principales estudios que se realizaron al respecto fue un ensayo clínico no aleatorio, liderado por el médico francés Philippe Gautret, publicado el 20 de marzo y disponible en la plataforma Sciencedirect.

“A pesar de su pequeño tamaño de muestra, nuestra encuesta muestra que el tratamiento con hidroxicloroquina se asocia significativamente con la reducción / desaparición de la carga viral en pacientes con COVID-19 y su efecto se ve reforzado por la azitromicina”, concluyó Philippe Gautret.

Sin embargo, los especialistas han señalado que se trata de una muestra muy pequeña para considerarlo como un tratamiento probado.

Luis Máiz Carro, del servicio de Neumología del hospital Ramón y Cajal señaló a la revista Redacción Médica que estos estudios hay que tomarlos “con cautela”. 

En esta otra verificación el doctor Omar Carrasco explicó que “la azitromicina es un antibiótico y se utiliza en infecciones de vías aéreas altas y bajas. Por eso se ha comenzado a implementar en pacientes con coronavirus que desarrollan neumonía”. Lo que no significa que sea un fármaco probado para la COVID-19.

¿Cómo prevenir la COVID-19?

Lo más importante es no automedicarse y acudir al servicio médico si se tienen síntomas graves de COVID-19 como son tos, fiebre, dolor muscular y dificultad para respirar.

La OMS también señala que las formas más eficaces de protegerse a uno mismo y a los demás frente a la COVID‑19 son: 

  • Lavarse las manos a fondo y con frecuencia. 
  • Evitar tocarse los ojos, la boca y la nariz.
  • Cubrirse la boca con el codo flexionado o con un pañuelo. Si se utiliza un pañuelo, hay que desecharlo inmediatamente después de su uso y lavarse las manos.
  • Mantener una distancia de al menos un metro y medio con las demás personas.
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts