Falso, Biden no promueve un mercado de fetos para experimentar
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Falso, Biden no promueve un mercado de fetos para experimentar

El mandatario estadounidense eliminó la prohibición del uso de tejido fetal para investigación, pero esto no significa el inicio de un mercado negro
22 de abril, 2021
Comparte

Con una imagen que circula en redes sociales  aseguran que existe un mercado de compra de fetos promovido por el actual presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pero esto es falso, sacaron de contexto una noticia y tergiversaron la información para desalentar a la población sobre el uso de la vacuna contra COVID-19. 

En Facebook, por ejemplo, una publicación compartida cientos de veces dice: “Biden quita toda restricción al uso de tejidos fetales obtenidos en abortos para experimentos, tratamientos de cáncer, VIH y COVID-19. La fundación Gates celebró la decisión. Planned Parenthood encabeza la lista de proveedores aprobados”. 

Como muestra del hecho, la publicación presenta una imagen de una noticia del New York Times. Y advierte “para quienes no quieren ver la perversidad detrás de las inyecciones” en referencia a las vacunas contra el COVID-19.

Joe Biden y el uso de tejido fetal para investigación 

La noticia del New York Times que cita la publicación de Facebook en realidad explica que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, eliminó en este mes -abril 2021- las prohibiciones sobre el uso de tejido fetal para investigación.

La información no refiere nada parecido a un mercado negro de tejido fetal, ni de vacunas producidas con restos de tejido fetal. Tampoco menciona que la Fundación Gates celebró el hecho, ni que Planned Parenthood -una organización de servicios de salud reproductiva en Estados Unidos- encabeza la lista de proveedores. 

Con esta noticia se da marcha atrás a lo impuesto por el ex presidente Donald Trump en junio de 2019 y por la que científicos en Estados Unidos mostraron su inconformidad con una carta pública

Esta decisión del gobierno de Biden implica que en Estados Unidos se pueda volver a utilizar el tejido derivado de abortos para investigar posibles tratamientos contra el cáncer, diabetes, VIH y COVID-19. 

Pero esta aprobación tampoco refiere el inicio de un mercado negro de tejido fetal. 

De hecho, las reglas emitidas por el Servicio Nacional de Salud -que aquí puedes consultar- impiden que eso suceda, pues los investigadores, universidades y laboratorios que deseen trabajar con muestras de tejido fetal deberán adquirirlo gracias a donaciones. 

Además, esta adquisición sólo podrá ser de fuentes aprobadas antes del decreto de Donald Trump. Por lo que no podrá existir un mercado negro ni proveedores clandestinos del tejido. 

Las vacunas hechas ¿con fetos?

En las redes sociales circula información sobre que las vacunas contra COVID-19 son creadas con restos de fetos, esto con la intención de desalentar la vacunación  y promover un discurso de odio contra el derecho a la mujer de decidir sobre su cuerpo. 

Anteriormente en El Sabueso explicamos que algunas investigaciones biomédicas utilizan líneas celulares embrionarias, que provienen de dos embriones específicos cuyas células se conservan desde 1972 y 1985.  

Pero eso no significa que se promueva el aborto para realizar vacunas, ni que las vacunas tengan en su interior “fetos abortados”. 

Las líneas celulares son células que se conservan en un laboratorio de forma controlada y que se usan como plataforma para desarrollar vacunas, estrategias terapéuticas y medicamentos. En este texto te explicamos más al respecto. 

¿Por qué el tejido fetal es tan importante para la ciencia? 

Antes de que te asustes, es importante saber que el tejido fetal es un material de gran ayuda para la ciencia.

Los científicos han utilizado el tejido durante décadas para crear líneas celulares y con ello desarrollar vacunas y crear tratamientos contra enfermedades, como lo explicamos anteriormente. 

En entrevista con el New York Times, el doctor Goldstein  explicó que antes de utilizar el tejido fetal, habían fármacos que en su primera etapa eran evaluados en ratones y funcionaban, pero fracasaban al ser aplicadas en humanos. Por eso, insertar tejido fetal en los ratones ayuda a evaluar tratamientos y ver la respuesta inmune similar a la de un humano. 

El doctor McCune, quien también habló con el diario y comentó que el tejido fetal se utiliza para estudiar cómo se desarrollan los órganos y sistemas humanos en el útero. 

 “Es la biología de los jóvenes; ¿cómo se hace estudiando a los ancianos? Simplemente no funciona”, refirió McCune. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.