Esta cadena de Whatsapp no es del Colegio de Médicos de México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Esta cadena de Whatsapp no es del Colegio de Médicos de México

Hay mensajes que se sacan de contexto con la intención de asustar a la población para que no rompan los protocolos sanitarios. Pero eso también es desinformación.
29 de mayo, 2020
Comparte

En WhatsApp circula una cadena que asegura ser del “Colegio de médicos” que tiene muchas afirmaciones ciertas, pero el Colegio Médico de México aseguró que no es de su autoría. 

La misma cadena se ha compartido en publicaciones de Facebook de otros países, principalmente de Latinoamérica. En México, uno de nuestros lectores solicitó su verificación. 

El Colegio Médico de México no escribió ese mensaje

La Dra. Belinda Cázares Gómez, presidenta del Colegio Médico de México A. C. señaló que el mensaje no fue escrito ni emitido como una declaración formal del consejo que representa. 

La doctora Cázares Gómez describió este texto como “información muy imprecisa”. “Es como decirles tengan miedo de esto, pero la realidad es que es mejor saber que tenemos que cuidarnos y tener en cuenta todas las indicaciones que se dan justo para no llegar a un estado crítico”, señaló.

De acuerdo con la especialista el mensaje importante es saber que tenemos que seguir todas las indicaciones que se están dando a nivel nacional e internacional , y tomar todas las precauciones para evitar llegar a esta situación crítica.

“El peligro es que si la población en general se relaja ante los cuidados que se deben de tomar, entonces va a haber mayores contagios y algunos van a evolucionar hacía una condición crítica. Sigamos cuidándonos y teniendo precaución, no podemos volver a la normalidad de ninguna manera todavía”, refirió.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, las formas más eficaces de protegerse a uno mismo y a los demás frente a la COVID‑19 son: 

  • Lavarse las manos a fondo y con frecuencia. 
  • Evitar tocarse los ojos, la boca y la nariz.
  • Cubrirse la boca con el codo flexionado o con un pañuelo. Si se utiliza un pañuelo, hay que desecharlo inmediatamente después de su uso y lavarse las manos.
  • Mantener una distancia de al menos un metro y medio con las demás personas.

Estás medidas son consideradas como eficaces porque la manera en la que virus SARS-CoV-2 se propaga es de persona a persona y puede suceder cuando una persona con el virus salpica gotículas de saliva o moco al hablar o exhalar. Si una persona sana se acerca mucho a una infectada puede inhalar esas gotículas y contagiarse. 

También se puede contagiar si toca alguna superficie que fue salpicada con el virus, y luego lleva sus manos cerca de su cara. 

No todos los casos de COVID-19 requieren hospitalización 

La publicación da varios detalles sobre el procedimiento de intubación invasiva y sus posibles consecuencia como la pérdida de la masa muscular. Aunque en general sus argumentos son verdad, es necesario aclarar que no todos los enfermos de COVID van a desarrollar un cuadro grave. Tampoco es cierto que todos requerirán apoyo de un respirador artificial, según señalan la Secretaría de Salud y la OMS. 

La OMS estima que aproximadamente el 14% de las personas enfermas de COVID-19 presentará un cuadro grave que requiere hospitalización y oxigenoterapia, y el 5% tendrá que ser ingresado en una unidad de cuidados intensivos. En los casos graves, la COVID-19 puede complicarse por síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA). 

¿De qué se trata la ventilación invasiva? 

El texto que se ha compartido de forma masiva dice que “se habla de ventilación, pero mucha gente no sabe de lo que en verdad se trata”. 

Asegura que “la ventilación invasiva para el COVID-19 es intubación que se hace bajo anestesia general, consiste en quedarse 2 a 3 semanas sin moverse, muchas veces boca abajo (decúbito prono) con un tubo en la boca hasta la tráquea, que le permite respirar al ritmo de la máquina a la que está conectado. Usted no puede hablar, ni comer, ni hacer nada de manera natural”. 

Al respecto, la doctora Belinda Cázares Gómez, explica que la ventilación invasiva o ventilación mecánica invasiva “es un procedimiento o estrategia terapéutica que se realiza con fines de recuperar la función pulmonar de un paciente que no lo puede hacer por sí solo o en condiciones de insuficiencia respiratoria”. 

La doctora explica que “se le llama invasiva porque se realiza a través de un tubo endotraqueal para abrir la vía respiratoria y administrar el oxígeno para que haya una buena perfusión de gases”. Este procedimiento también se puede hacer por traqueotomía, que es un procedimiento quirúrgico en el que abre la tráquea para pasar el tubo de forma directa. Esto se hace en casos muy graves y depende del estado en el que se encuentre el paciente. 

De acuerdo con la doctora Cázares Gómez, no necesariamente se necesita anestesia general o que se induzca al paciente a un coma, sino más bien se hace una inducción anestésica para que el paciente pueda relajar su musculatura. Pero no necesariamente es una anestesia general y no puede decirse que al paciente se le deja en un coma inducido.

El infectólogo Uri Torruco coincide: “La ventilación mecánica no es cualquier cosa, el dolor del tubo hace que necesites medicamento. La mayor parte de los pacientes están sedados, no en coma, pero casi”. 

Respecto la posición del paciente intubado “boca abajo”, la doctora Cázares explica que “hay algunas situaciones que requieren ciertas posiciones pero en realidad el paciente no tiene que quedar necesariamente boca a bajo. Cada paciente es diferente y tiene ciertas necesidades específicas y se van tomando las medidas que sean convenientes para cada paciente”. 

El doctor Torruco comenta que “ahora que los pacientes están tan graves tantos a la vez hemos probado cosas que antes no probados como por ejemplo: voltearlos, la pronación que así se llama. La pronación sí está indicado en algunos casos, no se hace en cualquier lado porque requiere cierta técnica”.

Respecto a la pérdida de masa muscular y las posibles secuelas de las que habla la publicación masiva, la doctora explica que en cualquier organismo que tenga esas características críticas va a haber consecuencias, independientemente de su edad. 

Y precisa, que la pérdida de la masa muscular también varia en cada paciente, pues entre otras cosas dependiendo de su índice de masa corporal, o la cantidad de grasa de cada persona. 

“Definitivamente después de salir de una problemática de esa naturaleza requiere de terapia, de ejercicios, para reforzar la estructura respiratoria y general del cuerpo. Tiene que estar en terapia tanto pulmonar como de otro tipo”, refiere Cazares. 

No se puede asegurar que la pandemia termine con la vacuna

La publicación viral  también dice que “esta pandemia termina cuando se encuentre la vacuna, no antes”. Pero de acuerdo con la doctora la vacuna no va resolverlo todo. “Es un virus que no conocíamos, no podemos asegurar que la vacuna ya va a ser la manera de que este virus desaparezca de la faz de la tierra”. Aunque reconoce que la vacuna va ayudar a que la mayor población esté protegida.

 

El Sabueso es uno de los más de 91 verificadores de hechos de 40 países que forman la alianza coordinada por la Red Internacional de Verificación de Hechos para desacreditar la información falsa relacionada con el coronavirus. Encuentra las verificaciones de esta alianza internacional con los hashtag #CoronaVirusFacts y #DatosCoronaVirus , o visita esta página.

Consulta también nuestro micrositio con todas las verificaciones que hemos hecho hasta el momento sobre el Covid-19.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.