COVID: ¿Cómo lograron Chiapas y Campeche tener semáforo verde?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Cómo lograron Chiapas y Campeche tener semáforo verde: estos son sus números

Ambas entidades son las únicas que han logrado esa categoría desde que se implementó el semáforo en junio pasado, ¿cómo llegaron a ese punto? ¿y cómo funciona el semáforo?
Cuartoscuro
3 de diciembre, 2020
Comparte

Al término de la “jornada nacional de sana distancia” en mayo pasado, la Secretaría de Salud federal implementó un semáforo de riesgo epidemiológico, una suerte de guía de cuatro colores que indican qué actividades se pueden realizar y cuáles no, con el fin de evitar que crezcan los contagios del coronavirus.

Los colores son claros. Si la entidad donde vives está en rojo lo ideal es que no salgas de casa si no es “estrictamente necesario”; en el opuesto, si el color es verde “podemos salir, pero con precaución y prevención”. La necesidad de reactivar la economía y las actividades personales han llevado a muchas personas a desear que el estado donde radican esté en verde.

Campeche y Chiapas son las únicas entidades que han logrado pasar al color verde del semáforo de riesgo epidemiológico. ¿Con qué características llegaron a esa clasificación? 

El Sabueso analizó datos oficiales, hasta el 29 de noviembre.

Para no perderte en un mar de cifras, en síntesis encontramos sobre Chiapas: que es la entidad en el país con el nivel más bajo de casos confirmados de COVID, por cada 100 mil habitantes; tiene el nivel más bajo de mortalidad por COVID, y es uno de los dos estados con el nivel más bajo de positividad – las pruebas que se realizan por COVID-19, cuántas salen afirmativas–. 

Es la segunda entidad con menos exceso de mortalidad de todo el país durante el año, con un 6%. Y en cuanto a camas hospitalarias, tenía 98% libres de atención general, y apenas ocupadas el 2% de las que cuentan con ventilador, para pacientes críticos. 

Ahora miremos el caso de Campeche: En cuanto al índice de positividad, que mide la intensidad de la epidemia, presenta el menor porcentaje de todo México, con 13%. En cuanto a hospitalizados, Campeche tenía disponibles el 97% de camas generales y del 100%, en camas con ventilador. Buenos números.

Pero no todos sus indicadores son positivos. En cuanto a muertes por COVID por cada 100 mil habitantes o tasa de mortalidad, Campeche estaba en las posiciones más altas: 24 de 32 estados, con 101 defunciones. 

Y al revisar el exceso de mortalidad este año, Campeche se ubica entre los estados más afectados, al ubicarse en tercer lugar del país, con un un incremento de 58%.

Tanto Chiapas como Campeche, se ubican entre los 10 estados del país con mayor porcentaje de letalidad, es decir, número de defunciones confirmadas entre el número de casos confirmados.

¿Y entonces, por qué están en verde? 

La Secretaría de Salud toma en cuenta una suma de varios indicadores para determinar el semáforo en cada entidad, aunque por ejemplo el índice de letalidad, que es alto en Chiapas y Campeche, no es uno de ellos. Más adelante te explicaremos cuáles son. 

Factores que influyen en el nivel de epidemia

El Sabueso le preguntó a médicos y epidemiólogos qué factores pueden influir en que unos estados sean más o menos propensos a tener casos de COVID y muertes por esa enfermedad, y nos mencionaron: la densidad de población, la movilidad, la edad y nivel de comorbilidades de la población, así como no perder de vista la rapidez de la curva de contagios.

Además, explican los expertos consultados, están las diferencias de política pública o estrategias que se implementan en cada una de las entidades para hacer frente a la epidemia, así como el modo de vida o la forma de interactuar de los habitantes.

La densidad de población

Para distribuir el total del territorio de un estado entre toda su población se emplea el cálculo de densidad poblacional. Este indicador se ha estudiado estos meses en diferentes partes del mundo como una razón relevante para entender cómo se propaga el coronavirus.

De los dos estados en semáforo verde, que estamos revisando, Campeche está entre las 10 entidades con menor densidad del país, se encuentra en el cuarto sitio con 16 pobladores por kilómetro cuadrado. El Inegi la considera baja. 

Chiapas está en la casilla 17 de 32 estados, con 71 personas por kilómetro cuadrado, un nivel medio, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). 

 Un estudio realizado por el Instituto de Economía Laboral de Alemania indica que en Estados Unidos no se comprobó una relación entre la densidad de población y el número de casos por COVID confirmados. Sin embargo, otros estudios realizados con población en Inglaterra, India y Argelia, aseguran lo contrario. 

En entrevista con El Sabueso, la epidemióloga de la UNAM, Guadalupe Soto, afirma que la densidad de población es un factor que juega a favor de “zonas más dispersas” como Campeche y Chiapas, porque cuentan con comunidades que están alejadas de las grandes ciudades y de los centros de urbanización. 

Lo que significa que las personas no están tan cercanas unas de las otras y la frecuencia de interacción es baja.

La movilidad

Para Mauricio Rodríguez, vocero de la Comisión para la Atención de la Emergencia de Coronavirus de la UNAM, lo que Campeche y Chiapas “tienen a su favor” es que, además de tener menos personas en el espacio público, ambos cuentan con una movilidad baja.

En Chiapas y Campeche los habitantes han reducido sus visitas a parques y centros de trabajo, así como han disminuido el uso de transporte público, de acuerdo con el informe de Google –que se basa en los datos de geolocalización y cuya métrica es retomada por la Secretaría de Salud en sus informes–.  

Edad y comorbilidades 

La edad y la presencia de comorbilidades; es decir, la presencia previa de enfermedades como sobrepeso, obesidad, diabetes e hipertensión también influyen en la mortalidad por coronavirus, de acuerdo con autoridades y expertos.

Chiapas es la segunda entidad con menor porcentaje de personas mayores de 60 años entre su población, con 8.14%. Campeche es la décima, con 9.55%. Para tener un parámetro, la Ciudad de México tiene el porcentaje más alto, 14.31% con más de 60 años. 

Campeche, que fue el primer estado en pasar a semáforo verde, está entre los cuatro estados del país con mayor porcentaje de población de 20 años y más que padece sobrepeso, obesidad, diabetes e hipertensión, con un 8%.

En el caso de Chiapas, está en un punto intermedio a nivel nacional, con un 5%, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018. 

¿Cómo entender el semáforo?

El 23 de noviembre la Secretaría de Salud presentó en Palacio Nacional una nueva forma de aplicar el semáforo. Pasó de ser una medición de cuatro a 10 puntos, que se enumeran a continuación:

1.-Número de reproducción efectiva, que se refiere al riesgo de que una persona enferma pueda contagiar a las demás. 

2.-Tasa de incidencia de casos estimados activos por 100 mil habitantes.

3.-Tasa de mortalidad por 100 mil habitantes.

4.-Tasa de casos hospitalizados.

5.-Ocupación hospitalaria de camas generales IRAG.

6.-Ocupación hospitalaria de camas con ventilador.

7.-Positividad al virus SARS-CoV-2.

8.-Tendencia de casos hospitalizados por 100 mil habitantes,

9.-Tendencia de casos de síndrome COVID-19 por 100 mil habitantes.

10.-Tendencia de tasa de mortalidad por 100 mil habitantes.

Al analizar cada uno de los 10 puntos anteriores, los especialistas otorgan una calificación a cada uno de ellos y posteriormente se comparan los resultados con un rango establecido, en donde se pueden obtener de cero a cuatro puntos dependiendo qué tan buena fue la calificación. 

Por ejemplo, las autoridades de un estado pueden decir que en el punto uno  del listado, que es “número de reproducción efectiva”, les fue muy bien, entonces obtienen un cuatro, pero si tienen malas cifras entonces recibirán un cero.

El valor que haya obtenido (de cero a cuatro) cada uno de los puntos del listado se suman, y con ese nuevo valor se conoce en qué color del semáforo está la entidad, basados en el siguiente cuadro.

Campeche y Chiapas en semáforo verde

Mauricio Rodríguez, de la comisión de COVID de la UNAM, asegura que los nuevos factores de análisis permiten que el semáforo sea más sensible y preciso, porque “no es lo mismo una pandemia activa con casos leves a una pandemia activa con varios casos hospitalizados o muchas muertes”.

Pero por otro lado, la epidemióloga Guadalupe Soto pone en duda la transparencia con la que se recaban dichos datos.

 “En el tema del semáforo se hablan de varios indicadores pero no se tiene la certeza de cómo se están midiendo… Las autoridades federales tienen que confiar en las federativas pero siento que sí debería haber cierta supervisión o vigilancia, o algo que pudiera garantizar que estos indicadores son confiables”, dice.

“Obviamente nunca vamos a tener cifras reales porque siempre va a haber un subregistro”, afirma la epidemióloga Soto. Además, “en el caso de los estados que tienen un número bajo de casos hay que ver si realmente (las autoridades a través de pruebas) los están buscando, y si realmente la estrategia va encaminada a eso”.

El experto Rodríguez aclara que “sí existe un subregistro real, se llama el análisis de mortalidad en exceso. Lo que indica es que el sistema no está registrando que la muerte sea por COVID, pero se puede decir que (incluye) toda esta gente que no se está atendiendo a tiempo y se están muriendo, que ni siquiera lo están viendo los hospitales”.

La rapidez en la curva

Desde marzo, el subsecretario para la prevención y promoción de la Salud, Hugo López-Gatell explicó que los picos de la pandemia se darían en diferentes momentos en cada uno de los estados, por las características sociales de cada entidad, como la movilidad, la atención hospitalaria y el acatamiento a las medidas de sana distancia.

El subsecretario también explicó al inicio de la pandemia en México que probablemente habría un momento en que algunos estados estarían “bajando la curva”, mientras otros apenas irían a la cresta.

En la siguiente gráfica, basada en datos oficiales, se observa cómo los puntos máximos que hasta ahora han registrado Campeche y Chiapas, en semáforo verde, fueron hace 20 semanas, mientras que los estados con semáforo rojo como Chihuahua y Durango se registraron hace pocas semanas.

Campeche y Chiapas en semáforo verde

El punto máximo de Campeche se alcanzó a la semana 28 con 620 casos, mientras que Chiapas marcó el registro con 798 casos a la semana 22.

Chihuahua alcanzó su punto más alto en la semana 42 con 3 mil 575 casos, y Durango lo hizo en la semana 43 con mil 788 casos.

La epidemióloga Guadalupe Soto insiste en que “la inmunidad no es para toda la vida, entonces si Chiapas alcanzó un pico en la semana 20 ahorita es muy posible que sean susceptibles de contagiarse de COVID-19 de nuevo. Incluso los estados en verde y en amarillo también pueden tener un repunte a rojo”.

Para el vocero de la Comisión para COVID de la UNAM es importante recordar que “verde significa que el riesgo de transmisión y de contagio es bajo, pero la única manera en la que podemos decir que se acabó el virus es que hayan pasado varios meses sin que se detecte un solo caso. Que cuando se apliquen varias pruebas todas salgan negativas”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.