Científicos usan líneas celulares humanas en el desarrollo de vacunas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Científicos usan líneas celulares humanas en el desarrollo de vacunas, pero no promueven el aborto

El cardenal español Antonio Cañizares revivió el rumor de que las vacunas están hechas de “fetos abortados”. Aunque algunas investigaciones biomédicas sí utilizan líneas celulares embrionarias, pero no son lo mismo.
22 de junio, 2020
Comparte

La semana pasada un arzobispo español declaró que algunas de las vacunas que se desarrollan contra la COVID-19 están hechas con “células de fetos abortados”. Este tipo de argumentos no es nuevo, y de hecho es muy utilizado por los grupos antivacunas y antiaborto. 

Es verdad que muchas investigaciones biomédicas emplean líneas celulares embrionarias, pero eso no significa que se promueva el aborto para realizar investigación médica, ni se realiza investigación médica con un montón de “fetos abortados”. 

¿Qué dijo el cardenal?

Según reportaron medios internacionales, el arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, advirtió en misa que “el diablo existe en plena pandemia, intentando llevar a cabo investigaciones para vacunas y para curaciones. Nos encontramos con la dolorosísima noticia de que una de las vacunas se fabrica a base de células de fetos abortados. Así de claro”. 

Ante las declaraciones de Cañizares y los cuestionamientos de la prensa, el arzobispado envió un comunicado en el que aseguró que “el cardenal se expresó así ante las informaciones internacionales publicadas acerca de varias líneas de investigación que plantean problemas bioéticos en la producción y uso de vacunas contra el COVID-19, en las que, según se afirma, se han utilizado para su fabricación células humanas de abortos, como señaló el pasado 12 de junio la revista Science en el artículo “Las vacunas que usan células fetales humanas fuertemente criticadas”. 

En efecto, el artículo de Science refiere que algunos de los proyectos que buscan una vacuna para la COVID-19, utilizan “dos líneas celulares fetales humanas: HEK-293, una línea celular de riñón ampliamente utilizada en investigación e industria que proviene de un feto abortado en 1972; y PER. C6, una línea celular patentada propiedad de Janssen, una subsidiaria de Johnson & Johnson, desarrollada a partir de células retinianas de un feto de 18 semanas abortado en 1985”. 

¿Qué son las líneas celulares?

Mauricio Rodriguez Alvarez, académico de la Facultad de Medicina y vocero de la comisión de la UNAM para el COVID-19, explica que para hacer una vacuna se necesita tener una plataforma biotecnológica que pueda producir de forma controlada muchas dosis de vacuna al mismo tiempo. 

Por eso, “desde hace muchos años se ha estado buscando tener líneas celulares, o sea unas células que se puedan conservar en un laboratorio de forma controlada y que se puedan usar en plataformas biotecnológicas de gran escala”, señala Rodríguez Álvarez. 

Las células HEK, que en algún momento se derivaron de cultivos embrionarios de riñón, son líneas celulares que se usan para mucha investigación. De hecho, existen líneas celulares que se han obtenido de animales o de tumores. Rodríguez Alvarez también advierte que un embrión no es un individuo. 

De acuerdo con el especialista “la ventaja que tienen estos sistemas es que todas las células que se utilizan ahí vienen de la misma célula y eso permite tener un cultivo controlado para poder reproducir los resultados”. 

“Las líneas celulares además sirven para poder realizar de forma controlada y reproducible muchos experimentos y estudios de investigación científica con los que se ha logrado explicar cómo funciona el organismo, se han podido probar medicamentos, estrategias terapéuticas y de diagnóstico”, señala. 

¿De dónde salieron HEK y PER?

De acuerdo con Creative Biolabs, una compañía alemana de biotecnología que proporciona la línea celular HEK293, ésta se ha utilizado para producir muchos anticuerpos recombinantes, proteínas de fusión de anticuerpos y proteínas importantes para el neurofarmacología.

Creative Biolabs asegura que la línea celular HEK293 fue generada originalmente por la transformación de células normales de riñón embrionario humano después de la exposición a fragmentos cortados de ADN de adenovirus humano tipo 5 (Ad5). 

Mientras que PER.C6 es un sistema de fabricación que puede usarse para producir una variedad de productos biofarmacéuticos, incluidas vacunas, productos de terapia génica, anticuerpos y otras proteínas terapéuticas. 

La compañía explica que la línea celular PER.C6 “se deriva de células retinianas embrionarias humanas, originalmente del tejido retiniano de un feto de 18 semanas de edad abortado en 1985”. 

¿Las vacunas son seguras?

Las vacunas fortalecen el sistema inmune, al exponerlo a un patógeno para que genere anticuerpos de forma natural. Pero para tener ese patógeno que generalmente son virus hay que cultivarlos y eso se tiene que hacer dentro de células, pues los virus sólo pueden existir al replicarse en las células, según explicó en 2019 Maldita Ciencia. Por esa razón, algunos proyectos emplean estas líneas celulares para crear vacunas. 

De acuerdo con el especialista de la UNAM “las vacunas son el producto para la salud que tiene los requerimientos regulatorios más amplios del mercado. Las vacunas son seguras y su beneficio siempre supera cualquier mínimo riesgo que pudiera haber. Siempre va a ser mejor usar una vacuna que no usarla”, refiere. 

La Organización Mundial de la Salud explica que “todas las vacunas aprobadas son sometidas a pruebas rigurosas a lo largo de las diferentes fases de los ensayos clínicos, y siguen siendo evaluadas regularmente una vez comercializadas”.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.