close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Cómo surgió el movimiento Me Too y cómo revivió en México?

Me too fue un movimiento creado por la activista estadounidense Tarana Burke en 2006 para atender a mujeres jóvenes de comunidades marginadas que sufrieron algún tipo de violencia sexual.
27 de marzo, 2019
Comparte

En  días recientes, decenas de mujeres denunciaron en redes sociales el acoso psicológico y sexual de escritores mexicanos a través del hashtag #MeTooEscritoresMexicanos. Rápidamente surgieron cuentas de Twitter para denunciar el acoso en otros campos como el periodismo, el cine, el teatro, la política y el activismo.

El movimiento Me too (Yo También) revivió en 2017 tras la ola de acusaciones en contra del productor cinematográfico, Harvey Weinstein. Sin embargo, su origen data desde el 2007.

¿Cuál es el origen del movimiento?

Me too fue un movimiento creado por la activista estadounidense Tarana Burke en 2006 para atender a mujeres jóvenes de comunidades marginadas que sufrieron algún tipo de violencia sexual.

Según relató la activista, cuando trabajaba en un refugio de jóvenes una chica de 13 años le platicó que era abusada sexualmente por su padrastro. A la mitad de la historia, Burke la interrumpió y la dirigió con alguien más. La joven nunca regresó al refugio.

Burke lamentó no haber sido capaz de compartir con la chica que ella también fue abusada y decirle “Me too”. Así, la activista decidió crear una red de acompañamiento legal para casos de violencia sexual. El movimiento comenzó con una página en MySpace y más tarde obtuvo su primer financiamiento en 2007. La organización aún existe y atiende casos a lo largo de Estados Unidos.

Me Too en 2017

El 5 de octubre de 2017, el diario estadounidense The New York Times publicó un reportaje sobre el acoso sexual de más de 30 años que el productor cinematográfico Harvey Weinstein ejerció contra actrices, modelos y productores.

La investigación incluyó el testimonio de ocho actrices, además de entrevistas con empleados y ex empleados, documentos legales, correos electrónicos y documentos internos de las productoras que dirigió.

Tres días después de la publicación del documento, el productor fue despedido de Weinstein Company, de la cual era co-fundador.

A las denuncias contra Weinstein por hostigamiento sexual se sumaron más de 40 actrices y modelos como Angelina Jolie, Salma Hayek, Cara de Levignge y Uma Thurman.

En el contexto de crecientes acusaciones en contra del productor, la actriz Alyssa Milano compartió en Twitter la sugerencia de un amigo de escribir Me too (yo también) si en el pasado fueron acosadas o violentadas sexualmente. En pocas horas, el hasthag #Metoo se hizo viral y fue compartido en casi 14 millones de tweets.

El actor Kevin Spacey, protagonista de la serie de Netflix House of Cards, también fue acusado por Anthony Rapp, quien narró que en 1986 cuando tenía 14 años, fue hostigado sexualmente por el actor. En los días posteriores Netflix canceló su participación en la serie y fue despedido por la productora.

A la serie de denuncias se sumaron las acusaciones contra el comediante Louis CK, el productor musical Russell Simmons, los actores Geoffrey Rush y Jeffrey Tambor y el agente Adam Venit.

A lo largo de un año, 425 personas en Estados Unidos fueron señaladas de hostigamiento sexual y abuso de poder. Las denuncias se extendieron a otras industrias como política, arte, finanzas, medios de comunicación, deportes y tecnología.

Me too Mexicano

Al tiempo de las denuncias en contra de Weinstein, Karla Souza sostuvo en una entrevista en Radio Fórmula que fue acosada de manera sistemática en los primeros años de su carrera, uno de los motivos que la impulsó a abandonar el país.

También las actrices Kate del Castillo, Alejandro Ávalos y Dulce María señalaron que Televisa invitaba a sus actrices a cenas para tener relaciones sexuales con publicistas y las  promocionaba en un catálogo a sus ejecutivos a cambio de grandes sumas de dinero.

“Me habló una señora de las famosas representantes de artistas y me dijo que había un catálogo de artista y que sí quería participar. […] Ella me manejaba cifras muy importantes para que accediera. Me decía que había hasta un millón de pesos por noche para que uno acompañara a algún ejecutivo o cliente de Televisa”, sostuvo Alejandra Ávalos en una rueda de prensa.

En la serie documental de Netflix, “Cuando conocí al Chapo”, Kate del Castillo afirmó: “La propia empresa te sexualizaba en ese entonces de una manera muy fuerte. Las comidas de publicistas eran básicamente una elegida si te invitaban. Porque literalmente esas comidas eran para ofrecer a las actrices a los publicistas que son la gente que mete el dinero en Televisa”.

En noviembre de 2017, 76 standuperas mexicanas firmaron una carta con el hashtag #Yaestuvo en donde pedían un alto al hostigamiento y abuso sexual en el gremio de comediantes luego que la standupera Myr Ramírez denunciara la violencia sexual del comediante Fredy “El Regio”.

En febrero de 2018, la periodista Carmen Aristegui presentó una serie de entrevistas en las que figuras del medio artístico y deportivo denunciaron haber sido víctimas de acoso sexual y psicológico resultado de una situación de poder en sus espacios de trabajo. Las celebridades que compartieron su testimonio fueron: las actrices Karla Souza, Paola Núñez, Stephanie Sigman, la dramaturga Sabina Berman, la comediante Sofía Niño de Rivera, la clavadista Azul Almazán y la editora de moda Lucy Lara.

El resurgimiento del Me too en México

El 22 de marzo, la comunicadora política Ana G. González, publicó en su cuenta de Twitter que el escritor Herson Barona golpeó, manipuló, embarazó y amenazó a más de diez mujeres. Otras mujeres comentaron que fueron agredidas por el escritor.

El día siguiente, fue creado el hashtag #Metooescritoresmexicanos y la cuenta @metooescritores para denunciar a presuntos agresores. El 24 de marzo, a poco más de un día de su creación, 134 escritores fueron mencionados, ocho de ellos, por más de cinco personas.

También fueron creadas cuentas de Twitter para denunciar el hostigamiento sexual en otros ámbitos como el periodismo, el cine, el teatro, la política, la academia, la publicidad y la programación.

@MeTooCineMx

@MeTooPeriodista

@MeTooCreativos

@metoomusicamx

@MeTooFotografos

@metooartesmx

@MeTooEmpresario

@metootechmx

@MeTooAbogadosMx

@MeTooMedicina

@MeTooActivista1

@metootuiteros

@metooteatromx

@MeTooJalisco

@MeTooAcademicos

@MeTooPoliticos

@MeTooAgenciasMx

@MeTooCulturaMex

En apoyo al movimiento #Metooescritoresmexicanos, el colectivo Periodistas Unidas Mexicanas (PUM) promovió el hashtag #Metooperiodistasmexicanos y abrió un canal de denuncias anónimas a través de su cuenta de Twitter @PUMperiodistasmexicanos. Según el comunicado que compartió el colectivo, hasta la noche del 25 de marzo, fueron recibidas 120 denuncias en contra de reporteros, fotógrafos, editores y columnistas de medios mexicanos, de los cuales 119 son hombres.

Ante dichas denuncias, Chilango y Más por más separaron del cargo a dos de los tres colaboradores señalados. Por su parte, CIMAC noticias y La red de Periodistas a Pie, cuyos colaboradores también fueron señalados, se comprometieron a realizar una revisión interna y revisar los protocolos para atender casos de acoso.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.