#SemáforoRojo: ¿Hay riesgo de contagiarme si pido algo a domicilio?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

#SemáforoRojo: ¿Hay riesgo de contagiarme si pido algo a domicilio, debo desinfectar?

Al aplicarse otra vez Semáforo Rojo en el Valle de México surgen de nuevo dudas sobre posibles contagios con entregas a domicilio.
Cuartoscuro
25 de abril, 2020
Comparte

Nota del editor: Está nota se publicó originalmente el 25 de abril del 2020, pero fue actualizada el 18 de diciembre de 2020. 

La Ciudad de México y el Estado de México volvieron esta mañana al semáforo rojo. El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, y las autoridades locales detallaron que habrá suspensión temporal de actividades económicas no esenciales desde este sábado 19 de diciembre, y hasta el 10 de enero de 2021. Con ello, la recomendación general es quedarse en casa, y por ejemplo si quieres comprar comida de un restaurante, pedirla para llevar o a domicilio. 

Desde el inicio de la pandemia, los lectores de Animal Político y El Sabueso han formulado numerosas preguntas sobre las formas de evitar la infección de coronavirus-COVID-19. Para responderlas, hemos consultado con fuentes de información oficiales, nacionales e internacionales, y con médicos y expertos:

¿Hay que lavar lo que compras en el super o que llega a domicilio?

Una de las preguntas más recurrentes es si hay que lavar los artículos que se compran en el supermercado o que llegan a domicilio, lo mismo con los alimentos.  Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, señalan que “se cree que el riesgo de infección por el virus a través de productos alimenticios, alimentos envasados y bolsas es muy bajo”. 

Los CDC dicen que “por el momento no se han identificado casos de COVID-19 en los cuales se crea que la infección ha sido causada por el contacto con alimentos, envases de alimentos o bolsas de compras”.

Sin embargo, como una precaución extra y si te hace sentir más seguro, expertos comentaron que puedes limpiar productos como las latas de refresco, las botellas de plástico de agua, los cartones o recipientes de leche, etcétera.

Para la limpieza puede utilizarse simplemente un paño, o una esponja de lavar trastes, y jabón convencional.

Sobre este punto, el infectólogo Uri Torruco, del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y de Nutrición Salvador Zubirán, solo pone un matiz para tener en cuenta: no usar cloro puro para lavar los alimentos porque puede resultar nocivo para la salud. El jabón convencional, el que se usa para lavar trastes por ejemplo, es suficiente.

Los CDC también advierten que para desinfectar los alimentos envasados en cartón y plástico no debe usarse desinfectantes como cloro y amoníaco.

Y, ¿los alimentos frescos? 

La Clínica Mayo señaló en octubre que existe la posibilidad de que el coronavirus permanezca en la fruta y las verduras que tocó una persona con el virus. “Pero no se sabe si esto puede hacer que te enfermes con la COVID-19”.

Por ello, la mejor práctica es seguir las pautas para la seguridad de la comida y lavar todas las frutas y las verduras cuidadosamente, poniéndolas bajo agua corriente, antes de comerlas. 

Los CDC también señalan que no es buena idea lavar los productos frescos con jabón, cloro, desinfectante, alcohol ni con otros productos químicos. También recomiendan frotar los alimentos frescos como frutas y verduras sin cortar con un cepillo limpio. Esto debe hacerse aunque se le vaya a quitar la cáscara o piel.

Otro punto importante es que, de acuerdo con los CDC, “no está demostrado que condimentos como la sal, el vinagre, el jugo de lima y el jugo de limón sean eficaces para quitar los gérmenes de los productos frescos”.

¿Hay riesgo con la comidas a domicilio?

El doctor Mauricio Rodríguez Álvarez, profesor de la Facultad de Medicina y vocero de la Comisión de la UNAM para el COVID-19, subraya en entrevista que los alimentos “no se contagian con el coronavirus”, por lo que no hay riesgo de que la comida venga infectada, o que pueda infectar a quien la ingiera.

“Las características químicas de los alimentos, la acidez, las grasas, y la temperatura a la que se cocinan, limita mucho la efectividad del virus, lo lastima y ya no es infeccioso”, hace hincapié el doctor, que añade que no hay pruebas, hasta ahora, de que el COVID-19 se contagie por su ingesta hacia el estómago. 

“El contagio es por vía respiratoria”, precisa.

Sobre los empaques en que llega la comida, te mencionamos al inicio que hay un riesgo bajo, aunque para sentirte más seguro, puedes limpiarlos.

¿Y si pido una pizza?

En caso de que sean alimentos para compartir, por ejemplo, una pizza al centro de la mesa, la sugerencia es, uno, lavar la caja con el trapo húmedo y jabón. Y dos, no ponerla al medio para que los comensales la abran y cierren cada vez que quieran tomar un pedazo, sino abrir la caja en la cocina, dejarla abierta, y que una sola persona, que se haya lavado antes las manos con jabón, sirva las porciones.

En este tema, señala el experto, un llamado para los restaurantes, comercios, etcétera, que dan servicio a domicilio, es que “bajo ningún concepto” pongan a trabajar a personas con cualquier síntoma de fiebre, tos, estornudos. 

Es decir, que no manipulen alimentos, o cualquier otro producto, ni los empaquen, y menos aún, que los repartan a domicilio.

“Es muy importante que estos establecimientos tengan un filtro sanitario de todo su personal, para disminuir al máximo el riesgo de contagio a otras personas, y si detectan que alguien tiene síntomas que no lo pongan a trabajar, es de sentido común”, recalca el vocero de la UNAM.

El infectólogo Uri Torruco añade una recomendación: cambiar los envases en los que llegaron la comida. Por ejemplo, y continuando con el ejemplo de la pizza, lo recomendable sería: recibir la pizza, lavar el envase de cartón, lavarse las manos, sacar la pizza, colocarla en un plato, tirar el envase de cartón a la basura, y volverse a lavar las manos.

Esta misma práctica está presente dentro de las recomendaciones de la Clínica Mayo, quien agrega que luego de sacar del empaque la comida, lo mejor es tirar los recipientes, y desinfectar cualquier superficie que haya estado en contacto con ellos.

Un último punto es que para ayudar a prevenir la propagación del COVID-19, lo mejor es pagar en línea y tener el menor contacto posible con la persona que entrega los alimentos a domicilio. 

¿Puedo pasear a mi mascota por la calle? 

Otra de las preguntas recurrentes es si las mascotas pueden pasear por la calle, y si no hay riesgo de que puedan transportar partículas del virus de vuelta a casa.

La doctora Ylenia Márquez, responsable del área de Urgencias y Terapia Intensiva del Hospital Veterinario de Especialidades de la UNAM, recomienda como una precaución adicional lavarle las patitas a nuestras mascotas cuando se regrese al domicilio, y secárselas muy bien porque la humedad favorece la aparición de infecciones.

Pero, ojo, hay que lavárselas con un trapo húmedo, agua y jabón común, en ningún caso con cloro u otros productos químicos agresivos, como el amoníaco, ya que eso dañaría gravemente la salud de los animales.

La especialista también recomienda esterilizar la correa con la que se saca a pasear a la mascota porque ésta es “una extensión de nuestras manos”, y pide que no se tomen medidas extremas, como colocarle un cubrebocas al animal, porque probablemente “van a terminar en el estómago del perro y entonces sí habría que ir al veterinario porque se lo tragó”.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), del departamento de Salud del gobierno estadounidense, también dan el visto bueno a que se pasee a las mascotas por la calle, pero también ofrecen una serie de recomendaciones. Por ejemplo, mantener siempre una distancia de al menos dos metros con otras personas o mascotas.

 No reunirse en grupos, y no sacar a la mascota en parques concurridos. Y para ayudar al distanciamiento social, los CDC recomiendan que “no permita que otras personas acaricien a su mascota mientras pasean”.

¿Tiene riesgo de contagiarse mi mascota o de contagiarme?

Hasta el 11 de diciembre, los CDC informaron que “se ha notificado una pequeña cantidad de casos de mascotas, incluidos perros y gatos, infectadas por el virus que causa el COVID-19, en su mayoría después de haber estado en contacto cercano con personas con COVID-19”.

Pero los CDC aclaran que con base en la información disponible hasta la fecha, “el riesgo de que los animales transmitan el COVID-19 a las personas se considera bajo”.

Aún así recomiendan tratar a las mascotas como a otros familiares humanos, así que ellos tampoco deben interactuar con personas fuera del hogar. Si alguien enferma, lo mejor es que se aísle hasta de las mascotas. 

Esta información se actualiza de forma constante, así que si tienes dudas puedes consultar directamente la página de los CDC

Con información de Manu Ureste

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.