Esta publicación mezcla datos falsos y verdaderos sobre el cubrebocas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Esta publicación mezcla datos falsos y verdaderos sobre el uso de cubrebocas

La “falta de oxígeno” es una sensación transitoria en lo que empezamos a acostumbrarnos al cubrebocas, explicó un experto.
14 de junio, 2020
Comparte

“El terrible cubrebocas”, así se titula un texto que se difunde en redes sociales al menos desde el pasado 20 de mayo. Entre otras cosas, se asegura en él que el usar cubrebocas “puede tener consecuencias catastróficas” para la salud y para la convivencia social.  Aunque es verdad que el subsecretario de Salud no recomienda su uso para personas que no convivan con pacientes de COVID-19, existen estudios que sustentan su uso y señalan que si se usan de forma correcta no representan un peligro para la salud, y en cambio podrían contribuir a prevenir la propagación de la enfermedad. 

Una de las publicaciones que difundió el texto ya se compartió más de 18 mil veces desde el 6 de junio. En los comentarios, algunos usuarios expresaron su molestia al usar el cubrebocas y apoyaron la idea de dejar de emplearlo. Por ejemplo, alguien publicó: “me siento tan mal cuando lo tengo que usar, me siento como prisionero, es horrible”. 

¿El cubrebocas hará que las personas sanas enfermen? 

Según la publicación que se comparte de forma masiva “su uso permanente hará que las personas sanas enfermen porque están respirando aire en menor cantidad de lo que su cuerpo necesita”. 

La publicación también asegura que “a momentos en vez de respirar aire, respiramos CO2 venenoso al organismo”. El texto dice que “si hay una deficiencia de oxígeno todos los órganos del cuerpo comenzarán a funcionar deficientemente. Esto creará enfermedades y eventualmente la muerte a las personas más débiles”. 

Es verdad que la falta de oxigenación y ventilación en el cuerpo tiene consecuencias negativas para el organismo, pero de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), “utilizar mascarillas médicas durante mucho tiempo puede ser incómodo, pero no provoca intoxicación por CO2 ni hipoxia”.

La OMS explica que las mascarillas médicas o quirúrgicas son planas o plisadas, y sugiere no reutilizar las mascarillas desechables y cambiarlas cuando se humedezcan.

El doctor Daniel Pahua Díaz, académico del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNAM, nos explicó en esta otra verificación que: “Puede que esta desinformación surja de la sensación de falta del aire por la obstrucción mecánica dependiendo del tipo de cubrebocas que estemos utilizando. Pero la sensación de obstrucción es porque no estamos habituados al uso del cubrebocas. Pero como tal no nos va a provocar ningún tipo de hipoxia”.

De acuerdo con el doctor Pahua, esa “falta de oxígeno” es una sensación transitoria en lo que empezamos a acostumbrarnos al cubrebocas.

¿Sólo protegen los cubrebocas con filtro? 

La publicación masiva dice “sólo los cubrebocas con filtro protegen en un 95% y los de tela o esponja protejen 0%”. Por eso acusa que “estos últimos que no protegen en absoluto los usan con diseños extravagantes y generalmente de algodón los cuales no sirven de nada más que para obstruir el aire que respiran”

La enfermedad COVID-19 se transmite de persona a persona mediante las gotículas de saliva y moco que una persona infectada con el virus SARS-CoV-2 puede expulsar al hablar, toser o estornudar. 

Pero es falso que sólo los N95 sean efectivos. De hecho, como ya explicamos, la OMS recomienda el uso de mascarillas médicas o quirúrgicas, y los CDC y la UNAM el uso de mascarillas de tela. 

Por ejemplo, de acuerdo con un estudio realizado por la UNAM una mascarilla hecha con 3 capas de tela de poliéster tienen una eficiencia de 93%, pues permiten que pasen gotas menores a 0.63 micrómetros. 

⚠️ A partir de hoy 1 de junio el uso de cubrebocas 😷 será obligatorio para todas las personas que habiten o transiten en…

Posted by Facultad de Ciencias on Monday, June 1, 2020

Además, tanto la OMS como los CDCs y la Secretaría de Salud han enfatizado en que los cubrebocas “son efectivos sólo cuando se usan en combinación con la limpieza frecuente de las manos con un desinfectante para manos a base de alcohol o agua y jabón”.

La OMS señala que  “las mascarillas médicas y respiradores del tipo N95, FFP2 o equivalentes se recomiendan y deben reservarse para los trabajadores sanitarios que están atendiendo a pacientes”, pues son los más expuestos al virus. 

¿Se recomienda usar cubrebocas en la calle?

“En México la recomendación del secretario de salud es no usar cubrebocas en la calle, pero es común ver a muchos en la calle con cubrebocas no se si por ignorancia o por moda. De momento sólo deben usarse en interiores. Incluso he visto bebés con cubrebocas y no saben el daño que les hacen”, dice la publicación en redes. 

La OMS señala que actualmente no hay suficientes pruebas a favor o en contra del uso de mascarillas (médicas o de otro tipo) por personas sanas de la comunidad en general. Sin embargo, instancias gubernamentales como los Centros del Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos,  y académicas como la UNAM sí recomiendan que personas sin síntomas usen cubrebocas en lugares públicos y de hecho recomiendan que en esos casos sean hechos de tela.

Lo anterior, debido a que algunos estudios han demostrado que algunas personas enfermas no desarrollan síntomas, por lo que podrían propagar la infección sin saberlo. Entonces, una persona sana puede infectarse si inhala esas gotitas o toca alguna superficie contaminada. Pero a veces, los síntomas tardan en aparecer hasta 14 días, por lo que alguien puede tener el virus y no saberlo. 

¿Su uso no será parte de los protocolos? 

“A nivel internacional ya trabajan y elaboran protocolos (…) y en esas normas les aseguro que no van a excluir el uso del cubrebocas”, dice la publicación de Facebook.

Es verdad que el cubrebocas forma parte de los protocolos establecidos para regresar a la llamada “nueva normalidad”. Como por ejemplo en el Plan Gradual hacia la Nueva Normalidad que publicó el gobierno de la Ciudad de México en la Gaceta oficial.  Sin embargo, todavía no se sabe cuánto tiempo durarán estas recomendaciones pues todavía no se conoce cuánto tiempo más durará está pandemia. 

***

El Sabueso es uno de los 91 verificadores de hechos de 40 países que forman la alianza coordinada por la Red Internacional de Verificación de Hechos (International Fact Checking Network, IFCN) para desacreditar la información falsa relacionada con el coronavirus. Encuentra las verificaciones de esta alianza internacional con los hashtag #CoronaVirusFacts y #DatosCoronaVirus , o visita esta página.

Consulta también nuestro micrositio con todas las verificaciones que hemos hecho hasta el momento sobre el Covid-19.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.