¿Delta plus? Esto es lo que sabemos sobre los cambios en la variante delta
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Delta plus? Esto es lo que sabemos sobre los cambios en la variante delta

SARS-CoV-2 sigue mutando. Y aunque es un hecho que existe la variante delta plus, se han detectado muy pocos casos y aún falta tener más datos de sus características.
11 de agosto, 2021
Comparte

Desde hace algunas semanas comenzamos a escuchar sobre la variante “delta plus”, una nueva versión de la variante delta del virus SARS-CoV-2. 

Seguro piensas, ¿es en serio? ¿Aún seguimos lidiando con la variante delta  y ya hay una forma “plus”, al acecho? 

Ante los comentarios en redes, consultamos a expertos, quienes nos explicaron que si bien sí existe esa mutación, aún son muy pocos los casos detectados, falta comprobar sus características, y hasta ahora se mantiene la certeza de la efectividad de las vacunas. 

Aunque, como ya aprendimos con el surgimiento de las primeras variantes, también nos mencionaron que es necesario vigilar su comportamiento, y entender que el virus que provoca la enfermedad COVID-19 seguirá cambiando. 

“Plus” es una mutación adicional en la variante delta

La variante delta (B.1.617) del virus se identificó por primera vez en India en octubre pasado. A la postre, el 22 de junio, el Ministerio de Salud indio comenzó a hablar sobre una nueva versión, denominada “delta plus”. 

El “plus” significa que se ha producido una mutación adicional en la variante delta, llamada K417N.  

Según el ministerio de India, es una “versión preocupante” de delta. ¿Por qué?

Porque científicos identificaron en ella una unión más fuerte a los receptores de las células pulmonares, una reducción potencial de la respuesta de anticuerpos monoclonales y un posible escape inmunológico posterior a la vacunación, en comparación con el virus original. 

Suena muy técnico, ¿verdad? Más adelante explicaremos esto con más detalle. 

Antes recordemos que las variantes y sus características se forman cuando una parte del virus muta, y crea nuevas versiones del mismo SARS-CoV-2. Dentro de las mismas variantes también puede haber mutaciones diferentes, a las que los científicos se refieren como linajes. 

Para entender esto de forma más clara, el doctor Alfonso Carrera nos pone un ejemplo con cachorros:

Imaginemos que de una camada nacen cinco cachorros que se llaman SARS-COV-2. Todos son iguales salvo dos, que sus genes los hicieron negros en lugar de blancos, como el resto de sus hermanos. Estos dos perritos de color oscuro son los perritos “delta”.

Uno de ellos no solo es negro, también tiene los ojos azules, cuando todos los demás son de ojos castaños. Sería el cachorro “delta plus”, porque la mutación de sus genes le ha dado características diferentes a las de sus hermanos. 

Si alguna vez has visto una camada de perritos, seguro te has dado cuenta que ninguno es exactamente igual a otro, y cada generación tiene características diferentes a la de sus ancestros. 

Lo mismo sucede con los virus: el SARS-CoV-2 va mutando y creando nuevas variantes, que a su vez tienen características particulares. 

De hecho, el infectólogo Uri Torruco describe que actualmente se conocen cientos de variantes y mutaciones del SARS-CoV-2, pero no se habla de todas ellas pues solo algunas se consideran de interés o de preocupación. 

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no distingue las variaciones de la variante delta como una variante adicional, las engloba juntas.

Así que, hasta el momento, para la OMS siguen habiendo cuatro variantes de preocupación (alpha, beta, gamma y delta). Todas ellas con presencia en México. 

La mutación K417N se encuentra en donde el virus se “enlaza” a la célula que infecta

Como mencionamos más arriba, según el gobierno indio la forma delta plus tendría mayor transmisibilidad, una unión más fuerte a los receptores de las células pulmonares, una reducción potencial de la respuesta de anticuerpos monoclonales y un posible escape inmunológico posterior a la vacunación, en comparación con el virus original. 

Al respecto, el infectólogo Uri Torruco menciona que eso de los anticuerpos monoclonales se refiere a las nuevas terapias contra la COVID, dirigidas específicamente contra unas partes del virus. 

Variantes como la delta plus podrían afectar los resultados de estos tratamientos. “El problema es que son tan específicos, que con una mutación ya dejan de funcionar”, señala Torruco.

Aunque también apunta que, ante este tipo de variantes, los fabricantes de los tratamientos también trabajan en modificar las medicinas, para que sigan funcionando. 

El doctor Alfonso Carrera también nos explicó que la mutación K417N afecta la membrana mejor conocida como proteína S o spike, que es la llave de entrada del virus a la célula. 

“La variante delta y delta plus tienen esa característica, que pueden evadir más fácilmente al sistema inmunológico, infectar a más células en un menor tiempo, lo que los convierte en un virus más transmisible y contagioso”, dice Carrera. 

Además, “la delta plus podría tener una ligera ventaja a la hora de infectar y propagarse entre personas que se infectaron anteriormente, durante la pandemia, o que tienen una inmunidad débil o incompleta provista por la vacuna”, señaló Jeremy Kamil, virólogo del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad Estatal de Louisiana en Shreveport a BBC. 

Ya sabemos que las vacunas sí funcionan contra delta 

El doctor Torruco menciona que, antes de afirmar que las vacunas tienen menos efectividad contra esta variante, es necesario revisar los casos clínicos.

Él dice que es como cuando empezamos a escuchar sobre las variantes y se temía que las vacunas no fueran efectivas, pero gracias a diversos estudios científicos hoy se sabe que la mayoría de las vacunas siguen siendo útiles contra ellas.

Por ejemplo, el 3 de julio investigadores de Canadá publicaron un estudio (previo a la revisión por pares), en donde encontraron que las vacunas de AstraZeneca, Moderna y Pfizer “proporcionan una protección de buena a excelente contra la infección sintomática y los resultados graves causados ​​por las 4 variantes de preocupación que circulan actualmente”.

Previamente, en la revista The Lancet ya se había publicado que la efectividad de las vacunas disminuye frente a la variante delta cuando se trata de lograr evitar enfermar de manera leve o asintomática, pero las posibilidades de enfermar gravemente o morir son casi inexistentes si se está vacunado con esquema completo, es decir, con las dosis que cada fabricante haya especificado para su vacuna.

Lee: ¿Cuál es la efectividad de las vacunas frente a la variante Delta de COVID?

El Ministerio de Salud de Israel informó el pasado 5 de julio que  detectó “una marcada disminución en la efectividad de la vacuna en la prevención de infecciones (64%) y enfermedades sintomáticas (64%)”.

Dijo que esa disminución se observó de forma simultánea a la propagación de la variante delta, pero aclaró que “la vacuna mantiene una tasa de efectividad de alrededor del 93% en la prevención de enfermedades graves y casos de hospitalización”.

De hecho, los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) señalan que “las vacunas siguen siendo altamente efectivas para prevenir la hospitalización y la muerte, incluso contra delta”. También destaca que “al parecer, las personas totalmente vacunadas que se infectan por esta variante son infecciosas por menos tiempo”.

Aunque reconoce que “continuarán monitoreando el funcionamiento de las vacunas para determinar si las variantes tienen algún impacto en la efectividad de las vacunas contra el COVID-19 en condiciones del mundo real”.

Los casos de delta plus aún son pocos

Gracias a la vigilancia genómica que realizó el Consejo Indio de Investigación Médica (ICMR) se identificó la presencia de delta plus en Maharashtra, Kerala y Madhya Pradesh. 

48 casos de la variante entre más de 45,000 muestras recolectadas durante abril, mayo y junio, según informó hindustan times

Es decir, la variante delta plus solo se encontró en el 0.1% de las muestras secuenciadas. Hasta el 23 de julio, la cifra aumentó a 70 casos

Al respecto, Soumya Swaminathan, Científica Jefa de la OMS, señaló a finales de junio que “existe la preocupación de que esta nueva variante se convierta mucho más mortífera porque puede hacerse resistente a las medicinas y a las vacunas. 

La buena noticia es que todavía hay muy pocos casos que han sido descritos globalmente, sólo hay unas pocas docenas de secuencias genómicas de la variante delta con su mutación adicional”.

BBC  reporta que delta plus también se ha encontrado en Estados Unidos, Reino Unido, Portugal, Suiza, Japón, Polonia, Nepal, Rusia y China; mientras que delta original se ha extendido a 92 países, México entre ellos.

Apenas la semana pasada la Agencia de Prevención y Control de Enfermedades de Corea del Sur dijo que había registrado al menos dos casos de delta plus. Mientras que en Reino Unido se han encontrado al menos 39 casos confirmados, según un informe de julio de Public Health England .

El doctor Torruco destaca que todavía no tenemos la información suficiente para afirmar al 100% cómo es que realmente se comporta esta variante, porque hay muy pocos casos. 

Pero entonces…

¿Qué hacemos? 

El doctor Torruco describe que lo mejor que podemos hacer es vigilar a delta, sus nuevas versiones y a las otras variantes para poder conocerlas y saber qué ventajas evolutivas tienen, tal y como se hace, por ejemplo, en el CoViGen-Mex

Gracias a esa vigilancia se detectó la variante delta plus, aunque todavía no se sabe si es  “más dañina de que las otras”, destaca Torruco.

En lo que terminan por coincidir las y los especialistas es en la importancia de vacunarnos contra la COVID y seguir con las medidas de contención, como el distanciamiento físico y el uso de cubrebocas. 

“Las vacunas lo que nos proporcionan es información para que nuestro cuerpo pueda desarrollar medidas de contención para evitar la enfermedad cuando el virus intente entrar en un futuro, y si estamos frente a una variante que es más rápida pues necesitamos tener ya la información en nuestro cuerpo, para actuar más rápido”, dice Carrera. 

El doctor enfatiza en que hay que preocuparnos pero no alarmarnos, y “mantener las medidas de contención de la pandemia que ya conocemos”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.