'Deltacron': Lo que se sabe de esta combinación reconocida por la OMS
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

'Deltacron': Lo que se sabe de esta combinación de variantes ya reconocida por la OMS

Todavía no se han registrado muchos casos del virus que combina delta con ómicron, y hasta ahora no hay evidencia de que sea más peligroso.
15 de marzo, 2022
Comparte

Aunque ya se cumplieron dos años desde que se declaró la pandemia por COVID-19, seguimos aprendiendo sobre el virus SARS-CoV-2.

Prueba de ello, es que ahora se cuenta con evidencia científica suficiente para asegurar que hay un virus recombinante delta-ómicron, hecho que hace dos meses la misma Organización Mundial de la Salud (OMS) desconocía.  

Hasta ahora, los casos detectados son muy pocos y por lo que se sabe no es una combinación que aumente la gravedad o algún otro aspecto de preocupación de la enfermedad. 

La OMS reconoce la recombinación “delta-ómicron”

El 10 de enero de 2022 la líder técnica de la respuesta a la pandemia de la COVID-19 de la OMS, Maria Van Kerkhove, pidió no utilizar el término “deltacron”, pues dijo “estas palabras implican la combinación de virus y variantes y esto no está ocurriendo”. 

Pero las cosas cambiaron y el pasado 9 de marzo la misma Van Kerkhove reconoció que la OMS ya es consciente de la existencia de la recombinación de las variantes delta y ómicron detectada por el Institut Pasteur. Aunque sigue sin llamarlo oficialmente “deltacron”.

También dijo que “esta combinación era de esperarse”, teniendo en cuenta la gran circulación de ambas variantes. Señaló que hasta ahora no hay evidencia de que esta recombinación signifique un cambio en la epidemiología o gravedad de la enfermedad, pero los estudios continúan en marcha.  

Por lo que es necesario seguir teniendo una vigilancia adecuada para entender lo que estos cambios significan. 

“Desafortunadamente habrá estas combinaciones porque los virus cambian con el tiempo y hemos visto un nivel muy alto de circulación”, declaró.

Esto ya había sido advertido por otros investigadores como el doctor Antonio Lazcano, quien señaló que cuando tenemos más de un virus infectando a un individuo (humano o animal), la posibilidad de recombinación es muy elevada y para eso hay que tener mucha vigilancia.

La nueva evidencia

En la página del GISAID (iniciativa global para compartir los datos de los virus gripales) también ya se publicó la confirmación de un recombinante entre ambas variantes. Esto con base en un análisis realizado por el Institut Pasteur que proporcionó  la estructura de un virus recombinante derivado de los linajes GK/AY.4 (delta) y GRA/BA.1 (ómicron). 

También lee: Ni ómicron ni BA.2: ninguna variante COVID ‘escapa’ de las pruebas PCR

“Este virus recombinante identificado en varias regiones de Francia por el consorcio EMERGEN circula desde principios de enero de 2022 y también se han identificado genomas con un perfil similar en Dinamarca y Países Bajos”, señaló. 

Pero no es la única evidencia sobre la existencia de “deltacron”. En el servidor de preimpresión antes de la revisión por pares medrxiv, encontramos dos artículos publicados este mes que hablan sobre la recombinación genética de las dos variantes. 

Uno de ellos, que involucró a científicos del laboratorio Helix que trabaja con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, explica que entre noviembre de 2021 y febrero de 2022, las variantes delta y ómicron circularon al mismo tiempo en Estados Unidos, lo que permitió coinfecciones y posibles eventos de recombinación.

En este caso, los científicos analizaron 29,719 pruebas de COVID y encontraron 20 coinfecciones. Es decir, 20 personas que se enfermaron de COVID-19 debido a que se infectaron con delta y ómicron al mismo tiempo. Pero también encontraron 2 casos en donde se confirmó la infección por un virus recombinante delta-ómicron. Es decir, un virus con características genéticas de ambas variantes. 

William Lee, director científico de Helix, declaró a Usa Today que “el hecho de que no haya mucho de eso, que incluso los dos casos que vimos fueran diferentes, sugiere que probablemente no se elevará a una variante del nivel de preocupación”. 

El otro estudio, previó a la revisión por pares, llamó a esta mezcla de las variantes como “Deltamicron”, que dice, “alberga mutaciones características de los dos linajes”. En este caso, se informan sólo de 3 casos detectados en el sur de Francia en dónde la infección fue causada por un virus “compuesto por el gen de pico casi completo de una variante ómicron”, “en una columna vertebral del linaje delta”.

En ambos casos, los autores reconocen que se necesita más investigación para poder determinar lo que esto significa epidemiológicamente. 

“Deltacron” sigue sin ser una nomenclatura oficial 

Aunque la OMS ya reconoció que la combinación genética entre delta y ómicron existe, todavía no le ha asignado una nomenclatura. 

Como ya mencionamos, todavía no se han registrado muchos casos, así que no se ha considerado la necesidad de darle un nombre a esta versión combinada del virus. 

Aquí hay que recordar que la OMS ha nombrado como variante de interés (VOI) y variante preocupante (VOC) a aquellas variaciones genéticas en el virus original que se ha detectado podrían representar un cambio significativo en la enfermedad. Como por ejemplo que hagan al Sars-Cov-2 un virus más contagioso o transmisible. A estas variantes se les denomina con alguna letra del alfabeto griego. 

Lee: Cómo una variante COVID se hace más contagiosa y de qué modo se rastrea su presencia en México

Pero hay otras variaciones que son detectadas. La OMS las vigila pero “dado que los conocimientos sobre el impacto de estas variantes pueden variar rápidamente, es posible que, en el futuro, se pueda añadir variantes bajo vigilancia y se retiren otros; esta es la razón por la cual la OMS no asigna, por el momento, denominaciones a estas variantes”. 

Es decir, hay variantes que resultan tan poco significativas que permanecen sin nombre. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.