Descontar deudas de tu salario: de esto va la reforma de Morena
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Descontar deudas de tu salario: de esto va la reforma de Morena que incluso AMLO rechazó

Aunque la propuesta se sigue discutiendo, de aprobarse podría tener consecuencias negativas para el mercado financiero y para los derechos de los trabajadores, señalaron especialistas.
Por Samedi Aguirre y Arturo Daen
19 de marzo, 2022
Comparte

La mayoría de Morena en la Cámara de Diputados aprobó una reforma para que se cobren los adeudos de créditos de nómina por adelantado, es decir, descontando una parte del salario antes de que llegue a las manos de los trabajadores, con la figura de “cobranza delegada”.

Por ello, surgieron comentarios y críticas de que con esto se volvía a las ‘tiendas de raya’ de la época del Porfiriato, e incluso el presidente Andrés Manuel López Obrador mostró su rechazo a la iniciativa, impulsada con fuerza horas antes por legisladores de su partido y aliados, del Verde y el Partido del Trabajo.

También lee: AMLO advierte con vetar la reforma que permitiría el cobro automático de créditos de nómina

La iniciativa que llegó desde el Senado -donde fue promovida inicialmente por los senadores Pedro Haces y Miguel Ángel Navarro-, y luego fue modificada en comisiones de San Lázaro, busca regular la forma en que operan los créditos de nómina. 

Legisladores de Morena, Partido del Trabajo y el Partido Verde argumentaron que es necesaria esa regulación para supuestamente proteger a trabajadores de abusos, y mencionaron que se lograría bajar las tasas de interés dando certeza de pago para quienes otorgan créditos.

“Se busca disminuir el riesgo para los acreedores de no recuperar lo prestado e incentivarlos, por esa vía, a ofrecer créditos en mejores condiciones”, dijo el diputado Tomás Gloria Requena, del Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista.

La oposición, por otro lado, calificó la reforma como ilegal y abusiva, y a favor de los prestamistas. 

“No existe ninguna obligatoriedad en las reformas para que los entes que otorgan este tipo de créditos reduzcan significativamente sus tasas de interés, por eso digo que mienten”, les dijo la legisladora Noemi Berenice Luna Ayala, de Acción Nacional. 

El problema, a decir de Juan Ortiz, director de Lupa Legislativa MX, es que con esta iniciativa no se beneficia a los trabajadores y termina respondiendo a intereses de los bancos y las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (SOFOMES).

Y además, a futuro podría traer consecuencias negativas al mercado financiero, según advierte Ana Lilia Moreno, coordinadora del Programa de competencia y regulación en México Evalúa.

Por ahora, la propuesta fue aprobada por la Cámara de Diputados y regresó con ajustes a la Cámara de origen, de senadores, quienes deberán seguir la discusión. 

Todavía no se trata de una ley aplicable, y el presidente adelantó un posible veto, pero, ¿qué es a detalle lo que se le critica? ¿y qué pasa con los créditos de nómina?

Trabajadores en desventaja 

Ana Lilia Moreno explica que desde hace años los bancos crearon productos crediticios que se ofrecen a través de las áreas de recursos humanos de las empresas.

Y ahora, con esta reforma legal, el patrón acuerda con el banco gestionar el pago de las mensualidades de los trabajadores. 

“Desde mi punto de vista pues es un cambio importantísimo para para efectos del flujo de efectivo con el que cuenta el trabajador y su libertad de gestionarlo”, destaca Moreno. 

La figura de créditos de nómina de cobranza delegada, dice Juan Ortiz, puede reconocerse si se trata de un préstamo adquirido con la intermediación de las empresas. 

Ortiz narra que con la pandemia la morosidad aumentó, es decir, el número de personas que ya no pudieron pagar sus deudas creció. 

Por lo que esta figura es ventajosa para los bancos y las SOFOMES, pues al conceder préstamos con este mecanismo aseguran que el dinero les sea devuelto sin importar nada. 

“Prácticamente sí es ilegal… el tema es que cuando un trabajador adquiere este tipo de créditos es por una necesidad, entonces es muy complicado que un trabajador por sí solo conozca que tiene el derecho de que el sueldo es intocable, y que pueda interponer un recurso legal cuando se vuelva impagable”, señala. 

Además, Moreno coincide en que quienes resultan beneficiadas de esta reforma son las sociedades de cobranza, pues cuando esto solo se trataba de un producto bancario el riesgo lo asumía el banco, pero ahora lo asume el trabajador y le suma responsabilidades a las empresas. 

“Para las empresas va a ser una carga regulatoria extra que implica dinero para ellas, porque antes de esta reforma, no estaban obligadas a darle seguimiento a los créditos que asumen sus empleados”, destaca. 

Moreno señala que esta reforma también tiene efectos, posiblemente perniciosos al interior de las empresas en la dinámica laboral, puesto que la información sobre la capacidad de endeudamiento de los trabajadores va a estar a disposición del área de recursos humanos. 

“Esto puede jugar en contra de los trabajadores, en el sentido de poder influir en su capacidad de negociación de aumentos de sueldo, por ejemplo”, señala. 

El mercado financiero también se vería afectado 

Ana Lilia Moreno también señala que el mercado del crédito también se vería afectado pues “podría ser que los empleados al darse cuenta de su limitación a la libertad financiera pidan menos créditos en el mercado formal;  o sea, vas a ver un incremento en las tandas en el mercado informal del crédito no regulado”. 

La otra situación que la especialista advierte es que aunque la propuesta de legislación establece un límite máximo de 40% retención para pago de deudas,  las tasas de interés se van a multiplicando. “O sea, hay créditos que nunca la gente va a acabar de pagar porque son impagables”.

¿Cómo es que se aprobó?

La propuesta original se presentó en 2021 pero luego de algunas modificaciones, apenas el jueves fue discutida y aprobada en San Lázaro con 237 votos a favor

De los cuales, 165 fueron de Morena, 42 del Partido Verde y 30 del Partido del Trabajo. Quienes votaron en contra lograron 201 votos, provenientes principalmente del PAN, PRI, Movimiento Ciudadano y PRD. Pero también hubo 9 votos en contra dentro de Morena.

En la discusión, el diputado Mario Gerardo Riestra Piña,  del PAN, argumentó que “lo que hoy pretenden aprobar nuevamente es inconstitucional, es ilegal y atenta contra la base trabajadora”.

Marcelino Castañeda Navarrete, del Grupo Parlamentario del PRD, dijo que es “un retroceso de regulación” que “ afecta el sueldo antes de que este sea recibido por el trabajador”.  

Para quienes están a favor como Benjamín Robles Montoya, del PT, “la reforma lo que propone es regular la relación jurídica del crédito de nómina”. 

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), por medio de su Unidad de Banca, Valores y Ahorro, se pronunció en contra de esta iniciativa desde el pasado 7 de marzo.

Este viernes confirmó a Animal Político que “desde que se conoció la iniciativa, la Secretaría mostró su rechazo a varias de sus disposiciones, que consideró que iban en perjuicio de los derechos de los trabajadores”.

¿Cuál sería la alternativa? 

En opinión de Ortiz, los créditos de cobranza delegada sin una ley que los respalde son un mecanismo que  juega contra los trabajadores, y a favor de los bancos y a las SOFOMES.

La reforma, dice, busca regular esto con medidas que atenúan pero no atienden el tema de los intereses, por lo que no protege al trabajador ante abusos.

“Así que una forma de regular esto sería regular las tasas de interés para que no sean tan altas, considerando que es un mercado seguro, y darle facilidades a los trabajadores para que puedan zafarse de ese préstamo en caso de que les resulte impagable, o darles mejores herramientas legislativas para revisar las tasas de interés y que no se disparen”, señala Ortiz. 

Aunque en opinión de Ana Lilia Moreno la cobranza delegada simplemente no debería de existir,  pues “es un abuso a la libertad financiera de los trabajadores”.

“Lo que se está garantizando es que los bancos y las SOFOMES tengan garantía de los pagos de sus créditos, cuando ellas deberían de estar también más enfocadas en un mejor servicio al cliente”, concluye. 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.