#ChihuahuaVerifica: Dichos de Lozoya sobre las tarifas de agua son engañosos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

#ChihuahuaVerifica: Estos dichos del 'Caballo' Lozoya sobre las tarifas del agua son engañosos

En las tarifas del servicio de agua intervienen consejos municipales y factores como el costo de la energía eléctrica, prometer su disminución resulta engañoso.
Por Favia Lucero (YoCiudadano) / #ChihuahuaVerifica
13 de mayo, 2021
Comparte

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Durante una de sus visitas a Ciudad Juárez, Chihuahua, el candidato a gobernador por Movimiento Ciudadano, Alfredo “Caballo” Lozoya Santillán, prometió que en caso de ganar las próximas elecciones bajaría las tarifas del servicio de agua potable, debido a que desde hace cinco años las tarifas que paga la ciudadanía se han incrementado. 

“He prometido que las tarifas del agua van a bajar. Tenemos cinco años con las tarifas subiendo. Han sido indolentes, no les ha interesado ni siquiera la pandemia, ni siquiera cuando ustedes perdieron sus empleos, cuando ustedes no tenían la forma de proveer a sus familias, a ellos no les interesó… subieron las tarifas porque son muy malos administradores, son muy malos para mover el dinero, se han llenado de gente que no hace otra cosa más que cobrar”, dijo Lozoya el pasado 18 de abril. 

El siguiente texto tiene la intención de verificar dos de los dichos del candidato: el primero, que como gobernador tendría las facultades para bajar las tarifas del agua, y el segundo, que desde hace cinco años las tarifas del agua en Chihuahua han subido. Además, se verificó un momento en el que acusó en redes sociales que llegan recibos de hasta “miles de pesos” a un hogar. 

Lee más: ¿2020 fue ‘el año más seco para Chihuahua’ en los últimos 35 años, como dijo Graciela Ortiz?

De acuerdo con la Ley del Agua del Estado de Chihuahua existen varios procedimientos para establecer las tarifas del servicio de agua; en el segundo párrafo de su artículo 31 establece que: 

“Los organismos operadores municipales tienen la obligación de crear un Sistema de Cuotas y Tarifas que considere los distintos usos del agua…” 

Es decir que los municipios del estado, desde sus organismos operadores municipales, deben proponer las tarifas para que sean autorizadas por sus Consejos Administrativos de las Juntas Municipales. 

Posteriormente, estas propuestas se envían al Consejo de Administración de la Junta Central de Agua y Saneamiento del Estado de Chihuahua (JCAS), para su aprobación final y publicación en el Periódico Oficial del Estado en diciembre de cada año. 

La Dirección de Comunicación Social de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) de Juárez lo explicó de esta manera: 

“La ley faculta a modificar la estructura tarifaria cada año fiscal, esta se somete a la autorización del Consejo Administrativo de la JMAS Juárez, posteriormente se autoriza al Consejo de Administración de la JCAS y de no tener modificaciones en su contenido se publica en el Periódico Oficial del Estado”. 

Entérate: #ChihuahuaVerifica: ‘Caballo’ Lozoya promete bajar los impuestos, ¿puede hacerlo si gana?

Tanto los Consejos Administrativos de las Juntas Municipales como el Consejo Administrativo de la JCAS deberán tomar en cuenta el porcentaje de incremento de los insumos; los costos de extracción de agua, según la zona; los incrementos en el costo por consumo de energía eléctrica; los incrementos en el servicio de cuota fija; los incrementos en el servicio medido; el pago de derechos federales de extracción; los gastos de operación; los gastos administrativos; los gastos de saneamiento y las inversiones propias para determinar las tarifas del año próximo. 

Aunque en el artículo 12 de dicha ley se estipula que la Presidencia del Consejo de Administración de la JCAS será nombrada por el Gobernador del Estado, este organismo también está integrado por otras personas titulares de diversas dependencias gubernamentales y representantes de la academia, cámaras empresariales y colegios de profesionistas, que deberán estar de acuerdo con las tarifas propuestas por cada municipio. 

Explicado de una manera más sencilla, Néstor Acosta, director de la asociación civil Juárez Limpio e integrante del Consejo Administrativo de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento de Juárez, comentó que las propuestas de las tarifas salen desde las Juntas Municipales y se envían a la Junta Central para su aprobación final. 

“En caso de que la Junta Central no esté de acuerdo con la propuesta tarifaria realizada por la Junta Municipal, ellos tendrían que hacer una contrapropuesta y enviarla de regreso a la Junta Municipal para que sea aprobada por mayoría de votos de las personas que integran el Consejo Administrativo”. 

Es decir que las tarifas deben ser aprobadas por mayoría de votos de todas las personas integrantes de ambos Consejos, tanto el de la Junta Central como el de la Junta Municipal, en cada uno de los 67 municipios del estado. 

Por ende, y en caso de ganar la gubernatura, Alfredo Lozoya no tendría injerencia directa en las tarifas del agua, ya que su determinación corresponde a diversos consejos y sus integrantes, de ahí que su frase sea engañosa, según la metodología de El Sabueso. 

Aunado a esto el director de la organización civil ambientalista explicó que en el caso específico de Juárez es muy probable que los costos del servicio del agua potable continúen al alza debido a que cada vez el líquido es más escaso y se tiene que extraer desde una mayor profundidad. 

“Es complejo llevar el agua a las casas, se requiere de mucha infraestructura porque cada vez en los pozos el agua está más profunda, y eso requiere de mayor infraestructura y mayor consumo energético para extraerla y distribuirla”, dijo. 

El crecimiento desproporcionado de Juárez y el aumento de la población en ciertos sectores también representa un costo, pues se debe llevar hasta esos hogares, darle buena presión al agua y un correcto tratamiento, pues al encontrarse a mayor profundidad contiene una alta cantidad de minerales. 

“Incluso en un algún momento se van a tener que hacer procesos para potabilizar el agua y, si siguen los consumos así, si sigue creciendo la ciudad, vamos a llegar a eso y por consecuencia van a incrementar los costos”, explicó el director de Juárez Limpio e integrante del Consejo Administrativo de la JMAS. 

Agregó que en caso de que el candidato Lozoya resultara ganador e intentara subsidiar el agua para que la ciudadanía pague menos por este servicio, los Municipios o el mismo Estado tendrían que cubrir el gasto, ya que lo que se le cobra a la población en sí no es el agua, si no la operación de las Juntas Municipales y la Central, la extracción del líquido, la energía y otros gastos operativos. 

Te puede interesar: #ChihuahuaVerifica: ¿Es Chihuahua capital primer lugar en transparencia, como dice Maru Campos?

“Sería algo insostenible para los gobiernos porque están pagando pero no están reflejando el costo real del proceso”, comentó.

Sobre las cifras de aumentos

Para verificar la segunda frase de Lozoya Santillán, en la que aseguró que desde hace cinco años las tarifas del servicio de agua han aumentado, cuestionamos a su equipo de comunicación social sobre la fuente de esta información, que nos respondió que el candidato se refería a las tarifas de los 67 municipios del estado y que obtuvo la información relativa al aumento por medio de los “recibos de la gente”. 

No obstante, mediante la revisión de los folletos anexos publicados en el Periódico Oficial del Estado de las tarifas para el cobro del servicio público de los años 2017 al 2021 de las Juntas Municipales de Agua y Saneamiento de Chihuahua, Cuauhtémoc, Juárez, Nuevo Casas Grandes y Parral —municipios seleccionados por ser de los más poblados en el estado—, determinamos que existe una falta de homogeneidad en la manera que se presentan las tarifas año con año y entre los mismos municipios. 

Por ejemplo, en el caso de la JMAS de Cuauhtémoc, en 2017 y 2018, la tarifa mínima del servicio de uso doméstico se presentaba en un rango de 0 a 5 metros cúbicos (M3).

En ese lapso, que sí se puede comparar con los mismos rangos, hubo un descenso en la tarifa. Se pasó de un costo de 80.09 pesos por el consumo de 0 a 5 M3 a uno de 56.70, en el siguiente año. Para 2019, el rango cambió, la tarifa mínima fue de 1 M3, para en 2020 aumentar nuevamente a un rango de 0 a 5 M3. 

Al no tenerse tarifas estandarizadas, como ya mencionamos, difícilmente se puede obtener un análisis claro y confiable del aumento de las tarifas en el servicio del agua para uso doméstico, considerando la inflación. 

Con las cifras proporcionadas en los documentos oficiales, que se publican cada diciembre con la tarifa del próximo año, encontramos que en Parral en 2018 la tarifa del servicio de agua de uso doméstico era de 90.13 pesos para un consumo de 0 a 5 M3. Y en el 2019, para un consumo de 0 a 10 M3, era de 147.25 pesos. 

Tomando en cuenta la inflación anual, el aumento sería de 52.77 pesos por encima de la inflación. En efecto, una cantidad alta, pero es un cálculo con distintos rangos, que afecta la comparación. 

En Chihuahua, en tanto, se han dado aumentos por encima de la inflación de entre los 80 centavos y los 11.84 pesos desde 2017 al 2021; cabe resaltar que es el único municipio de los revisados que es constante en los  rangos de medición de consumo, pues en los últimos cinco años presenta las tarifas medidas en un rango de 0 a 10 M3. 

Por ejemplo en este municipio en el 2017 la tarifa por un consumo de 0 a 10 M3 era de 119.36 pesos, para el 2018 el costo por el mismo consumo era de 128.24 pesos, es decir que tuvo un aumento de 80 centavos por encima de la inflación. 

En 2019 la tarifa mínima por 10 M3 era de 143.30 pesos; ese año subió 8.87 pesos por encima de la inflación. Para 2020 tenía un precio de 159.20 pesos lo que ocasionó que en dicho municipio se diera -en estos últimos cinco años- el aumento más grande por encima de la inflación al ser de 11.84 pesos. 

En diciembre del año pasado se estableció que la tarifa para este 2021 sería de 170.20 pesos, que representa un aumento de 5.99 pesos por encima de la inflación.

El Director Comercial de la JMAS en Chihuahua, Gilberto Baca Guardiola, comentó que la mayoría de los aumentos en dicha Junta Municipal “usualmente atienden a la inflación”. 

Por otra parte, la Dirección Comercial de la JMAS Juárez indicó que también se debe al incremento de la energía eléctrica. Las rangos de consumo de agua potable para uso doméstico en Juárez del 2017 al 2019 son constantes pues van de 0 a 10 M3; en 2017 la tarifa era de 153.70 pesos, en 2018 165 pesos (hubo un aumento de 89 centavos por encima de la inflación), durante 2019 el costo fue de 179.75 pesos (incrementó 6.78 pesos por encima de la inflación). 

Lee más: #ChihuahuaVerifica: ¿Dónde se permite a los candidatos colocar propaganda y dónde está prohibido?

Desde el 2020 la medición del rango de consumo se modificó de 1 a 10 M3, razón por la que podría parecer que hubo un incremento más pronunciado, pero la falta de estandarización en los rangos impiden conocer verdaderamente las estadísticas. En 2020 la tarifa de Juárez era de 197.73, en esta ocasión se dio un aumento de 12.89 pesos por encima de la inflación; en 2021, cuando la tarifa era de 211 pesos, el aumento por encima de la inflación fue de 7.04 pesos. 

El caso de los recibos de ‘miles de pesos’ 

A mediados del presente mes, Lozoya publicó en sus redes sociales la fotografía de un recibo de agua que tenía un monto a pagar de 211 mil 241 pesos acompañada de la siguiente frase: “No es posible que en las partes donde ni el agua llega, los recibos del agua sí lleguen de miles de pesos. Yo voy a tomar las riendas y a bajar las tarifas del agua”.

El recibo cuenta con todos los datos visibles, por lo que se puede distinguir que en la propiedad a la que corresponde  hay un adeudo de 83 meses (casi 7 años).

Al ingresar el número de cuenta a la plataforma de pago en línea confirmamos que tiene más de 60 recargos por rezagos, motivo por el cual se está cobrando una cifra tan alta. 

La publicación del candidato a gobernador resulta engañosa, ya que se muestra un recibo con un adeudo de 211 mil 241 pesos y evade mencionar que es una cuenta que no se ha pagado en casi siete años. Se refiere únicamente a los altos costos del agua sin explicar la particularidad del recibo que se muestra.

En conclusión los dichos de Lozoya respecto a que desde hace cinco años las tarifas del agua han incrementado y de que hay recibos del agua de hasta por “miles de pesos” son también engañosos o carecen de fundamento.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.