COVID-19 no es una bacteria que se cura con antibióticos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

COVID-19 no es una bacteria que se cura con antibióticos

La COVID-19 es una enfermedad causada por un virus, no por una bacteria. Por eso los antibióticos no son efectivos para “curarla”.
28 de octubre, 2020
Comparte

¿Ecuador encontró la cura para la COVID? Así lo afirmó una cadena de WhatsApp que también se compartió en Twitter. Según estas publicaciones, “médicos ecuatorianos” encontraron que esta enfermedad es causada por una bacteria amplificada por la red 5G que “causa trombosis”. Dicen que la forma de curarla es mediante antibióticos y aspirinas.

Pero nada de eso es verdad. De hecho, es una mezcla de mucha desinformación que circula en internet desde el inicio de la pandemia y que ha sido desmentida en diferentes países. 

COVID-19 es una enfermedad causada por un virus, no por una bacteria

Según la el mensaje de Whatsapp: Médicos ecuatorianos “encontraron que NO es un VIRUS sino una BACTERIA la que produce la muerte (sic)”. 

Pero esto es totalmente falso. COVID-19 es una enfermedad causada por SARS-CoV-2, que es un virus, no una bacteria. Esto lo sabemos gracias a todos los estudios científicos que se han realizado en diferentes laboratorios del planeta y que confirman la estructura genética del patógeno que causa esta enfermedad. 

Por ejemplo, el Centro Clínico de Salud Pública y  Escuela de Salud Pública de Shanghái publicó su código genético en marzo. Este otro artículo científico publicado en “Nature Medicine” también habla de un coronavirus, no de una bacteria. 

También se puede consultar esta otra investigación disponible en la plataforma Scielo desde el 28 de abril, que recopiló 22 estudios sobre la genética del virus que causa la COVID-19

La trombosis pulmonar es un efecto del COVID-19

Según la publicación con información falsa, los médicos ecuatorianos también dicen que esa bacteria ( ya aclaramos que en realidad es un virus)  “hace que se formen coágulos en la sangre y causa la muerte del paciente”. A esto le llaman “coagulación intravascular diseminada (Trombosis)”.

En abril se difundió una desinformación similar en donde los protagonistas eran médicos italianos, no ecuatorianos. La desmentimos en esta otra verificación y explicamos que según algunos estudios la trombosis es efecto de la COVID-19, pero no la enfermedad en sí. 

Todo esto surgió a partir de autopsias realizadas en Italia a pacientes con COVID-19. De estos análisis, se encontraron signos que sugieren que esta enfermedad daña los vasos sanguíneos. 

Francesco Marongiu, director de la escuela de especialización en Medicina Interna y de la compleja Unidad del Aou de Cagliari, retomó esa investigación y aseguró que “uno de los efectos de Covid19 en el organismo es la trombosis pulmonar”. 

Los antibióticos no son la cura contra la COVID-19

Supuestamente, esa trombosis que dicen causa la bacteria se puede “curar con los antibióticos, anti-inflamatorios y anticoagulantes”, como la Aspirina. 

Pero al ser una enfermedad causada por el coronavirus SARS-COV-2, no se debe de tratar con antibióticos, como aconseja la publicación con información falsa, pues estos medicamentos NO son eficaces contra los virus.

La OMS  también advierte que “los antibióticos sólo son efectivos contra las infecciones bacterianas”. La COVID-19 está causada por un virus, en este caso los antibióticos no sirven.

“No se deben usar antibióticos como medio de prevención o tratamiento de la COVID-19. Solo deben usarse para tratar una infección bacteriana siguiendo las indicaciones de un médico”, advierte. 

La red 5G no tiene nada qué ver 

En la versión más larga de esta misma cadena que circula por WhatsApp también se dice que COVID-19 es una “bacteria amplificada con radiación electromagnética 5G que produce también inflamación e hipoxia (sic)”.

Ante los rumores la OMS aclaró:  “Los virus no se desplazan por las ondas electromagnéticas ni las redes de telefonía móvil. La COVID-19 se está propagando en numerosos países en los que no existe una red 5G”.

Como te explicamos en esta otra verificación, Maldito Bulo y de Full Fact coinciden en que antes de que se instalará la tecnología 5G en la ciudad China de Wuhan, otras ciudades ya contaban con este servicio, tal es el caso de Pekín y Shanghai. Esta nota publicada por Reuters lo confirma.

Pero, además de todo lo anterior, no hay pruebas científicas que la exposición cotidiana a los campos electromagnéticos de baja intensidad tenga efectos sobre la salud (como la Red 5G). Esto ha sido ampliamente investigado en unos 25,000 estudios científicos en los últimos 30 años, según Maldito Bulo.

Esta y otras desinformaciones sobre COVID-19 y red 5G ya las desmentimos acá. 

Las autopsias no están prohibidas 

Las publicaciones con información falsa también dicen que “los médicos ecuatorianos, dirigidos por el Doctor Jacinto Pichamaluco, desobedecieron la ley mundial de la salud OMS, de no hacer autopsias en los muertos del Coronavirus (sic)”

Pero no es verdad que exista una “ley mundial” que impida hacer autopsias.  Tan es así que el 24 de marzo de 2020, la OMS publicó en su sitio oficial una Guía provisional titulada “Prevención y control de infecciones para el manejo seguro de un cadáver en el contexto de COVID-19”. En ella desarrolla los procedimientos adecuados para la realización de autopsias durante la pandemia.

De hecho, existen estudios como el informe “Hallazgos pulmonares post mortem en una gran serie de casos de COVID-19 del norte de Italia”, que se basa en la realización de este tipo de procedimientos. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.