close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El cáncer es un desorden celular, no un hongo

Desde hace varios años circula en Internet que el cáncer es un hongo que se cura con bicarbonato de sodio. No hay pruebas científicas que lo avalen. El italiano que hizo estas declaraciones ya no tiene licencia para ejercer la Medicina, y dos de sus pacientes murieron a consecuencia de este “tratamiento”.
29 de octubre, 2019
Comparte

Desde hace varios años circula en Internet que el cáncer es un hongo que se cura con bicarbonato de sodio. No hay pruebas científicas que lo avalen. El italiano que hizo estas declaraciones ya no tiene licencia para ejercer la Medicina, y se sabe que al menos dos de sus pacientes murieron a consecuencia de este “tratamiento”.

En redes sociales se comparte de manera masiva que el “cáncer es un hongo que se cura con bicarbonato de sodio”. Tan solo en la página de Facebook “A la verdad mundial” esta información se compartió 44 mil veces. Aunque existen muchos usuarios que niegan la veracidad del argumento, hay muchos otros que lo creen  y que -incluso-, aseguran que lo van a probar. Esto podría poner en riesgo su vida.

La publicación enlaza a la pagina de Internet “saludyespiritu.com”.  Mediante una traducción deficiente dicen que:

“Hace aproximadamente un siglo, había una gran teoría de que el cáncer es causado por genes defectuosos, lo que significa que la enfermedad es intracelular. Sin embargo, en mi opinión, el cáncer es una infección micótica y un fenómeno celular especial” dijo el Dr. Tulio Simonchini, quien envió ondas de choque a través de la comunidad médica con su reclamo. (SIC)”

Lo que estas páginas omiten es que Tulio Simonchini fue acusado de homicidio.  Dos de sus pacientes murieron por el “tratamiento con bicarbonato” que propone. 

¿Quién es Tulio Simonchini? 

En 2005, Tulio Simonchini publicó en Italia un libro titulado “El Cáncer es un Hongo. La Revolución en la Cura de los Tumores”. En él, dijo que todos los cánceres son ocasionados por un único hongo: Cándida albicans. Propuso un tratamiento para curar cualquier cáncer a base de bicarbonato intravenoso.

Pero ni en su libro, ni en ninguna revista especializada que cuente con los protocolos del riguroso método científico hay pruebas que avalen sus declaraciones. De hecho la justicia italiana le retiró la licencia para practicar la Medicina en el año 2003, por aplicar diversos tratamientos peligrosos y no probados, según informaron medios internacionales.

La infusión intravenosa de bicarbonato ocasiona aumento del pH de la sangre, esto puede causar la muerte. Se sabe que dos pacientes de Simonchini murieron por esta causa. En 2005 fue acusado de fraude y homicidio. Pero gracias a una apelación no está encarcelado, todavía. En 2015 ABC.es advirtió que, a pesar de todo, Tulio Simonchini aplica este peligroso tratamiento en Roma y divulga su falsa teoría con ayuda del Internet .

¿Qué dicen los expertos?

La doctora Rocío del Socorro Cárdenas Cardos, oncóloga especialista y académica de la Facultad de Medicina de la UNAM,  dice que “definitivamente el cáncer no es un hongo. Es una enfermedad causada por una desorden celular en donde la célula pierde su habilidad de autorregulación, y empieza a crear mecanismos propios de crecimiento incontrolado, lo que hace que se propague generando en algunas ocasiones tumores”. 

De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos, este padecimiento puede ser causado por diversos factores como la herencia genética, un error durante el proceso de división celular, o por el daño del ADN debido a condiciones ambientales que exponen al sujeto a sustancias o compuestos químicos como por ejemplo el tabaco o la radiación. No dice nada de los hongos. 

La especialista de la UNAM explica que, en algunas ocasiones, el  bicarbonato de sodio se utiliza como auxiliar en tratamientos de quimioterapias para facilitar la eliminación de agentes tóxicos del cuerpo. Es un auxiliar, no un tratamiento. 

“El objetivo es alcalinizar la orina para que se eliminen más rápidamente los metabolitos derivados del uso de quimioterapia. No es para tratar el cáncer, es para evitar efectos adversos de la quimioterapia”, asegura. También explica que el alcalinizar fluidos también se emplea en el tratamiento de infecciones y otras enfermedades. Cambiar el PH en áreas ácidas naturalmente favorece eliminación de bacterias. 

La doctora advierte que todo debe tener una prescripción médica. Ya que tener exceso de sodio en el cuerpo tampoco es bueno, pues altera la fisiología. También señala que antes de someterse a cualquier terapia alternativa, debemos estar conscientes de que no hay pruebas científicas de su efectividad, por lo que es recomendable consultar antes con un médico, quien será capaz de ayudar al paciente a tomar la mejor decisión. 

La Organización Mundial de la Salud señala que luego del diagnóstico es necesario seleccionar cuidadosamente una o varias modalidades de tratamiento principales – cirugía, radioterapia y tratamiento sistémico -, elección que debe basarse en pruebas científicas sobre el mejor tratamiento existente teniendo presentes los recursos disponibles.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.