close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El Sabueso: El gobernador Guillermo Padrés prometió no subir impuestos. ¿Cumplió?

Interrogado sobre esta promesa incumplida, el gobierno de Sonora respondió que “durante la campaña no se contaba con información suficiente sobre las finanzas estatales”.
Frase
El primer día que yo llegue al gobierno del estado, como gobernador voy a decretar que no vuelve a subir ni un centavo ningún servicio del estado de Sonora
Autor
Guillermo Padrés, como candidato del PAN a gobernador de Sonora
Lugar y fecha
Arranque de campaña, 4 de abril de 2009
Por Tania L. Montalvo
14 de mayo, 2015
Comparte

padres1

Frase a revisión:  “El primer día que yo llegue al gobierno del estado, como gobernador voy a decretar que no vuelve a subir ni un centavo ningún servicio del estado de Sonora”.

Autor: Guillermo Padrés, como candidato del PAN a gobernador de Sonora.

Lugar y fecha: Arranque de campaña, 4 de abril de 2009.

Calificación: Falso.

sabueso falso

La primera promesa que hizo Guillermo Padrés como candidato a gobernador de Sonora fue firmar un decreto para que los servicios estatales no subieran “ni un centavo”. Pero tras ganar los comicios de 2009, el panista no cumplió y en esa entidad aumentó el costo de los servicios y hasta se crearon nuevos impuestos.

La promesa de Padrés no sólo fue sobre el precio de los servicios estatales, pues también dijo que ese compromiso sería su primera acción como gobernador. Nada de eso se cumplió y por eso El Sabueso lo considera falso.

En su propuesta de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos de 2013, Guillermo Padrés creó el Impuesto Contribución al Fortalecimiento Municipal (Comun), o un tipo de tenencia, que consistió en el cobro de 3% en el valor de la factura de los automóviles modelo 2003 en adelante.

Pero además, bajo el concepto de Contribución para el Fortalecimiento de la Infraestructura Educativa en ese año aumentó 15% el costo por la expedición y revalidación de placas y el trámite para obtener la licencia de conducir; se impuso un cobro de 100 pesos para expedir una tarjeta de circulación y aumentó 15% el costo para sacar el acta de nacimiento o una carta de antecedentes no penales.

Y hubo más. Con los aumentos en los servicios estatales, Guillermo Padrés ‘obligó’ a los sonorenses a morirse en horarios de oficinas (de 8am a 7pm) para que no les costara más un acta de defunción: el trámite aumentó 127 pesos en caso de realizarse fuera de ese horario.

El gobierno de Padrés también creó el Impuesto sobre la Extracción de Materiales Pétreos y el Impuesto por la Prestación de Servicios de Hospedaje; pero sobre todo recibió quejas y fue objeto de burla por el impuesto por Posesión, traslado y sacrificio de ganado equino y asnal: una especie de tenencia para esos animales.

Interrogado sobre esta promesa incumplida, el gobierno de Sonora respondió que “durante la campaña no se contaba con información suficiente sobre las finanzas estatales”.

Según su versión, los impuestos de 2013 se planearon para aumentar la recaudación estatal y reestructurar la deuda adquirida por gobiernos anteriores.

Aunque los datos de la Secretaría de Hacienda indican que en 2009 la deuda de Sonora implicaba el 3.5% del PIB estatal y al término del año pasado ya era el 4.2%.

Los ‘malnacidos’ contra los impuestos

Después de que el Congreso aprobó en diciembre de 2012 la Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos propuesta por Guillermo Padrés, la sociedad sonorense se manifestó por los nuevos impuestos, especialmente por la Contribución al Fortalecimiento Municipal: el cobro de 3% por el valor de los vehículos no mayores a diez años, conocido como la nueva tenencia.

En enero de 2013, tras diversas protestas contra el nuevo plan de impuestos de Padrés, surgió la posibilidad de boicotear la Serie del Caribe que se celebró en febrero de ese año.

A lo que el gobernador dijo: “Si tienen una inconformidad con el gobierno, con los diputados, que nos la hagan saber a nosotros. No tienen por qué castigar a la ciudadanía. Eso no es un sonorense bien nacido”.

Así surgió el movimiento de “los malnacidos” que se manifestaron por la “tenencia disfrazada” y, hasta la fecha, reprochan a Padrés que incumpliera su palabra de no subir los impuestos.

La manifestación de los sonorenses tuvo su recompensa y en 2014 se derogaron algunos impuestos recién creados como la “tenencia disfrazada”; el Impuesto sobre Extracción de Materiales Pétreos y el Impuesto a la producción, sacrificio y tenencia del ganado.

Sin embargo, se mantuvo vigente el Impuesto por la Prestación de Servicios de Hospedaje y la Contribución para el Fortalecimiento de la Infraestructura Educativa que implicó aumentos en diversos trámites, en comparación con 2012.

Éste es el último año de gestión de Guillermo Padrés, pero al despedirse del gobierno de Sonora lo hará tras incumplir su primera promesa de campaña: sin firmar un decreto con no más alzas en los servicios estatales.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.