Es falso que Pfizer patentara un dispositivo para rastrear a vacunados
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Es falso que Pfizer patentara un dispositivo para rastrear a vacunados con microondas y grafeno

La patente a la que se refieren en una publicación no se relaciona con Pfizer y no hay pruebas de que las vacunas COVID tengan grafeno.
2 de noviembre, 2021
Comparte

Un artículo que se difunde por redes sociales asegura que Pfizer patentó un dispositivo que  realiza “el rastreo de los humanos vacunados en todo el mundo a través de microondas y grafeno mantenido en los tejidos grasos de los vacunados”. Aunque el número de la patente indicada sí existe, su aplicación es otra y no le pertenece a Pfizer; además, no existe prueba de que las vacunas contengan grafeno o tengan una finalidad adicional a protegernos contra la COVID-19. 

También lee: Universidad de Almería no publicó un estudio sobre supuesto hallazgo de grafeno en vacuna contra COVID

La información falsa se distribuye principalmente a partir de dos páginas web, que comparten la desinformación con el titular “Pfizer rastrea a los vacunados a control remoto —Patente”. En conjunto, ambos enlaces ya se compartieron más de mil veces en Facebook, según la herramienta de CrowdTangle. 

La patente no es de Pfizer 

Las páginas que difunden la desinformación aseguran que la patente fue aprobada el pasado 31 de octubre de 2021, con la finalidad de “rastrear el contacto remoto de todos los humanos vacunados en todo el mundo (sic)”.

Supuestamente, este “rastreo” se realiza mediante “un enlace cuántico de frecuencias de microondas pulsantes de 2,4 gHz o más desde las torres de telefonía y los satélites directamente al óxido de grafeno mantenido en los tejidos grasos de todas las personas que han tenido la inyección de la muerte”.

Pero la patente a la que se refieren (US 11,107,588 B2) no tiene nada qué ver con Pfizer y sus vacunas contra COVID-19. Aunque sí se aprobó el pasado 31 de octubre. 

En este documento público, que los textos que desinforman también compartieron, se observa que los responsables de la patente son Gal Ehrlich (abogado de patentes israelí)  y Maier Fenster (Jefe del Departamento de Dispositivos Médicos de la empresa de Ehrlich) . 

La patente describe que: “La presente invención, en algunas realizaciones de la misma, se refiere a métodos y sistemas para priorizar vacunas \ tratamientos \ pruebas y, más particularmente, pero no exclusivamente, a métodos y sistemas para priorizar vacunas \ tratamientos \ pruebas en una situación pandémica, por lo que las vacunas están en escasez y al mismo tiempo que protege la privacidad de las personas de la población”.

A lo largo del documento (escrito en inglés) se explica que la idea es utilizar diferentes aparatos electrónicos para calcular la interacción y exposición de las personas a un patógeno, y determinar en qué escenarios es más necesario o urgente el uso de medidas como la vacunación, tratamientos o pruebas. 

No encontramos nada que sugiera que dicho monitoreo de se realiza mediante la implantación de algún dispositivo a través de la vacunación. 

Las vacunas no tienen grafeno 

El infectólogo Uri Torruco nos explicó en esta otra nota que cada vacuna tiene una lista de ingredientes que no son secretos. En está liga tú mismo puedes verificar que no hay grafeno en ellas. 

Revisamos los ingredientes de las vacunas de Pfizer contra COVID-19 y no encontramos nada sobre grafeno. 

El doctor Carlos Rius, académico de la Facultad de Química de la UNAM, también nos explicó que aunque el grafeno es un material que actualmente se sigue investigando, por sí solo no sirve para conectarse a una radiofrecuencia, sino que se tendría que modificar. 

Los especialistas de Health Desk —una iniciativa contra la desinformación de Meedan—  también explicaron que “no se encontró que (las vacunas) contengan óxido de grafeno en sus fórmulas, incluidas sus nanopartículas lipídicas”.

Sin embargo, actualmente el óxido de grafeno se está investigando para determinar si puede ser una herramienta segura y eficaz para su uso en vacunas, u otras aplicaciones biomédicas.

Así que es falso que la patente US 11,107,588 B2 se trate de un sistema para que Pfizer haga un rastreo a los vacunados utilizando grafeno y radiofrecuencias.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.