En México no se activó alerta de tsunami por los sismos en Nueva Zelanda
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Captura de pantalla de información falsa

Falso, en México no se activó alerta de tsunami por los sismos en Nueva Zelanda

Una cuenta en Twitter asegura que la alerta la dio el Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico de Estados Unidos, pero es falso.
Captura de pantalla de información falsa
5 de marzo, 2021
Comparte

Tres sismos de entre 7 y 8 grados que impactaron en Nueva Zelanda el jueves 4 de marzo provocaron la emisión de una alerta por un posible tsunami en esa región, pero no para las costas mexicanas. 

La sospecha de que “fuertes corrientes y oleajes inusuales” golpearan a las islas Norte, Gran Barrera, Sur, Stewart y Chatman generó desinformación en México.

En redes sociales surgió un mensaje que alertaba sobre “el arribo del tsunami a costas” mexicanas, indicando que el impacto se daría durante la madrugada del viernes 5 de marzo en Lázaro Cárdenas, Michoacán.

En algunas de las publicaciones se indica que la fuente de información es el PTWC, las iniciales en inglés del Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico de Estados Unidos.

Sin embargo, El Sabueso corroboró que la mayoría de las alertas de posibles tsunamis emitidas por el PTWC entre el 3 y 5 de marzo están relacionadas con “la región de las islas Kermadec”, a pocos kilómetros de distancia de Nueva Zelanda. Y en ninguno se incluye a México o algún otro de sus estados.

Durante la tarde del mismo jueves Protección Civil de México anunció en Twitter que, además, el Centro de Alerta de Tsunamis (CAT) de la Secretaría de Marina “confirma que NO SE ESPERA un tsunami en costas del Pacífico mexicano”.

La supuesta alerta que se ha compartido miles de veces en redes sociales dice que las olas en las costas de México alcanzarían un metro. Pero eso también es falso.

Entrevistado por El Sabueso, Jonathan Arreola, subdirector de Riesgos Sísmicos del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), aseguró que “se hicieron los pronósticos y lo más alto eran los 25 centímetros que registraron en las olas de Manzanillo, Colima, pero nunca se anunció que podría haber olas mayores de un metro de altura”.

Durante el mediodía del viernes 5 de marzo, el mismo Cenapred informó a través de Twitter que la variación más grande en el oleaje de las costas mexicanas se dio en Manzanillo Colima, con 25 centímetros de altura, mientras que el menor impacto se dio con un incremento de 3 centímetros en el oleaje de Lázaro Cárdenas, Michoacán.

Además, el subdirector de Riesgos Sísmicos del Cenapred explicó que esas variaciones en el oleaje solo fueron perceptibles a través de sistemas especializados para ello, y no se pudieron observar solo con el ojo humano.

Jonathan Arreola también descarta que exista la posibilidad de que en próximas horas pueda registrarse un tsunami.

Para saber cuánto tiempo, después de un sismo, puede ocurrir un tsunami. El maestro Arreola toma como referencia el tiempo de traslado del epicentro al lugar donde se presume ocurriría el tsunami. México está a 12 horas de Nueva Zelanda.

El tiempo que toma un tsunami en hacer efecto después de un sismo se puede medir, un poco, con la diferencia que existe entre el epicentro del sismo y el supuesto lugar que podría afectarse con el tsunami. 

Nueva Zelanda, dice Arreola, está como a unas 12 horas de diferencia en vuelo, “si en ese tiempo no se registró un impacto en las costas de México, no existe posibilidad de que haya uno en horas próximas”.

El último tsunami que se registró en México fue en 1955, “cuando sucedió el sismo en las costas de Colima y las olas alcanzaron una altura de 5 metros, pero eso sucede pocos”, comenta Arreola.

Dónde sí hubo una alerta

Como ya comentamos, en las zonas marítimas cercanas a Nueva Zelanda sí se emitió una alerta de tsunami que pocas horas después fue cancelada por la Agencia Nacional de Manejo de Emergencias de Nueva Zelanda (NEMA, por sus siglas en inglés), y autorizó el regreso a las zonas consideradas de alto riesgo de las miles de personas que habían sido evacuadas a terrenos más altos.

En Estados Unidos el Servicio Geológico (USGS, por sus siglas en inglés) detectó también el sismo de magnitud 8.1 de Nueva Zelanda, lo que provocó que el Centro de Alertas de Tsunamis del Pacífico (PTWC) emitiera una alerta de tsunami para las islas de Hawái, pero poco después también lo descartó por completo.

Con base en “todos los datos disponibles… no se espera y no hay amenaza de tsunami en Hawái”, se lee en el comunicado.

La foto del supuesto tsunami

En algunas publicaciones la supuesta alerta incluye una imagen para ilustrar el supuesto tsunami que se acercaba a las costas mexicanas. 

La imagen fue publicada por el Ministerio de Medio Ambiente de El Salvador para indicar que en ese país solo se esperaban “fluctuaciones del nivel medio del mar menores a los 30 cm”.

Por lo tanto, no se registró un tsunami en México por los sismos en Nueva Zelanda y tampoco existe la posibilidad de que se registre uno en horas próximas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.