No hay epidemias cada 100 años para reducir a la población
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

No hay epidemias cada 100 años para reducir a la población

Estudios científicos sostienen que el virus no fue creado intencionalmente, además las pandemias no sucedieron exactamente cada 100 años. 
15 de abril, 2020
Comparte

Una de las teorías que se sostiene en redes sociales es que el coronavirus COVID-19, es parte de un ciclo de pandemias que llegan cada siglo, y por tanto un evento intencional. Pero esto es falso, estudios científicos sostienen que el virus no fue creado por el ser humano. Además las fechas de las pandemias a las que se refiere no sucedieron exactamente cada 100 años. 

Una de esas publicaciones asegura que: “una pandemia cada cien años, la gente no puede ser tan inocente de lo que en realidad está pasando se llama nuevo orden mundial, reducen la población cada 100 años (sic)”. Desde el 12 abril ya se compartió más de 15 mil veces en Facebook.

La mayoría de los usuarios aseguran que es verdad. Por ejemplo uno de ellos comentó: “Es la pura verdad, no nada nuevo. Se venía”. Pero no, no hay nada de verdad en ese dicho.

Las fechas de las pandemias no son exactas

La publicación viral sostiene que en 1720 sucedió la gran plaga de Marsella; en 1820  la pandemia del cólera; 1920 la gripe española y en el 2020 el coronavirus.

La Gran Peste de Marsella sí pasó entre 1720 y 1722, pero no fue una pandemia sino una epidemia que solo afectó una comunidad de Francia. También se le conoce como el último brote de peste negra. La peste negra apareció en Europa entre 1347 y 1351, muchísimo antes de lo que la publicación indica.

De acuerdo con el Centro Nacional de Estudios del Genoma Humano de Estados Unidos, esta enfermedad mató a entre el 30 y el 50% de la población. 

La primera pandemia causada por el cólera fue en 1817 y no en 1820, según consta en diversas publicaciones científicas, como Ciencia Ergo Sum y PubMed.

La OMS también dice que a lo largo del siglo XIX, el cólera se propagó por el mundo desde su reservorio original en el delta del Ganges, en la India. 

“Seis pandemias (de cólera) en sucesión mataron a millones de personas en todos los continentes. La actual pandemia (la séptima) comenzó en el sur de Asia en 1961 y llegó a África en 1971 y a América en 1991”.

De acuerdo con la OMS, una de las crisis más graves de salud pública de la historia moderna es la pandemia gripal de 1918, llamada coloquialmente gripe española. Y no, tampoco pasó en 1920. 

Según cifras de la OMS esta enfermedad infectó a cerca de un tercio de la población mundial y se calcula que mató a 50 millones de personas, una cifra muy superior a los cerca de 17 millones de defunciones causadas por la Primera Guerra Mundial.

Entonces pues no, no existe un patrón, un ciclo ni nada que nos haga pensar que puntualmente cada 100 años llega una pandemia o una gran enfermedad que amenaza a la población mundial.

El virus no fue creado de forma intencional

La publicación dice que “los billonarios y las potencias mundiales, aceptan hacerlo es más ellos invierten para limpiar el planeta tierra, lleguemos más a fondo”. Pero la comunidad científica ya se puso a analizar el origen del virus SARS-COV-2 que causa la COVID-19, y concluyeron que no fue creado intencionalmente.

Esto lo sabemos gracias a los diferentes estudios científicos que se han publicado en los últimos meses. 

De hecho, en la revista The Lancet, un grupo de científicos e investigadores publicaron una postura al respecto, “para condenar enérgicamente las teorías de conspiración que sugieren que COVID-19 no tiene un origen natural”. 

De acuerdo con un artículo publicado en “Nature Medicine”, “el SARS-CoV-2 no es una construcción de laboratorio o un virus manipulado a propósito”. Kristian Andersen, profesor de la Scripps Research, junto con profesores de la Universidad de Tulane, la Universidad de Sidney, la Universidad de Edimburgo y la Universidad de Columbia, fueron quienes realizaron la investigación.

En la secuencia genética del virus que causa el COVID-19 no se encontraron rastros que demuestren que se usó algún sistema genético disponible para crearlo. 

“Si se hubiera realizado la manipulación genética, uno de los varios sistemas de genética inversa disponibles para los betacoronavirus probablemente se habría utilizado. Sin embargo, los datos genéticos muestran irrefutablemente que el SARS-CoV-2 no se deriva de ningún esqueleto de virus usado previamente”, explica el estudio.  

Quienes son los más vulnerables

La publicación enlista una serie de personas que dice, son los más vulnerables a contraer la enfermedad. De acuerdo con la OMS por lo general, los síntomas de la COVID-19 son leves, sobre todo en los niños y los adultos jóvenes. Agrega que pueden ser graves en algunas personas, aproximadamente uno de cada cinco infectados debe ser hospitalizado

Hasta ahora, todo parece indicar  que las personas mayores y las que padecen afecciones médicas preexistentes (como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes) desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

 

El Sabueso es uno de los 91 verificadores de hechos de 40 países que forman la alianza coordinada por la Red Internacional de Verificación de Hechos (International Fact Checking Network, IFCN) para desacreditar la información falsa relacionada con el coronavirus. Encuentra las verificaciones de esta alianza internacional con los hashtag #CoronaVirusFacts y #DatosCoronaVirus , o visita esta página.

Consulta también nuestro micrositio con todas las verificaciones que hemos hecho hasta el momento sobre el Covid-19.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.