Es falso que una vacuna experimental causara la gripe española
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Es falso que una vacuna experimental causara la gripe española

La evidencia documental demuestra que la pandemia de 1918 fue causada por un virus, no por una vacuna experimental. 
30 de junio, 2022
Comparte

Un usuario de Twitter aseguró que durante la gripe de 1918, “sólo murieron los vacunados”. Supuestamente, las muertes fueron asociadas a una vacuna experimental contra la meningitis, pero la evidencia documental demuestra que dicha pandemia fue causada por un virus. 

Sin embargo, su publicación del 25 de junio ya suma más de mil 700 reacciones y asegura que “las autopsias realizadas tras la guerra demostraron que la gripe de 1918 fue causada por una vacuna experimental contra la meningitis bacteriana que imita los síntomas de la gripe” (sic). 

También verificamos: Falso que el ‘fenómeno afelio’ cause baja abrupta de la temperatura y daño a la salud

En los comentarios, algunas personas han aprovechado la supuesta información para asegurar que “no es la primera vez que utilizan ‘vacunas’ para el exterminio de la población”.

La publicación que desinforma cita como fuente a otra página de internet que, a su vez, dice que la información se originó en el sitio web “Tierra Pura”, página que en otras ocasiones ya ha difundido desinformación. 

La gripe de 1918 fue causada por el virus H1N1

De acuerdo con investigadores de los Centros del Control de Enfermedades (CDC), de Estados Unidos, lo que causó la pandemia de influenza entre 1918 y 1919 fue el virus de la influenza H1N1, y provocó la muerte de alrededor de 50 millones de personas en todo el mundo. De hecho, esa pandemia redujo la expectativa de vida promedio en los Estados Unidos en más de 12 años. 

Esto se sabe luego de que investigadores de los CDC “reconstruyeran” la historia y el genoma del virus que provocó la pandemia, también conocida como “gripe española”. 

Para empezar, un investigador de nombre Johan Hultin acudió a una de las comunidades que fue afectada por la pandemia en 1918. En dicha localidad, crearon un cementerio para los muertos por dicha enfermedad, que luego fue congelada con permafrost. 

Esto le permitió al investigador y su equipo extraer tejido pulmonar de las víctimas en 1951, y luego nuevamente en 1997. Este tejido fue revisado por otros investigadores, que con base en tejido de otra de las víctimas en otro lugar  lograron secuenciar el genoma del virus que causó la pandemia. 

Es decir, contrario a lo que dice la publicación con desinformación: actualmente se sabe que la pandemia de 1918 fue causada por el virus de la influenza H1N1, luego de que diferentes grupos de investigadores obtuvieron tejido en buenas condiciones de algunas de las víctimas de la enfermedad.

En dichas investigaciones no hay rastro alguno de que la causa de las muertes tuvieran que ver con la vacuna de la meningitis. 

Además, “no habría forma de que una vacuna contra la meningitis pudiera contribuir a iniciar una epidemia de gripe”, según afirmó a Reuters el epidemiólogo Donald Burke.

 “La meningitis es una enfermedad diferente, causada por un tipo de bacteria. No está genéticamente ni está estrechamente relacionada con la influenza”, aseguró el experto.

Peter Hobbins, historiador de la Universidad de Sydney especializado en medicina y tecnología, coincidió y explicó a AFP Factual que, contrario a lo que afirma la publicación, las autopsias que se realizaron tras la pandemia de 1918 relacionaron las muertes con la gripe española. 

“Se realizaron muchas autopsias en pacientes que murieron de gripe ‘española’, lo que confirmó que la causa principal de muerte fue el llenado de los pulmones con líquido, ya sea debido a la enfermedad o debido a la respuesta inmune hiperactiva del cuerpo a la infección”, afirmó Hobbins.

En conclusión: La pandemia de 1918 fue causada por el virus H1N1, no por una vacuna experimental. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.