Juez de EU no confirmó que vacunas COVID tienen células de niños abortados
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Falso que juez de EU confirmara que las vacunas COVID contienen líneas celulares de niños abortados

Las declaraciones del juez Clarence Thomas fueron sacadas de contexto. No es la primera vez que surge desinformación que relaciona a las vacunas con fetos abortados.
8 de julio, 2022
Comparte

Publicaciones en redes sociales sacaron de contexto los dichos de un juez estadounidense para mencionar una supuesta confirmación de que vacunas contra COVID-19 están hechas con líneas celulares de niños abortados.

Se trata de desinformación sobre los componentes de las vacunas.

El pasado 30 de junio el juez Clarence Thomas citó las alegaciones de un caso de personas que pedían no vacunarse.

Dichas personas señalaron que “se oponen, por motivos religiosos, a todas las vacunas disponibles contra el COVID-19 porque fueron desarrolladas utilizando líneas celulares derivadas de niños abortados”.

Lee también: AstraZeneca no usa ‘embriones criados en probetas’ para su vacuna contra COVID

Eso es lo que mencionaron, y el juez leyó su argumento, pero no aceptó que lo dicho fuera verdadero y sólo propuso analizar a fondo la sentencia.

Publicaciones sacaron de contexto lo dicho por el juez para afirmar que con eso queda “confirmado” que las vacunas de COVID-19 contienen líneas celulares que son “extirpadas con el feto aún vivo”, lo cual también es falso.

Desinformación recurrente

Esta no es la primera vez que se desinforma sobre la composición y los ingredientes de la vacuna contra la COVID-19, para relacionarla con fetos humanos, un argumento recurrente usado por grupos antivacunas y que se oponen al aborto.

El Sabueso ha verificado desde 2020 varios mitos y desinformación que ha surgido sobre el tema. Si bien es cierto que se utilizan líneas celulares embrionarias en investigaciones biomédicas, eso no significa que se obtengan de fetos abortados o vivos, como se afirma falsamente.

En realidad, estas células provienen de dos embriones específicos que datan de 1972 y 1985 (células HEK-293 y PER.C6), que son conservados en laboratorios de manera segura y se usan para poder producir de forma controlada muchas dosis de vacunas al mismo tiempo.

El doctor Mauricio Rodríguez, vocero de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia de COVID-19 de la UNAM, ya ha aclarado en este explainer que “las líneas celulares sirven para poder realizar de forma controlada y reproducible muchos experimentos y estudios de investigación científica con los que se ha logrado explicar cómo funciona el organismo y se han podido probar medicamentos, estrategias terapéuticas y de diagnóstico”.

Uso seguro y probado

Desde los setenta se han usado las líneas celulares embrionarias y también hay otras obtenidas de tumores o animales. Estos cultivos sirven como base para crear anticuerpos y proteínas y gracias a esto es posible el desarrollo de vacunas como la de varicela, rubéola o hepatitis A.

Incluso algunas vacunas contra la COVID-19, como la Janssen, AstraZeneca y Cansino, han usado estos cultivos para poder desarrollar su fórmula.

Sin embargo, eso no significa que las vacunas contengan células de fetos en sus ingredientes o que provengan de un individuo, o que se empleen nuevos embriones o fetos para desarrollar vacunas o que se promueva el aborto.

La Organización Mundial de la Salud también ha aclarado cómo se desarrollan las vacunas y lo que contienen. Además, todas las vacunas contra la COVID-19 que se han aprobado pasaron por varios estudios y tres fases de ensayos clínicos, lo que las hace seguras.

En otras partes del mundo también ha surgido desinformación en redes sociales sobre este tema, pero también ha sido desmentida por medios internacionales como FactCheckt.org, Reuters, Newtral y Chequeado, que al igual que El Sabueso pertenecen a la Red Internacional de Verificación de Datos (IFCN, por sus siglas en inglés).

En conclusión, es falso que las vacunas contra la COVID-19 contengan líneas celulares de niños abortados y fetos vivos, o que el juez estadounidense Clarence Thomas confirmara esa información.

Te puede interesar: Falso, Biden no promueve un mercado de fetos para experimentar

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.