No tiene sustento la frase de que vacunados morirán en dos años
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

No tiene sustento la frase de que vacunados morirán en dos años, es desinformación

No hay pruebas de que las vacunas causen variantes de COVID-19, tampoco de que Luc Montagnier afirmó que las personas vacunadas morirán en 2 años.
5 de junio, 2021
Comparte

“Todas las personas vacunadas morirán en 2 años”, es una frase que circula en redes sociales y que atribuyen a Luc Montagnier, ganador del premio Nobel de medicina en 2008. Pero no hay evidencia de que él haya hecho tal afirmación, y tampoco de que las vacunas aprobadas contra COVID-19 puedan causar la muerte de quienes las reciben.

En Twitter y Facebook hay algunas publicaciones que replican esta idea, que también circula por WhatsApp y grupos de Telegram que se dedican a difundir desinformación. En uno de estos grupos la supuesta noticia ya se vio más de 6 mil veces. 

En algunas versiones de esta desinformación —ya sea en capturas o mensajes— se enlaza como fuente una nota en inglés del medio Lifesite News. La entrada de este sitio web se publicó el 19 de mayo, pero contiene una nota del editor agregada el 27 de mayo. 

En dicha acotación, el medio aclara que: “Montagnier no dijo que todos los que recibieron vacunas COVID-19 experimentales “morirían” en dos años. Esta cita se le atribuyó falsamente en un meme de noticias falsas que se ha distribuido ampliamente (sic)”. 

También reconoce que aunque ha replicado algunos argumentos presentados por Montagnier, “otros científicos han rechazado, en los términos más enérgicos, su tesis de que las vacunas están causando variantes peligrosas”. 

No pudimos encontrar evidencia de que realmente Luc Montagnier dijo que las personas vacunadas morirán en 2 años.

¿Qué dice realmente la nota de ‘Lifesite’?

Este sitio web describió que el virólogo Montagnier “calificó la vacunación masiva contra el coronavirus durante la pandemia como impensable y un error histórico que está creando las variantes y provocando muertes por la enfermedad”. Estas afirmaciones las hizo Montagnier en una entrevista grabada en video. 

Tal y como lo señala Lifesite, sus afirmaciones ya han sido desacreditadas por verificadores en otros países, como Maldito Bulo en España, Fact Checker en Estados Unidos y Efecto Cocuyo en Venezuela. 

Para empezar, las variantes de COVID-19 comenzaron a detectarse mucho antes de que la primera vacuna contra COVID-19 fuera aprobada. 

La ONU relata que a finales de enero o principios de febrero de 2020 apareció una variante del SARS-CoV-2. “En el transcurso de varios meses, acabó sustituyendo al virus inicial detectado en China y, en junio de 2020, se convirtió en la variante preponderante en todo el mundo”, explica. 

Otro ejemplo es la variante identificada en Dinamarca, que se encontró en agosto y septiembre de 2020.

Margaret Keenan fue la primera mujer en ser vacunada contra COVID-19, fuera de un ensayo médico. Esto pasó el 8 de diciembre de 2020, y con ello arrancaron las campañas de vacunación que ya se desplegaron en en casi todo el mundo. 

Además, el infectólogo Uri Torruco nos explicó en esta otra nota que  “las vacunas reducen la posibilidad de que haya cepas nuevas y variantes. Pues las variantes ocurren cuando el virus se sigue reproduciendo”.

Además, para que una vacuna se apruebe y se aplique de forma masiva en la población debe pasar por muchas etapas que prueben que es segura y eficaz.

Puedes saber más a detalle de ese proceso en el siguiente video: 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.