‘Esto te desfalca’: Lo que se gasta cuando hay contagios de Covid en casa
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

‘Esto te desfalca’: Lo que se gasta en pruebas, medicinas y oxígeno cuando hay contagios de Covid en casa

Una familia llega a gastar hasta 40 mil pesos al tener contagios de COVID en casa, incluso casos que no son tan graves implican gastos de pruebas, medicinas y estudios.
Cuartoscuro Archivo
Por Arturo Daen y Lidia Sánchez
1 de enero, 2021
Comparte

Un caso de Covid-19 en una familia golpea de distintas formas. Además de la preocupación por la salud, que es lo más importante, está el gasto económico que representa hacerse pruebas cuando se tienen síntomas, acudir al médico, recibir tratamientos, comprar vitaminas, e incluso obtener un tanque de oxígeno y recargarlo, en los casos más difíciles.  

Esto, se tenga o no Seguro Social o ISSSTE, ya que aquellos que sí lo tienen también se enfrentan con la saturación para recibir atención médica o hacerse pruebas, e incluso al acudir a Salud pública hay casos en que les recomiendan hacer su recuperación en casa, al no ser tan graves. Además, según nos mencionaron en entrevistas, hay quienes optan por las opciones privadas pensando que así evitarán tumultos y más riesgos de contagios, o que así recibirán mejor atención. 

Los gastos, de acuerdo con los testimonios recabados, varían en cada familia o persona, por la cantidad de personas infectadas, qué tan graves sean los casos de COVID, si requieren hospitalización o solo tratamiento en casa. También depende del tipo de atención que elija cada persona. En el caso de las pruebas, los costos se han recurrido con aquellas de detección de antígenos y anticuerpos, además de las PCR, aunque cada método tiene diferentes grados de precisión y utilidad.

En medio de la incertidumbre, un golpe al bolsillo

Una familia en la Ciudad de México que nos contó su historia, calcula que hasta ahora han gastado 40 mil pesos en pruebas, oxígeno, traslados, consulta médica privada y medicinas para su tratamiento. En su caso salieron positivos a SARS-CoV-2​ mamá, papá, su hija y los tres hijos de ella. 

Sus casos no han sido graves hasta el punto de requerir hospitalización, pero aún así han resentido el gasto. Y aún falta más, ya que tienen previsto que los seis integrantes se hagan pruebas de antígenos, ya al superar el coronavirus, lo que representa unos 300 pesos adicionales, por persona.  

“Está muy cabrón, neta te desfalca”, dice uno de sus familiares, quien detalla que para un tanque de oxígeno que antes costaba tres mil ahora tuvieron que gastar 6 mil pesos, en plena pandemia. 

Como te contó Animal Político en esta nota, ante la alta demanda se dispararon en el Valle de México los precios del equipo de oxigenación, su renta y recarga. Aparatos que conectados a energía eléctrica y con un dispositivo de agua generan oxígeno, pasaron de 15 mil hasta 80 mil pesos, según relataron familiares de pacientes.

Entérate: CDMX firma convenio con empresa privada para entregar tanques de oxígeno a pacientes COVID

Estos gastos se dan mientras el país, además de la crisis sanitaria, también enfrenta una crisis económica, con el aumento del desempleo en la pandemia, reducciones de salarios y la caída en las ventas de aquellos que tienen negocios. 

Otro caso en la Ciudad de México es el de la pareja de Pedro y Guadalupe, de 56 y 46 años. Ellos fabrican productos de amaranto, sin embargo, sus ingresos se han visto muy disminuidos desde marzo, y llegó un golpe más cuando Guadalupe perdió el olfato, el primer indicio de lo que confirmarían después, que ambos tenían Covid. 

Ninguno de los dos requirió el uso de tanques de oxigenación (y ambos ya lograron recuperarse), pero aún así, entre las pruebas, consultas y medicinas para el tratamiento Covid, al acudir a consultorios privados, han gastado al menos 20 mil pesos. 

“Me propusieron ir al hospital pero no quise, preferí aguantar aquí en casa”

Mario es fotoperiodista y tiene 49 años. Desde el 18 de diciembre pasado, comenzó a tener síntomas de gripa y una infección fuerte de garganta. Acudió a un médico y le dieron tratamiento de antibióticos. Sin embargo, poco antes de Navidad comenzó a tener síntomas más graves, “mucha fiebre, dolor generalizado, dificultad respiratoria, debilidad”.

De nuevo recurrió a un médico, uno particular, quien le mandó medicamentos para disminuir los síntomas así como unas inyecciones para evitar la formación de trombos o coágulos en la sangre, además de oxígeno, para recuperarse en casa.

Lo más caro fueron las inyecciones (Clexane), cada caja con 2 ampolletas me costó 1,800 pesos y compré 3 cajas, más unos 2 mil pesos de los otros medicamentos y el tanque de oxígeno. Este me lo prestó una cuñada, pero si sumamos el oxímetro, termómetro, mascarillas, debo haber gastado hasta ahora unos 10 mil pesos”. 

Respecto a por qué no buscar que lo traten en un hospital público, como se lo planteó gente cercana y como lo recomiendan las propias autoridades de Salud, cuando hay síntomas más graves, dice que tiene confianza en que su caso no se agravará más y que en su casa podrá recuperarse, utilizando sus ahorros para su tratamiento.

“De por sí te deprimes mucho con esta enfermedad, ahora hospitalizado, sin contacto con nadie, debe ser peor”.

Muchas consultas y revisiones, ante posibles secuelas 

Axl tiene 27 años. Es diseñador en la Ciudad de México. Vive solo en un departamento. Su caso de Covid fue leve, y aún así gastó debido a la enfermedad. 

Con los primeros síntomas, pensando que era solo una gripe, fue al consultorio de farmacia, cerca de su casa, que le cobró 70 pesos. 

Ahí el médico sólo le pidió aislarse. Gastó unos 150 pesos en la medicina que le recetaron, para los síntomas en la garganta y Paracetamol. 

Después, ya que seguían los síntomas, decidió ir con otro médico, que le cobró más caro, 400 pesos. No le recomendaron hacerse prueba. Y compró medicinas por 200 pesos. 

Seguía la tos, además sintió que con el segundo médico no lo habían revisado bien, así que volvió con el primero que había visitado. Pagó otra vez la consulta de 70 pesos, y 120 pesos en una medicina para la tos.

Entonces ya decidió hacerse la prueba, en uno de los kioscos instalados en la Ciudad de México, sin embargo, en ese tiempo, los resultados tardaban mucho. Así que mejor fue un laboratorio privado de Salud Digna. Ahí le cobraron 920 pesos por la prueba. Salió positivo.

Tras el periodo de aislamiento, quiso saber si no había tenido secuelas. “Por sugerencia de amigos, de conocidos, decidí acudir a un especialista”, con una neumóloga en el Hospital Ángeles. Pagó 850 pesos, por la cita inicial. 

“Hablando con la neumóloga, me dijo que me veía bien, pero yo insistía en querer saber si había secuelas o no”. Le recomendó una radiografía, que le costó 350 pesos, en lugar de una tomografía que resultaría más costosa. Volvió con la neumóloga, y pagó otros 850 pesos para que le ayudara a interpretar el estudio.

Afortunadamente, le confirmó que no tenía secuelas en sus pulmones. Solo le recomendó comprar unas vitaminas, por las que pagó 320 pesos. 

En total, sumando pruebas, consultas, medicinas, estudios, vitaminas y traslados, Axl ha gastado al menos 4,500 pesos, con un caso leve de Covid. 

“Aquí por donde vivo sigue habiendo fiestas, reuniones y todo eso. Y a lo mejor dicen ‘a mí no me va a dar’ o ‘después de 15 días se me va a quitar’, pero no se ponen a pensar en todo lo que pasa y también la parte económica”. 

El profesor Leo García, de un colegio de educación técnica de la Ciudad de México, nos contó que hizo un gasto de 12,500 pesos, al contagiarse de Covid en julio pasado. Si bien no requirió oxígeno, en aquel entonces una prueba PCR en un laboratorio privado le costó 3,300 pesos. La siguiente prueba, ya cuando se recuperó, le costó 1,300 en Salud Digna. El otro gasto fuerte que hizo es el de tomografías de pulmón, cada una por 1,600 pesos. A eso se sumó el gasto de traslados y medicamentos. 

Gastos en pruebas a domicilio, oxímetro, suplementos…

Otras personas contactadas para este reportaje nos contaron que han recurrido a pruebas Covid que se venden a domicilio. Jorge Mondragón, también habitante de la Ciudad de México, nos contó que él y su pareja compraron una prueba que ofrece la empresa Previta por 2 mil 990 pesos, en la que acuden a la casa del paciente para tomarle la muestra. Otros gastos importantes, tras consultar al neumólogo, fueron en medicinas y un suplemento alimenticio de la marca Usana, que compraron por 1,300 pesos. Esto, además de comprar un oxímetro en internet por 315 pesos, para revisar constantemente su nivel de oxigenación.  

Sobre por qué comprar una prueba a domicilio y no acudir a un sitio público, mencionó: “ir a un kiosco en las alcaldías, si uno ya está infectado, es un poco riesgoso, ya que puede uno infectar a otras personas; y si no estabas infectado y estás cerca de una persona infectada, que no tenga las debidas precauciones, entonces tú puedes infectarte”. 

Datos de aseguradoras

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), con corte al 18 de noviembre se habían registrado 1,015,071 casos COVID-19 en el país, y de ellos solo 1.54% tenía un seguro para gastos médicos. 

De 15,929 casos de personas aseguradas y que fueron hospitalizadas por Covid, el costo promedio de hospitalización fue de 376 mil 328 pesos. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.