La CPI no investiga a Calderón; así es como este organismo procesa los casos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La CPI no investiga a Calderón; así es como este organismo internacional procesa los casos

La Corte Penal Internacional no investiga personas, sino situaciones criminales para luego atribuir responsabilidades que sí podrían apuntar a exmandatarios.
16 de noviembre, 2022
Comparte

Genocidio, crímenes de guerra, crímenes de lesa la humanidad y el crimen de agresión son los cuatro delitos que investiga y, en su caso, juzga la Corte Penal Internacional (CPI).

Dicha instancia, según reiteró el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, -luego de poner en duda su propia declaración-, es la que investiga al expresidente Calderón por el operativo de armas Rápido y Furioso.

También lee: Adán Augusto López se desmintió a sí mismo sobre supuesta investigación internacional a Felipe Calderón

Sin embargo, su dicho es falso. En la página de la CPI no hay registro de que exista una investigación o un examen preliminar sobre México, ni de que se esté revisando en específico la participación de Calderón o alguna otra persona.

De hecho la CPI, explicaron especialistas, no investiga a individuos sino situaciones criminales, y solo después de reunir los elementos necesarios podría señalar el nombre de posibles responsables. 

Es decir, la Corte no investigaría inicialmente a Calderón, sino la situación de violencia que impera o imperó en determinado momento en el país, y luego buscaría atribuir responsabilidades a quien le corresponda. 

“La Corte Penal Internacional no es un ministerio público, es decir, yo no puedo ir y meter una denuncia contra nadie. La Corte lo que hace es recibir comunicaciones sobre la situación en distintos países, sobre estos crímenes”, señaló Jacobo Dayán, académico de la Universidad Iberoamericana y especialista en Derechos Humanos.

Lucía Chávez, directora Ejecutiva de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH ), considera que sí existe evidencia de que se cometieron crímenes de lesa humanidad al menos desde 2006, cuando se desplegó al Ejército en las calles para tareas de seguridad. Justo en el sexenio de Felipe Calderón. 

Sin embargo, criticó, el actual gobierno federal no ha solicitado que la CPI inicie una investigación al respecto, aunque tiene la oportunidad de hacerlo. 

El tribunal de la última instancia

La Corte Penal Internacional busca complementar a los tribunales nacionales y es gobernada por un tratado internacional llamado el Estatuto de Roma, del que México está ratificado

Nicolás Vázquez Flores, académico de la facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón de la UNAM,  detalla que la Corte depende de la Organización de las Naciones Unidas y es un organismo “relativamente joven”, pues fue creado en 1998, aunque entró en vigor en 2002. 

La CPI puede realizar  investigaciones en alguno de los países miembros y, para ello, reúne y examina pruebas, interroga a las personas investigadas, así como a víctimas y testigos. 

Para que esto pase, los Estados partes o del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas deben remitir el caso, aunque también lo puede investigar por iniciativa propia y con la autorización de los jueces y la Oficina del Fiscal (OTP).

“La OTP solicita la cooperación y la asistencia de los Estados y las organizaciones internacionales, y también envía investigadores a las zonas donde ocurrieron los presuntos delitos para reunir pruebas. Los investigadores deben tener cuidado de no crear ningún riesgo para las víctimas y los testigos”, explica la CPI. 

Hay comunicación de casos, pero no se ha llegado a un examen preliminar

Jacobo Dayán explica que a partir de las comunicaciones que recibe la Corte decide si hay elementos para la apertura de un examen preliminar, y después de eso puede abrir un juicio. 

Aunque ha recibido comunicaciones sobre la situación actual de México, la Corte no  ha abierto ningún examen preliminar y mucho menos una investigación sobre la situación del país. 

“La Corte tiene información sobre que en México se cometen crímenes de lesa humanidad, entendidos estos como un ataque generalizado o sistemático contra población civil, como parte de una política; aquí podemos meter las desapariciones, las ejecuciones, la trata, el desplazamiento forzoso, la tortura, etcétera, muchos crímenes que en México ocurren de manera generalizada y o sistemática”, explica Dayán.

Lucía Chávez concuerda y señala que la Corte se encarga de atribuir responsabilidades en estos crímenes, pero  a diferencia de los tribunales de derechos humanos, la Corte Penal Internacional no va a investigar a individuos sino situaciones. 

Chávez explica que la Corte tiene varios órganos, uno de ellos es la Fiscalía de la Corte Penal Internacional que se encarga de analizar la situación del país, para determinar si merece o no abrir el examen preliminar. 

“La Fiscalía de la Corte se encargaría de ver si en realidad en México hay un contexto de graves o sistemáticas torturas, desapariciones, o asesinatos que se pueda sustentar”, explica.

El gobierno de AMLO podría solicitar una investigación, pero no lo hace

Dayán señala que si realmente hubiera interés por parte del gobierno federal porque la Corte investigue este tipo de crímenes, entonces podría solicitarlo directamente. 

Lucía Chávez concuerda y explica que “ahora mismo en la Corte Penal Internacional no hay un examen preliminar abierto sobre México y mucho menos una investigación; entonces si realmente el  presidente López Obrador tuviera el interés de que se investigara a Calderón, ellos tendrían que mandar estos comunicados y solicitar la investigación”. Lo anterior, a través de la Cancillería. 

Chávez explica que desde la CMDPDH han enviado comunicaciones a la Corte con evidencia de que durante el gobierno de Calderón y Peña Nieto se cometieron este tipo de crímenes. 

Por ejemplo, ha enviado comunicaciones sobre la presunta comisión de tortura y tortura sexual como crímenes de lesa humanidad, perpetrados por elementos de las Fuerzas Federales del Estado Mexicano entre diciembre de 2006 y diciembre 2018.

“Tendríamos que preguntarnos porqué el gobierno federal no está enviando las pruebas que seguramente tiene a la Fiscalía de la Corte; porque si no, solamente es un discurso retórico que trata de engañar al ciudadano. ¿Por qué si el gobierno está convencido de que se cometieron estos crímenes hay una omisión de su parte? Esto puede incluso caer en una complicidad criminal”, cuestiona Chávez.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.