Es falso que la ONU culpó a Bill Gates de brote de polio en África
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La ONU no culpó a Bill Gates de brote de polio en África

La pandemia de COVID-19 generó una serie de desinformaciones y teorías de la conspiración en contra de la vacunación. Pero sus argumentos no son verdaderos
22 de septiembre, 2020
Comparte

¿Una vacuna financiada por Bill Gates causó un brote de polio en África? Así lo aseguran publicaciones en Facebook, Twitter y hasta portales de internet. Sin embargo esto no es verdad, aunque la OMS sí anunció recientemente un brote de esta enfermedad en Sudán.

En Facebook  un usuario señaló que la “ONU admite que la vacuna de Bill Gates está provocando un brote de poliomielitis en África”. La publicación es un largo texto que supuestamente explica la falsa afirmación.“ONU admite que vacuna generó brote de polio” es otro de los mensajes que circulan en Twitter con la imagen de Bill y Melinda Gates y el enlace a un portal de internet en Venezuela. 

La pandemia de COVID-19 ha dado un nuevo empuje a teorías de la conspiración y grupos antivacunas que divulgan falsedades sobre la vacunación. 

En resumen: 

  • Sí hay un brote polio en Sudán de origen vacunal, pero no se han reportado “decenas de muertes”. 
  • Los virus de las vacunas de polio mutan y pueden conferir enfermedad, pero eso no pasaría si toda la población estuviera vacunada. 
  • La vacuna que ha causado el brote en Sudán no pertenece a Bill Gates, según la OMS.

 Sí hay un brote de poliomielitis en Sudán

En un comunicado, la Organización de Naciones Unidas señaló que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) “el mundo se enfrenta a una situación extraordinaria de brotes del virus de la poliomielitis. La enfermedad se transmite desde Irán y Afganistán, hasta Nigeria, Filipinas y Malasia”. Pero en ninguna parte culpa a Bill Gates o a su programa de vacunación de estos brotes. 

La publicación con información falsa publicada el 9 de septiembre en Facebook dice que “mientras que organizaciones internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) se jactan regularmente de ‘erradicar la poliomielitis’ con vacunas, parece ser el caso contrario, con las vacunas que causan la muerte de decenas de jóvenes que viven en África (sic)”.

Señala que “decenas de niños están siendo paralizados por una cepa mortal del patógeno derivado de una vacuna viva” … “esta última pandemia inducida por fármacos comenzó en los países africanos de Chad y Sudán, y el culpable fue identificado como el virus de la poliomielitis tipo 2 derivado de la vacuna”.

Pero lo que realmente dijo la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 1 de septiembre es que el Ministerio Federal de Salud de Sudán  le notificó sobre la detección de un “poliovirus tipo 2 derivado de la vacuna circulante (cVDPV2) en el país”. Se notificaron 2 casos confirmados y 11 sospechosos. No dijo que alguno haya fallecido.

“La secuenciación de los virus aislados en Sudán hasta ahora refleja que los virus están relacionados con los virus notificados anteriormente en el vecino Chad, donde hubo múltiples introducciones separadas en Sudán desde Chad. Hay circulación local en Sudán y se sigue compartiendo la transmisión con Chad”, dijo la OMS.

Según la publicación de Facebook “los funcionarios ahora temen que esta nueva y peligrosa cepa pronto pueda saltar continentes, provocando más brotes mortales en todo el mundo”.

Pero lo que realmente dijo la OMS es que “estima que el riesgo de una mayor propagación internacional del cVDPV2 en África central y el Cuerno de África es alto. Con movimientos de población a gran escala con otras zonas de África central y el Cuerno de África”.

Además, según cifras de la OMS una de cada 200 infecciones de poliomielitis produce una parálisis irreversible (generalmente de las piernas), y un 5% a 10% de estos casos fallecen por parálisis de los músculos respiratorios. 

Entonces… ¿las vacunas causan polio?

La poliomelitis es es una enfermedad infecciosa que invade el sistema nervioso y puede causar parálisis en cuestión de horas. El virus se transmite de persona a persona, principalmente por vía fecal-oral.

La OMS explica que “la vacuna antipoliomielítica oral (OPV) contiene un virus vacunal atenuado que activa una respuesta inmunitaria en el cuerpo”. Cuando se administra la OPV, el virus vacunal atenuado se multiplica en el intestino y genera anticuerpos que confieren inmunidad. 

Mientras eso pasa, la persona puede excretar en sus heces ese virus vacunal. Éstas pueden propagarse en la comunidad cercana y ello conferir protección a otros niños.

Pero de acuerdo con la OMS: “en casos raros, cuando la población está notablemente subinmunizada, el virus vacunal excretado puede seguir circulando durante un periodo más prolongado, y cuanto más tiempo sobreviva más cambios genéticos puede sufrir”. 

Cuando esto pasa y en casos todavía más raros, según la OMS, “los virus vacunales pueden sufrir cambios genéticos que les confieran la capacidad de producir parálisis”. Esto crea los denominados poliovirus circulantes de origen vacunal (cVDPV)”.

Es decir, un niño vacunado puede excretar el virus que contiene su vacuna y transmitirlo a otros niños no vacunados. Entre más personas no vacunadas haya, más se transmitirá el virus vacunal. Pero entre más se transmita el virus vacunal va mutando y esas mutaciones le permiten recuperar la capacidad de causar enfermedades. 

Entonces… “el problema no está en la vacuna en sí misma, sino en una baja cobertura vacunal. Si la población está plenamente inmunizada, estará protegida frente a los poliovirus tanto salvajes como de origen vacunal”, dice la OMS. 

¿Todo esto que tiene que ver con Bill Gates? 

Según la publicación de Facebook “es importante señalar que la vacuna antipoliomielítica oral está siendo impulsada por la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Polio (GPEI), un consorcio que cuenta con el apoyo y la financiación de la Fundación Bill y Melinda Gates”. 

Es verdad que la  Fundación Bill & Melinda Gates (B&MGF), forma parte de la Iniciativa Global de Erradicación de la Poliomielitis. Pero  los verificadores de Maldito Bulo se comunicaron con Oliver Rosenbauer, portavoz de la Organización Mundial de la Salud, y les aseguró: “es verdad que se ha producido ese brote”, en referencia a los casos detectados en Sudán, “pero no es cierto que la vacuna pertenezca a Bill Gates”.

Desde el inicio de la pandemia de COVID-19, la fundación Gates ha sido señalada con este tipo de mentiras. Por ejemplo, en el mismo texto que difunde información falsa se asegura que “este mismo incidente ha ocurrido también en India”, haciendo referencia a los brotes de vacunas circundantes. Pero ese tema también lo aclaramos en esta otra verificación. 

¿La vacuna de COVID-19 se prueba en África?

Finalmente, el texto con información equivocada dice que “actualmente, la primera vacuna experimental COVID-19 se está probando en la población africana a través de GAVI Vaccine Alliance, otra organización financiada por la Fundación Gates. Se está llevando a cabo una gran ronda de ensayos en humanos en Sudáfrica, a cargo de la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo”.

Es verdad, pero no son el único país donde se realizan pruebas. Además su inclusión es precisamente para buscar que ese país pueda acceder a la vacuna sin rezagos. 

La Universidad de Johannesburgo dice que el ensayo denominado “VIDA” de la vacuna Ox1CoV-19, de Oxford’ se anunció el 23 de junio de 2020. Mientras que los investigadores comenzaron a vacunar a voluntarios humanos con una nueva vacuna llamada ChAdOx1 nCoV-19 el 24 de junio de 2020.

Dice que el estudio tiene como objetivo inscribir a  1970 voluntarios adultos de entre 18 y 65 años y que sean VIH negativos. La Autoridad Reguladora de Productos Sanitarios de Sudáfrica (SAHPRA) y el Comité de Ética en Investigación en Humanos de la Universidad de Witwatersrand revisaron y aprobaron el estudio.

La vacuna que se utiliza en el ensayo de Sudáfrica es la misma que se utiliza en el Brasil y Reino Unido. En este último ya se han inscrito más de 4.000 participantes en el ensayo clínico y se prevé la inscripción de otros 10.000 participantes.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.