Denuncia de Lozoya, bajo la lupa: lo que dice de Higa, huachicol y Etileno XXI
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

La denuncia de Lozoya, bajo la lupa (segunda parte): Sus dichos sobre Higa, huachicol y Etileno XXI

Animal Político presenta la segunda entrega de la verificación a los dichos de Lozoya en su denuncia, sobre casos como el de la compra de Agro Nitrogenados.
Cuartoscuro
Por Arturo Ángel, Nayeli Roldán, Manu Ureste y Zedryk Raziel
27 de agosto, 2020
Comparte

Como parte de la revisión de las aseveraciones del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, en su declaración ante la Fiscalía General de la República (FGR), Animal Político presenta la segunda entrega con la verificación de los supuestos beneficios hacia empresarios como Juan Armando Hinojosa, dueño de Grupo Higa, por parte de la administración del presidente Enrique Peña Nieto; la compra de la planta Agronitrogenados, los contratos sobre la petroquímica Etileno XXI y la refinería Miguel Hidalgo Tula 1, y el supuesto combate al robo de combustible en el sexenio pasado.

Para este ejercicio de verificación, con la metodología del Sabueso, dividimos la declaración judicial en 124 frases. De ese total, 66 contienen elementos de verificación inmediata en fuentes públicas y cuya primera parte fue publicada ayer. Con esta segunda entrega concluimos la verificación de 66 frases.

Vale la pena precisar que la denuncia judicial de Emilio Lozoya Austin –filtrada a medios el pasado 20 de agosto– consta de 63 hojas, pero falta la número 49.

La declaración que Lozoya presentó ante la FGR están numeradas y la última página es la número 60. Sin embargo, el archivo filtrado suma 63 páginas porque incluye cuatro páginas escritas con diferente tipo y tamaño de letra y sin numerar, en las que se detalla la compra de la planta Agronitrogenados.

Éstas cuatro páginas fueron intercaladas después de la página número 48 de la denuncia, donde Lozoya cuenta las presuntas presiones recibidas por parte del presidente Enrique Peña Nieto y del secretario de Hacienda, Luis Videgaray, para concretar la compra de Agronitrogenados a la empresa Altos Hornos de México (AHMSA). Después de esa narración, el documento retoma la denuncia en la página 50.

Al respecto, la empresa AHMSA insiste en que no hubo irregularidades en la venta de la planta, y en un comunicado dirigido a la Bolsa Mexicana de Valores, advierte que “resultaría conveniente conocer el contenido original de la página 49 de dicho texto, que fue reemplazada por cuatro hojas sin firma del declarante”.

Página 15. “El proceso para la adjudicación de este contrato (obras refinería Tula I) como consta en actas de las investigaciones, así como en las entrevistas realizadas, terminó siendo una adjudicación directa”

Página 16. “El dinero de Tula I fue utilizado en su totalidad para las reformas estructurales, principalmente para la energética”

En el apartado de la denuncia ‘Planeación para la aprobación y compra de votos de las reformas estructurales’, Emilio Lozoya narra una reunión en 2013 en su casa con Luis Weyll, operador de Odebrecht al que en reportajes periodísticos se le señala como ‘el señor de los sobornos’. En esa reunión, Weyll le habría dicho a Lozoya que había un acuerdo para “apoyar al Gobierno” con 6 millones de dólares si Odebrecht ganaba el contrato de obras en la refinería Tula 1, por 1 mil 436 millones de pesos.

El exdirector de Pemex asegura que le respondió a Weyll que no podía intervenir en la licitación, pero si Odebrecht resultaba ganadora “vería los detalles” con Fabiola Tapia, cuya empresa era utilizada presuntamente para la triangulación de sobornos, ya que el gobierno “requería de ciertos apoyos económicos” para sobornar a legisladores de oposición y aprobar la reforma energética.

Finalmente, dice Lozoya en su denuncia, el contrato millonario de Tula 1 fue otorgado a Odebrecht mediante una adjudicación directa; es decir, sin concurso ni competencia.

Animal Político verificó este dicho y corroboró que el contrato sí fue por adjudicación directa. Así consta en una respuesta que Pemex dio por transparencia pública, a partir del recurso de revisión número RRA1225/17, en la que informó que adjudicó a Odebrecht el contrato PXR-OP-SILN-SPR-CPMAC-A-4-14, para las obras de “acondicionamiento del sitio, movimiento de tierras, y conformación de plataformas para el proyecto de aprovechamiento de residuales para la Refinería Miguel Hidalgo Tula I”.

En el informe de la Auditoría Superior de la Federación número 16-6-90T9M-04-0479 también se detalla que este contrato de Tula I fue por adjudicación directa, además de múltiples irregularidades en esta obra que, finalmente, se disparó a los 2 mil 351 millones de pesos de gasto; 900 millones más de lo proyectado.

En cuanto a los 6 millones de dólares que habría recibido el gobierno tras adjudicar a Odebrecht el contrato de Tula I para presuntamente sobornar a legisladores, lo único corroborable es que el contrato de Odebrecht se firmó el 14 de febrero de 2014, dos meses después de que se aprobara la reforma energética.

Etileno XXI

Página 6. En la reunión en Brasil de 2012 se habló de la importancia de que México continuara con Etileno XXI, proyecto al que ya se habían inyectado 3 mil millones de dólares y que era indispensable para la reforma energética.

Página 29. Con motivo de la continuidad del contrato Etilenio XXI, bajo la administración de EPN, se entregaron en 2014 aproximadamente 84 mdp adicionales, de los cuales 32 mdp fueron entregados a un representante de Luis Videgaray, de nombre Álvaro Rivera López (…). Videgaray dijo que él mismo gestionaría estos recursos, o en su defecto, los entregaría a Luis Vega Aguilar, entonces secretario de finanzas del PRI.

Etileno XXI es una planta petroquímica localizada en el municipio de Nanchital de Lázaro Cárdenas del Río, Veracruz. La petroquímica brasileña Braskem, petroquímica filial de Odebrech, y la mexicana Grupo Idesa se asociaron en 2010 para integrar un consorcio que finalmente invirtió 5 mil millones de dólares en la planta mexicana.

Sin embargo, no fue necesaria la reforma energética para obtener un beneficio, pues en 2010, durante el gobierno de Felipe Calderón, Braskem-Idesa consiguió un contrato con Pemex para que ésta le vendiera 66 mil barriles de etano, la materia prima para producir etileno y que luego transformado en plástico, sería exportado hacia EU, América del Sur y Europa, por un plazo de 20 años.

De hecho, en 2011, los consejeros del Consejo de Administración de Pemex criticaron que el contrato no hubiese sido analizado ahí, al ser el máximo órgano de dirección de la empresa, pues aunque la ley no lo establecía como requisito, en este caso era necesario dadas las “implicaciones estratégicas de alto impacto” para la empresa mexicana.

Sin embargo, el entonces presidente del Consejo, en su calidad de secretario de Energía, José Antonio Meade, aclaró que “no existía ninguna obligación de presentar el contrato de suministro al Consejo, por lo que ese instrumento se había desahogado en los términos de la normativa vigente”.

Incluso, el 15 de diciembre de 2012, durante el segundo informe de gobierno como mandatario de Veracruz, Javier Duarte, destacó la inversión extranjera en la entidad como la proveniente de “Brasil, a través del consorcio Braskem Idesa, en el proyecto Etileno XXI invirtió 9 mil 200 millones de pesos”.

El contrato de Etileno XXI inició en el sexenio de Felipe Calderón y, efectivamente, tuvo continuidad en el de Enrique Peña Nieto. Inició operaciones en 2016 y fue inaugurada por el secretario de Energía Pedro Joaquín Coldwell, el secretario de Gobierno de Veracruz, Flavino Ríos Alvarado, y el director general de Pemex, José Antonio González Anaya.

Si bien no existe ningún elemento público para confirmar la entrega de recursos adicionales a Luis Videgaray, en esta frase de Lozoya lo único verificable hasta el momento es que Luis Vega Aguilar sí era secretario de Finanzas del PRI en ese momento y persona de confianza de Peña Nieto.

Caso Higa

Página 37: “En el sector de la construcción (Videgaray y Peña Nieto) impulsaron a Grupo Higa en la adjudicación de proyectos de ingeniería y de obra. Esto funcionó hasta que estalló la Casa Blanca”

Página 39: “Como es del conocimiento público, de forma asombrosa, el presidente decidió cancelar el proyecto del tren México-Querétaro. (…) Al preguntarle la razón de la cancelación me dijo: ‘es que tenemos un problema Videgaray y yo porque Higa le facilitó la casa de Malinalco a Luis y a mí me está apoyando con otra casa’.

En el apartado de la denuncia en el que se relata una serie de presuntos “hechos que reflejan uso indebido del poder y tráfico de influencias”, Emilio Lozoya dedica un apartado a Grupo Higa, consorcio del empresario Juan Armando Hinojosa Cantú.

El 9 de noviembre de 2014, Aristegui Noticias reveló que Constructora Teya, una de las empresas de Hinojosa Cantú, construyó una residencia donde vivía el presidente, ubicada en la calle Sierra Gorda número 50 en la colonia Lomas de Chapultepec, valuada en 86 millones de pesos.

Mientras que, en diciembre de 2014, el diario estadounidense The Wall Street Journal, reveló que Grupo Higa también construyó otra lujosa casa donde vivía el entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

Estas investigaciones periodísticas revelaron que ambas mansiones se construyeron luego de que Grupo Higa fuera beneficiada por la administración de Peña Nieto.

De hecho, Grupo Higa construyó la ‘Casa Blanca’ tras ser elegida como una de las compañías que, junto a China Railway Construction, ganó la licitación por más de 50 mil millones de pesos de las obras del tren México-Querétaro, una de las promesas ‘estelares’ de Peña al inicio de su sexenio.

Mientras que, en 2009, cuando Peña Nieto era gobernador del Estado de México, Constructora Teya también fue beneficiada con un contrato de 7 mil millones de pesos para hacer las obras del Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango, según consta en Contratobook.

En cuanto a lo dicho por Lozoya acerca de que el proyecto millonario fue cancelado por el escándalo de la ‘Casa Blanca’, en efecto, a partir de la publicación del reportaje, en noviembre de 2014, el presidente Peña Nieto instruyó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a “reponer la convocatoria para la construcción del tren México-Querétaro”.

Combate al huachicol

Página 44. Respecto a este tema -comúnmente conocido como huachicol- l tomar la dirección General de Pemex solicité una reunión con el secretario de Gobernación, el secretario de la Defensa Nacional y el Almirante Secretario, para solicitar la creación de un grupo de trabajo de cara a enfrentar este gran problema.Si bien no existe información pública sobre la solicitud que hubiese hecho Lozoya a sus compañeros de gabinete, antes de que asumiera la dirección general de Pemex, en diciembre de 2012, ya existía una estrategia contra el huachicol. “La acción conjunta que se llevará a cabo durante los siguientes meses será coordinada por el Grupo Interinstitucional de Combate al Robo de Combustible, integrado por Petróleos Mexicanos, la Secretarí­a de la Defensa Nacional, la Procuradurí­a General de la República y el Servicio de Administración Tributaria (SAT)”, informó la empresa en un comunicado en enero de 2012. Incluso, en julio de este año, Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), informó en entrevista con El Economista que investigaba la participación de Emilio Lozoya en una trama de robo de combustible en altamar cuando era director de Pemex. “El robo se hizo a embarcaciones que transportaban combustible. Aquí aparece otra vez un vínculo con Odebrecht, a través de una empresa donde los brasileños tenían participación”, dijo.

Página 45. Con relación con las funciones desempeñadas por el señor Trauwitz, él no dependía de mí, estaba plenamente coordinado con las áreas de seguridad del gobierno del presidente EPN.

El general Eduardo León Trauwitz, fue jefe de escoltas de Enrique Peña Nieto cuando éste era gobernador del Estado de México. En 2012 fue nombrado como subdirector de Salvaguardia Estratégica de Pemex, es decir, se encargaba del combate al robo de combustible, entre otras tareas. Sin embargo, de acuerdo con el Reglamento General de Deberes militares, cuando un militar se encuentra en una comisión en una dependencia u organismo, deberán responder a la jerarquía militar, pero también al “lo que dispongan los particulares de la dependencia en que presten sus servicios”, según el artículo 299. En este caso, el secretario de la Defensa era Salvador Cienfuegos, y el titular de Pemex, Emilio Lozoya.

León Truwitz se encuentra prófugo de la justicia después de que un juez giró una orden de aprehensión en su contra en junio de 2019 por los delitos de delincuencia organizada y sustracción ilegal de hidrocarburos. Además, desde enero de 2019, la UIF ordenó el bloqueó de las cuentas de León Trauwitz en el Banjercito, CI Banco, Banca Múltiple y BBVA Bancomer. Aunque desde 2017 tres exsoldados informaron haber presenciado complicidad oficial en el robo de combustible de altos mandos, la denuncia no fue seguida hasta el cambio de gobierno.

Página 45: El resultado fue que en los últimos 3 años de EPN se incrementó el robo (de combustible) en más de 150%, resultando en pérdidas monumentales para las finanzas de la nación.

Lozoya refiere que al dejar el cargo, en febrero de 2016, el robo de combustible se disparó porque se abandonaron inversiones para prevenirlo. Datos oficiales de Pemex reportados por su Sistema de Transferencia de Custodia muestran que justamente en 2016 hubo pérdidas por robo de combustibles equivalentes a 2 mil 286 millones de barriles, una cifra récord hasta ese momento.

Dicho nivel de hidrocarburos perdidos superó por márgenes del 29 a 33% a lo registrado en cualquier otro año previo al menos desde una década atrás. Esto coincide con lo señalado por Lozoya respecto al incremento de las pérdidas cuando dejó la empresa, aunque no en la proporción que refirió.

Otro dato que permite medir la evolución en el robo de combustibles es el de las tomas clandestinas detectadas en los ductos, y en este sentido la tendencia en el sexenio del presidente Peña Nieto fue notoriamente al alza con Lozoya y sin Lozoya en Pemex.

Animal Político publicó a partir de datos oficiales que de 2014 a 2018 se registró un incremento grande y sostenido en la detección de tomas clandestinas. En esos cuatro años la cifra creció 3 mil 685 tomas a 14 mil 894. En proporción un disparo del 304 por ciento que inició desde antes de que Lozoya dejara el puesto.

Página 45. “En el gobierno de Felipe Calderón se gestaron sólidos esquemas de corrupción, precisamente, con Odebrecht, a través de Braskem. Tal era la relevancia de la relación entre Felipe Calderón y Braskem, que no solo le otorgó un contrato por más de 20 años de venta de etano con un descuento inexplicable de aproximadamente 25% (…), sino que además decidió darle tal relevancia a este acto ilícito (…) invitando al presidente Lula da Silva la firma de dicho contrato (…) el 23 de febrero de 2010 en el contexto de la cumbre de la Unidad Latina y del Caribe, en Cancún, Quintana Roo. De hecho, al final de dicha reunión entre los presidentes se emitió un comunicado en el que se congratulaban por la inversión por 2 mil 500 millones de dólares de la brasileña Braskem”.

Páginas 46 y 47. “Asimismo, Nacional Financiera (NAFIN), le prestó a dicho grupo 280 millones de dólares, y el Bancomext otros 120 millones de dólares (…). Además, es de dominio público que el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) concedió a Braskem un crédito por hasta 600 millones de dólares (para el proyecto Etileno XXI)”.

En efecto, el 23 de febrero de 2010, el entonces presidente panista mantuvo un encuentro con el mandatario brasileño Lula da Silva en una cumbre latinoamericana celebrada en Cancún. Tras la reunión, ambas delegaciones emitieron un comunicado –página 12– en el que se “congratularon” por el anuncio de una inversión conjunta de 2 mil 500 millones de dólares para el desarrollo de Proyecto Etileno XXI.

En cuanto al descuento del que habla Lozoya, la Auditoría Superior de la Federación, en su informe de la Cuenta Pública 2016 número 1800-DE, denunció que Pemex acumula pérdidas millonarias por este proyecto debido principalmente a dos puntos: uno, porque, en efecto, Pemex vendió etano a Braskem con un 30% de descuento. Y el segundo porque, aunado a este descuento, se produjo una caída de los precios internacionales del etano.

Resultado: en 2016, Pemex registró pérdidas por 1 mil 935 millones de pesos. Mientras que, en 2017, las pérdidas fueron de 1 mil 707 millones, tambíen según la ASF, que señaló que Pemex vendió ese año el etano 36% por debajo de su costo real a la planta de Braskem.

En cuanto a los préstamos millonarios, este miércoles el diario Milenio publicó que Nacional Financiera (Nafin) corroboró que tiene un contrato de crédito con Braskem -sin especificar monto- por el proyecto Etileno XXI. Sin embargo, clasificó el destino del crédito, los términos y las condiciones, como información “confidencial”.

Sobre el préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) señalado por Lozoya, el BID publicó en su web el 5 de abril de 2012 que concedió un crédito por 600 millones de pesos a Braskem “para financiar Etileno XXI”.

Página 46. Aproximadamente un año y medio después, el 24 de octubre de 2011, Marcelo Odebrecht fue invitado a comer con una comitiva en la residencia oficial de Los Pinos. Dicha comida fue parte del Consejo de Administración de Braskem, que de forma atípica se realizó fuera de Brasil. Al encuentro asistieron, entre otros, Carlos Fadigas, director general de Braskem, quien había sustituido a un ejecutivo de toda la confianza de Marcelo Odebrecht de nombre Roberto Prisco.

Dicha reunión sí se llevó a cabo y la propia Presidencia de la República dio cuenta de ella a través del área de comunicación social. En su libro Gigante de lodo, el periodista Raúl Olmos describe que en el encuentro, de parte del gobierno mexicano, participaron Bruno Ferrari, secretario de Economía; Carlos Guzmán Bonfill, director de ProMéxico, y Jordy Herrera Flores, que había sido director de Pemex Gas y Petroquímica Básica y recién había sido nombrado secretario de Energía.

Olmos consigna que antes de esa reunión, en enero de 2011, Calderón se había reunido con Fadigas en Davos, Suiza -país donde Odebrecht movió 211 millones de dólares en cuentas secretas para el pago de sobornos-, durante la visita del entonces presidente a la cumbre del Foro Económico Mundial. “La versión de la Presidencia de la República es que ambos dialogaron sobre los avances del proyecto Etileno XXI que en esos días se construía en Veracruz”, señala Olmos.

Página 46: A Carlos Fadigas sí lo conocí, sin embargo, no recuerdo haber conocido a Roberto Prisco.

Carlos Fadigas fue uno de los personajes más relevantes dentro de la constructora Odebrecht ya que durante siete años dirigió a su brazo de industrias petroquímicas: la compañía Braskem. Actualmente, al igual que otros exdirectivos de dicha empresa, se ha convertido en delator de los hechos de corrupción en los que participó.

Fadigas asumió la dirección de Braskem en diciembre de 2010, poco después de que dicha compañía obtuviera el millonario contrato para la puesta en marcha y operación del complejo Etileno XXI en el sexenio de Felipe Calderón.

En sus confesiones ante las autoridades, Fadigas da cuenta de diversas reuniones que él y otros directivos de Odebrecht sostuvieron con Peña, Lozoya y otros integrantes de su equipo previo a que arrancara dicho sexenio. Uno de esos encuentros, según lo documentado en el libro Gigante de Lodo, fue justo un día antes de que Peña asumiera el cargo de presidente de México, y el objetivo fue recordarle al priista la importancia de dar continuidad al proyecto de Etileno XXI.

Unos días después de que Peña asumiera el cargo Fadigas señala haber sostenido otra reunión con el ya presidente. Casi de forma paralela el nuevo gobierno federal confirmó la continuidad del proyecto a cargo de Braskem.

El otro personaje que menciona Lozoya, Roberto Prisco Ramos, fue el antecesor de Fadigas en el cargo. Luego de que estallara el escándalo de corrupción en Brasil por el “Caso Lava Jato” fue detenido, procesado y sentenciado a 10 años de cárcel, pero logró obtener su libertad a cambio de convertirse en delator.

Prisco participó en las gestiones ante el gobierno del expresidente Calderón y del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, para alcanzar el contrato inicial de Etileno XXI. No obstante, al haber dejado el cargo en diciembre de 2010, su contacto con el equipo de Peña fue prácticamente nulo.

Página 48. En dicha reunión (con representantes de AHMSA, el 6 de febrero de 2013) no estuve, sino que en representación de Pemex estuvieron Edgar Torres y Carlos Roa, asesor y coordinador de asesores de la Dirección de Pemex, respectivamente. Asimismo, se encontraba el director de PMI Comercio Internacional, José Manuel Carrera Panizzo.

Página 51. Di instrucciones a mi coordinador de asesores, Carlos Roa Rodríguez, y el maestro Edgar Torres Garrido, que estuvieran muy pendientes de la revisión de la documentación de esta operación (la adquisición de Agronitrogenados) y reuniones con PMI.

El nombre de Édgar Torres Garrido adquirió relevancia al paso de los años porque ha sido de los pocos exfuncionarios de Pemex que han sido sujetos a sanciones administrativas.

En los tiempos en que se adquirió la planta chatarra de Agronitrogenados, Torres Garrido tenía el cargo de asesor ejecutivo de Lozoya y acompañó personalmente, junto con su jefe, Carlos Roa, la operación de compra, conforme la declaración del exdirector de Pemex.

A partir de agosto de 2015, Torres Garrido ascendió drásticamente de asesor a director de Pemex Fertilizantes, filial que fue creada ese año expresamente para hacerse cargo de las plantas de Agronitrogenados y Fertinal.

En mayo y octubre de 2019, la Secretaría de la Función Pública (SFP) le impuso dos inhabilitaciones por 15 años y multas por 3 mil 845 millones de pesos por ejercicio indebido de su cargo. A juicio de la autoridad, el exfuncionario causó un quebranto a los recursos de Pemex Fertilizantes al firmar, en 2015, un contrato para la adquisición de la planta de Fertinal y, además, solicitar un crédito para pagar deudas que la empresa tenía con Banco Azteca y Arrendadora Internacional Azteca, ambas de Ricardo Salinas Pliego.

Por su parte, en 2016, Carlos Roa Rodríguez, quien fue jefe de asesores de Lozoya, se volvió presidente del consejo de administración de Grupo Fertinal, meses después de que Pemex Fertilizantes concluyó la adquisición de su planta.

Torres Garrido no está sujeto a sanciones administrativas por el caso Agronitrogenados porque no estuvo relacionado directamente con la autorización de compra de dicha planta (2013).

En febrero de este año, el director de Pemex Fertilizantes obtuvo una suspensión provisional contra cualquier orden de aprehensión en su contra.

Página 51. El encargado de PMI (Pemex Comercio Internacional) de esta operación (la adquisición de la planta de Agronitrogenados) era el director, José Manuel Carrera Panizzo, quien, aunque no tenía la obligación por la estructura jurídica de la empresa PMI, me pidió asignar un asesor de la dirección general de Pemex para que revisara el proceso de adquisición.

Entre 2010 y 2015, Carrera Panizzo fue director de la filial de Pemex PMI Comercio Internacional –que ahora está en proceso de liquidación o fusión– y, durante su cargo, también partipó en el proceso de compra de Agronitrogenados, conforme la denuncia de Lozoya.

De 2015 a 2017 fue titular de la Dirección Corporativa de Alianzas y Nuevos Negocios de la paraestatal. A finales de 2017 se fue Pemex y se integró como asesor del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin), que tuvo a su cargo la licitación y arranque de las obras del aeropuerto de Texcoco (NAIM), ya cancelado por la actual administración.

En julio de 2019, la Secretaría de la Función Pública (SFP) le impuso una inhabilitación de 10 años para ejercer el servicio público y una multa resarcitoria de más de 4 mil 200 millones de pesos debido a la compra de la planta de Agronitrogenados a un sobreprecio tres veces mayor a su valor de mercado.

La sanción de la SFP es también por la autorización, en 2016, de un incremento de la inversión de capital de Pemex para la rehabilitación de la planta chatarra.

Una investigación de Proceso indica que Carrera Panizzo hizo carrera en Pemex bajo el cobijo de Juan José Suárez Coppel, dos veces director de la paraestatal, en el foxismo y el calderonismo. De acuerdo con el reportaje, Carrera Panizzo impulsó la compra del 51% de los Astilleros Hijos de J. Barrera en Galicia y la adquisición de dos floteles, transacción que la actual administración puso a revisión.

Página 48: Ellos (AHMSA) tenían una planta llamada “Agronitrogenados”, la cual no estaba en operación.

Página 52: Mediante esta operación, Alonso Ancira se pudo deshacer de una planta de fertilizantes que no le generaba ingresos y que tenía años sin funcionar.

Página 56: Percibí que el entonces presidente me excluyó de las reuniones relativas a este rubro (la adquisición de Agronirogenados) debido a mi relación previa con Alonso Ancira, a quien yo conocía tiempo atrás y esto era del conocimiento del presidente Peña Nieto, quien operó este tema de la mano de Luis Videgaray Caso.

La planta de fertilizantes “Agronitrogenados” es un complejo industrial ubicado en el estado de Veracruz que Altos Hornos de México (AHMSA) le vendió a Pemex en diciembre de 2013 por un monto de 250 millones de dólares. La propuesta para la adquisición de esta planta fue presentada por el propio Lozoya en la sesión del Consejo de Administración de Pemex asentada en el acta 865. Su adquisición, al igual que otras inversiones similares, se enmarcaba en uno de los compromisos del llamado “Pacto por México”.

Como reconoce Lozoya en su denuncia, al momento de ser adquirida dicha planta no estaba en funcionamiento. De acuerdo con los dictámenes incluidos en la carpeta de investigación FED/SEIDF/UNAI-CDMX/0000289/2019 y la orden de aprehensión que se desprende de la misma, dicho complejo tenía al menos 14 años de no estar en operación y con equipos en desuso u obsoletos. En condiciones de “chatarra” como se ha dicho coloquialmente.

Una evaluación inicial de dicha planta a cargo del Instituto de Administración y Avalúo de Bienes Nacionales (INDAABIN) que depende de la Secretaría de Hacienda, estableció que el valor de dicho complejo no superaba los 60 millones de dólares. Sin embargo, de forma irregular, Pemex pidió al INDAABIN que volviera a evaluar dicho complejo como si se tratara de un negocio cien por ciento en marcha. Ello disparó su valor hasta los 265 millones de dólares.

Orden de aprehensión contra Emilio Lozoya

Orden de aprehensión contra Emilio Lozoya

Orden de aprehensión contra Emilio Lozoya

Orden de aprehensión contra Emilio Lozoya

Esta adquisición a precios totalmente inflados, sumado a los costos de rehabilitación y otros servicios que ha tenido que cubrir Pemex luego de la adquisición de “Agronitrogenados”, ha dejado pérdidas que la empresa del Estado estima superiores a los 8 mil millones de pesos.

Alonso Ancira, al que también se hace referencia en la denuncia, es el presidente del Consejo de Administración de Altos Hornos. La FGR lo acusa de haber sobornado a Lozoya con 3.4 millones de dólares desde la época de la campaña presidencial en 2012 para que este, a su vez, influyera en la compra de su planta Agronitrogenados. Una especie de “dádiva” por adelantado.

Además, en la denuncia penal presentada por Pemex en abril de 2019 ante FGR por la adquisición de Agronitrogenados y de otra planta de fertilizantes llamada “Fertinal”, la empresa acusó a Lozoya de ser corresponsable del daño generado por dichas inversiones en su calidad de director general de la compañía.

Estos antecedentes llevaron a un juez federal a ordenar la aprehensión tanto de Lozoya como de Ancira por el delito de lavado de dinero. El expresidente de AHMSA fue detenido desde el año pasado en España, pero continua combatiendo la solicitud de extradición con recursos de apelación ese país y juicios de amparo en México.

Página 52. “Respecto a mi participación en los Consejos de Administración sí quiero señalar que participé en los de Pemex. Particularmente mis abogados tienen el acta 856 de fecha 17 de diciembre de 2013 presidida por el consejero presidente, Pedro Joaquín Coldwell. En esta reunión se trató de un acto denominado “Informe sobre la inversión en una planta de fertilizantes” en la que hice uso de la voz”.

En realidad, el acta a la que se refiere Lozoya es la número 865 y no la 856. Y, efectivamente, esa asamblea extraordinaria se realizó el 17 de diciembre de 2013 y estuvo presidida por Pedro Joaquín Codwell, secretario de Energía. Además, estuvo presente Emilio Lozoya, como director de Pemex, y Édgar Torres Garrido, que en ese entonces era asesor de Lozoya, y que posteriormente, en agosto de 2015, fue nombrado director de Pemex Fertilizantes; filial que se hizo cargo de las plantas Agronitrogenados y Fertinal, como ya se expuso unas líneas arriba.

También asistieron, entre otros personajes, Enrique Ochoa, que en ese entonces era subsecretario de Hidrocarburos en la Secretaría de Energía de Codwell -Ochoa pasó en febrero de 2014 a dirigir la Comisión Federal de Electricidad, cargo que dejó en julio de 2016 para presidir el PRI-, y Froylán Gracia Galicia, coordinador ejecutivo de la dirección general de Pemex, y hombre muy cercano a Lozoya que ha sido señalado en investigaciones periodísticas como el encargado de gestionar “relaciones” para favorecer económicamente al exdirector de Pemex.

De acuerdo con el acta, Édgar Torres planteó ante los integrantes del Consejo de Administración de Pemex la necesidad de que México invirtiera en el desarrollo de fertilizantes y que, en ese momento, “se estaba presentando la oportunidad de adquirir los activos de la empresa de fertilizantes denominada Agro Nitrogenados”.

En cuanto a Lozoya, en las páginas 15, 17 y 18 del acta, tomó la palabra para explicar al Consejo cuestiones diversas del proyecto, y para subrayar que con la adquisición de Agro Nitrogenados “se abría una área de oportunidad extraordinaria para Pemex, en el sentido de apuntalar su presencia en el mercado de fertilizantes”.

En relación a esta nota, la empresa Braskem Idesa envío a Animal Político el siguiente comunicado de prensa con el objetivo de fijar su “posición” frente a las declaraciones ministeriales emitidas por el exdirector de PEMEX, Emilio Lozoya, y reproducidas por éste y otros medios de comunicación. A continuación el comunicado completo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.