Este listado de preguntas da un mensaje manipulado sobre la vacunación
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Captura de pantalla de publicación con desinformación

Las 'preguntas' en esta lista dan un mensaje manipulado sobre la vacunación

El listado que circula en redes sociales e internet contiene información verdadera, sin contexto y engañosa sobre la vacunación
Captura de pantalla de publicación con desinformación
26 de febrero, 2021
Comparte

Una publicación que circula en Facebook, Twitter y un portal de internet propone hacer ocho “preguntas” a quienes acudan a vacunarse contra la COVID-19, pero realmente son una mezcla de afirmaciones ciertas, sin contexto y manipuladas sobre la vacunación.

La publicación, que se ha compartido en Facebook 117 veces como vínculo a un sitio web y 56 veces como imagen, recomienda hacer las preguntas “a cualquier familiar o amigo que se vaya a vacunar”.

Pudimos ubicar que este mensaje con desinformación circula desde el 18 de febrero del 2021, luego de que México, España y varios países de América Latina iniciaron su proceso de vacunación.

A continuación, analizamos punto por punto las preguntas y los dichos que tratan de poner en duda la eficacia y la seguridad de la vacunación:

¿No hay vacunas contra otros coronavirus?

En el mundo se han identificado siete coronavirus que afectan a los seres humanos: cuatro causan enfermedades leves a moderadas y tres pueden ser mortales, según el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID, por sus siglas en inglés).

Lee más: No hay ‘plandemia’: Estos dichos de la actriz Victoria Abril sobre COVID y vacunas son falsos

Si bien es cierto que solo para el SARS-COV-2 se han autorizado vacunas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene registro de desarrollos para vacunas contra los virus del SARS –de 2003– y el MERS –de 2012–.

Un estudio publicado en el Journal of Biomedical Science que analizó el desarrollo de vacunas ante brotes de coronavirus señala que “el mecanismo financiero y regulatorio del mercado farmacéutico actual no proporciona suficientes incentivos para alentar el desarrollo de vacunas antes de que ocurra un brote mortal”.

En el mismo sentido, la doctora Susana López Charretón, investigadora del Instituto de Biotecnología de la UNAM, explica en entrevista con Animal Político que, aunque los científicos han intentado desarrollar vacunas contra los otros coronavirus, no han conseguido recursos.

“Las enfermedades que ya no tienen enfermos o que son muy poquitos, nadie las quiere financiar”, señala.

¿Cuánto tiempo se necesita para el desarrollo de una vacuna?

Es cierto que las vacunas comúnmente tardan años en desarrollarse, y que las que hacen frente a la COVID se lograron en tiempo récord, pero es un fenómeno que está relacionado con el punto anterior: la gravedad de la pandemia, el desarrollo científico previo, y el incentivo económico.

Entérate: Este listado contiene información falsa sobre la vacunación; no lo emitió Salud

La COVID-19 se transmite principalmente por las gotículas que una persona infectada expulsa al hablar, toser, estornudar o exhalar, y hasta la fecha se han confirmado 112 millones de contagios y 2 millones 513 mil muertes en todo el mundo. 

“Las lecciones biológicas y clínicas que aprendimos de las investigaciones sobre SARS-CoV y MERS-CoV, junto con la experiencia en el desarrollo de vacunas que obtuvimos de otras enfermedades, ya nos han guiado para encontrar múltiples soluciones candidatas prometedoras”, dice el artículo del Journal of Biomedical Science.

La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) señala que en el país se coordinaron agencias gubernamentales, organismos internacionales, instituciones académicas, organizaciones sin fines de lucro y farmacéuticas “para priorizar y acelerar” el desarrollo de vacunas.

“Normalmente las vacunas típicas, las más rápidas quizás se tardaron cinco o seis años en desarrollar. Pero en este caso se están utilizando plataformas que ya estaban listas”, señala la doctora López Charretón.

Te puede interesar: Es falso que adultos mayores con diabetes o recuperados de COVID no deban vacunarse

Además, explica, influyó que se modificaron los protocolos de los ensayos clínicos, y que tanto gobiernos como industria invirtieron miles de millones de dólares para en el desarrollo de las vacunas.

Aquí te contamos más a fondo cómo es que se logró una vacuna en tan poco tiempo (y por qué la del VIH ha tardado más).

¿Las vacunas son terapia genética o transgénica?

Es erróneo afirmar o insinuar que las vacunas son una “terapia genética (transgénica)”, como dice la publicación. Aunque esta idea se ha difundido en redes sociales, enfocada en los desarrollos que utilizan la tecnología de ARN mensajero como Pfizer y Moderna, la verdad es que no alteran los genes humanos ni nos vuelven transgénicos. 

Las vacunas sirven para enseñar a nuestro cuerpo a ‘defenderse’ ante el SARS-CoV-2, virus que causa la COVID-19, sin contraer la enfermedad, explican los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

Por otro lado, los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH), indican que la terapia génica es “una forma experimental de tratamiento que utiliza la transferencia de genes a la célula de un paciente para curar una enfermedad”.

En esta nota te explicamos la diferencia entre terapia genética y las vacunas de ARN

Vacunas con tecnología nueva

Es cierto que las vacunas de ARN mensajero están basadas en una tecnología nueva, que enseña a las células a producir una proteína que desencadena la respuesta inmunitaria dentro de nuestro organismo.

Sin embargo, las vacunas de ARN mensajero de Pfizer y Moderna fueron sometidas a procesos de evaluación ante agencias reguladoras en varias partes del mundo, en los que tuvieron que demostrar su eficacia y seguridad, y se encuentran en constante observación.

Lee más: Países ricos siguen acaparando dosis; se debe liberar propiedad intelectual a vacunas, pide la OMS

Los CDC explican que este tipo de vacunas se han estudiado por décadas y, debido a que están hechas de materiales disponibles fácilmente, su desarrollo puede ser más veloz que los métodos tradicionales de producción de vacunas.

Por otro lado, el organismo señala que las vacunas de vector viral, como la de AstraZeneca y la del Instituto Gamaleya, se han probado desde hace décadas contra diferentes enfermedades infecciosas como el Zika, la malaria y los virus de la influenza. 

Las probabilidades de sobrevivir a la enfermedad

La publicación afirma que si una persona se enferma de COVID-19, tiene “99.9%” probabilidad de sobrevivir, lo cual es falso.

Si bien es cierto que la mayoría de personas que se enferman se recuperan sin un tratamiento, la tasa de letalidad del virus es de 2.2% a nivel mundial, lo que quiere decir que 2 de cada 100 personas que se enfermen morirán, según Our World in Data.

No obstante, la OMS advierte que esta estimación puede ser “engañosa”, pues depende de cómo actué cada país. Esto significa que influye la política de salud que adoptó cada nación: cómo registra los casos, cuántas pruebas hace y el número de muertes por el virus que confirma oficialmente.

No hay tratamientos “eficaces, seguros y económicos”

Es falso que existan tratamientos “eficaces, seguros y económicos” contra la COVID-19.

Aunque hay evidencia de algunos medicamentos para algunas personas infectadas–como la dexametasona para pacientes graves–, la OMS señala que ningún medicamento ha demostrado prevenir o curar esta enfermedad.

“La OMS no recomienda automedicarse con ningún fármaco, incluidos los antibióticos, para prevenir o curar la COVID-19”, advierte. 

Entérate: Pfizer busca probar una tercera dosis y una vacuna contra variante sudafricana

“Hemos ido aprendiendo a lo largo del año muchas cosas, pero la realidad es que sigue muriendo mucha gente. Eso quiere decir que no hay un tratamiento que sigues y sales de la enfermedad. Todavía no”, explica por su parte la investigadora de la UNAM.

No conocemos los efectos a largo plazo y las farmacéuticas están blindadas en EU

Es verdad que no se conocen los efectos a mediano y largo plazo de estas vacunas; su aplicación empezó hace menos de un año.

Sin embargo, las vacunas aprobadas en Estados Unidos demostraron que en el corto plazo tienen eficacia y seguridad, sin efectos secundarios graves.

En este contexto, la FDA establece en sus autorizaciones de uso de emergencia para las vacunas que “los beneficios conocidos y potenciales superan los riesgos conocidos y potenciales”.

Lee más: Estas fotos son de otros eventos; no prueban el hallazgo de un microchip en el cuerpo de una persona vacunada

También es cierto, como explica The New York Times, que en Estados Unidos, las compañías farmacéuticas se protegieron de casi toda responsabilidad si sus vacunas no funcionan o causan efectos secundarios graves, es decir que las personas no pueden demandar a las compañías.

En conclusión: El listado que circula en redes sociales e internet contiene información verdadera, sin contexto y engañosa sobre la vacunación, con la intención de hacer dudar sobre su eficacia y seguridad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.