Mariguana: Qué decidió la Corte y qué pueden hacer los consumidores
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP/Archivo

Mariguana: Qué decidió la Corte y qué pueden hacer ahora los consumidores

A pesar de la decisión de la Corte, aún se necesita un permiso para el consumo de cannabis en México; obtenerlo debería ser más sencillo ahora.
AFP/Archivo
29 de junio, 2021
Comparte

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) eliminó la prohibición absoluta al uso adulto recreativo de la mariguana existente en Ley General de Salud, lo que no implica su legalización o despenalización, pero sí termina con el fundamento legal que utilizaba Cofepris para negar permisos de autoconsumo a adultos. 

“Hoy es un día histórico para las libertades. Después de un largo camino, esta Suprema Corte consolida el derecho al libre desarrollo de la personalidad para el uso lúdico recreativo de la marihuana”, celebró Arturo Saldívar, presidente de la SCJN.

La resolución del máximo tribunal no establece un marco regulatorio formal para el consumo de la planta en México, pero activistas y grupos de derechos humanos la consideraron como un avance, ya que se alcanzó en un contexto de retrasos e incumplimiento por parte del Congreso

Lee más: Mariguana: esto es lo que sabemos de la planta, sus efectos y usos

Lo que ‘borró’ la Corte: un paso menos

Específicamente, ocho ministros de la Corte votaron a favor de invalidar los últimos párrafos de los artículos 235 y 247 de la Ley General de Salud que establecen que la Secretaría de Salud solo puede autorizar el uso de cannabis y el THC “para fines médicos y científicos”, a pesar de que la SCJN ya había declarado inconstitucional prohibir la marihuana para uso adulto.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) utilizaba estos artículos como una justificación para negar los permisos de uso adulto de la cannabis, por lo que se tenía que recurrir a un amparo. 

“Lo que sucedía antes es que las personas tenían que acudir a la Cofepris a solicitar su permiso para uso adulto de la cannabis y la Cofepris, con base en la Ley General de Salud se negaba a darles estas autorizaciones aludiendo que había prohibición”, explica Frida Ibarra, directora de incidencia de México Unido Contra la Delincuencia (MUCD). 

Entérate: ¡La Suprema Corte legaliza el autocultivo en México!

Esta organización incluso cuenta con un manual para solicitar el permiso de consumo de mariguana, en el que se incluye no solo una plantilla de solicitud para el permiso, sino que además hay otra con un amparo ante el rechazo o la falta de respuesta de la autoridad.

“En vez de tener que llevar todo un proceso de amparo donde tú necesitas un abogado, donde tienes que llevar todo ese proceso, vas a ir directo con Cofepris”, comenta Zara Snapp, directora del Instituto RIA.

“Nosotros esperaríamos que el formulario que uno tiene que hacer sea muy fácil. Lo único que uno tendría que comprobar es que eres una persona mayor de edad”, añade. 

Ahora, explica la especialista de MUCD, la Cofepris no tendría por qué negarse a darle a las personas la autorización. “Lo que sí puede pasar, y sabemos por experiencia propia, es que Cofepris ha hecho tácticas de burocracia estratégica para tratar de impedir dar los permisos”.

Te puede interesar: Suprema Corte elimina la prohibición del uso lúdico de la cannabis

“No sabemos muy bien cómo va a responder esta autoridad, pero esperamos que esté a la altura”, explica.

Los cambios a la ley aún deben publicarse en el Diario Oficial de la Nación.

Para la ministra Norma Lucía Piña, ponente del proyecto aprobado este lunes, la Ley General de Salud contiene un sistema normativo “inconstitucional” porque la prohibición absoluta “ocasiona una afectación muy intensa al derecho al libre desarrollo de la personalidad – previsto en el artículo 1 de la Constitución – en comparación con el grado mínimo de protección a la salud y al orden público que alcanza tal medida”, dijo al presentar su proyecto.

Qué pueden y qué no pueden hacer los consumidores de cannabis

La decisión de la Corte elimina la prohibición de su uso adulto pero no incluye un nuevo marco jurídico, por lo que no implica su despenalización o su legalización

Solamente removió el obstáculo legal para que la Secretaría de Salud autorice las actividades relacionadas exclusivamente con el autoconsumo: sembrar, cultivar, cosechar, preparar, poseer y transportar.

Es decir, si quieres consumir la planta beneficiándote de esta medida, necesitarás del permiso emitido por la Cofepris y solo podrás realizar dichas actividades para tu consumo personal, ya que la modificación no afectó al Código Penal Federal, donde, por ejemplo, aún se incluyen sanciones por el comercio.

La Corte precisó que Cofepris debe establecer los lineamientos y modalidades para la adquisición de la semilla, porque no se permite la importación, el comercio, suministro, enajenación o distribución de estas sustancias. 

También precisó que el consumo de la planta en ningún caso podrá hacerse afectando a terceros, por lo que no deberá ser ejercido frente a menores de edad ni en lugares públicos donde se encuentren personas que no hubieran brindado su autorización. 

En los permisos expedidos por Cofepris se deberá precisar que no está permitido conducir vehículos u operar máquinas peligrosas bajo los efectos de esas substancias, ni realizar, en general, cualquier otra actividad bajo los efectos de esas substancias que pueda poner en riesgo o dañar a terceros.

Sigue pendiente la regulación del Congreso

En 2019, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó al Congreso cambiar la Ley General de Salud antes del 30 de abril de 2021, pues resolvió que la prohibición del consumo personal de cannabis es inconstitucional.

En marzo, la Cámara de Diputados aprobó un proyecto que regularizaba la producción, distribución y posesión de la cannabis para uso personal. Éste fue enviado al Senado para su discusión, y tenía hasta el 30 de abril –día que terminaba el periodo ordinario de sesiones– para aprobarla. Pero no lo hizo.

“Sin duda es un paso importante e histórico, pero que se toma justo por un incumplimiento por parte del Congreso. Es por eso que la Suprema Corte se vio obligada a emitir esta declaratoria general”, explica Zara Snapp.

Sin embargo, la especialista señala que aún hay temas pendientes para el Congreso: “La parte de un mercado comercial queda afuera, las licencias para el cultivo, la transformación, la distribución, la venta, no está contemplado en esto. Toda la recaudación de impuestos donde en realidad ganaría mucho el estado”.

Sí queda afuera mucho, yo esperaría que suficientes legisladores vean la oportunidad y decidan avanzar. Esto crea mayor presión para avanzar en la regulación del mercado, ellos no tendrían que preocuparse por el tema del autocultivo”, comenta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.