¿Cuáles son la temperatura corporal y el nivel de oxigenación normales?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Nueva Normalidad: ¿Cuáles son la temperatura corporal y el nivel de oxigenación normales?

A dos meses del final de la Jornada Nacional de la Sana Distancia, la reintegración a las actividades económicas ha traído consigo dudas e inseguridades sobre las medidas de prevención cotidianas.
5 de agosto, 2020
Comparte

Las tecnologías relacionadas con las prácticas sanitarias obligatorias han despertado inquietudes desde el inicio de la nueva normalidad. Termómetros y oxímetros han sido el centro de la conversación entre desinformación, memes y denuncias ciudadanas.

Pero, ¿por qué son necesarias las mediciones de estas herramientas en la nueva normalidad y la prevención de contagio de COVID-19? ¿Por qué se mide temperatura y nivel de oxígeno en la sangre?, ¿Qué mediciones son signo de alarma y cuáles se consideran “normales”?

Para quitarnos de dudas, revisamos la documentación sobre lineamientos en la nueva normalidad y preguntamos a expertos cuáles son las mediciones importantes a considerar.

¿Por qué se mide temperatura y nivel de oxígeno en la sangre?

Desde el inicio de la pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) puntualizó que “los síntomas más habituales de la COVID-19 son la fiebre, la tos seca y el cansancio”.

Por ello, y por la consideración de que la COVID-19 puede representar síntomas importantes en las vías respiratorias, la medición de temperatura y el nivel de oxígeno en la sangre se han convertido en medidas recomendadas en muchos países del mundo.

Es importante reconocer que estas mediciones no son concluyentes para saber si una persona tiene COVID-19 o es portadora del SARScoV2. Su propósito es detectar irregularidades para poder prevenir posibles contagios.

En el documento “Evaluación de clientes para detectar el COVID-19 en campamentos y refugios para personas sin hogar“, los CDC’s indican que “si bien no todas las personas con síntomas tienen COVID-19, estas evaluaciones pueden servir para identificar a las personas que podrían necesitar atención médica o deberían ser aisladas”.

Para una mejor detección de posibles casos de COVID-19, es importante complementar la toma de temperatura y/o la medición de oxígeno en la sangre con herramientas como cuestionarios de detección de signos y síntomas.

Se considera ‘fiebre’ a partir de los 37.5º C

Con respecto a la medición de temperatura, en México, el Acuerdo por el que se establecen los Lineamientos Técnicos Específicos para la Reapertura de las Actividades Económicas, a cargo de la Secretaría de Salud y publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 29 de mayo de 2020, establece que una de las medidas a seguir en sitios de trabajo es:

“Contar con sensores de distancia (termómetros o cámaras infrarrojas) para la determinación de la temperatura corporal”.

El Plan Gradual hacia la Nueva Normalidad en la Ciudad de México también contempla un filtro de supervisión para personal y proveedores que acceden a diversos establecimientos desde centros comerciales hasta instalaciones de la industria minera. Entre los lineamientos del filtro se encuentra:

“Contar con un termómetro (sin mercurio). Puede ser digital, infrarrojo o tirasplásticas”.

Tanto los CDC’s como la Secretaría de Salud y el Gobierno de la Ciudad de México consideran que una persona tiene fiebre cuando su medición es de 37.5º C en adelante.

El infectólogo Uri Torruco precisó para Animal Político que aunque la fiebre puede considerarse desde los 38º C, la reducción del rango a 37.5º C es apropiado para identificar riesgos.

“Como instrumento para ver si las personas tienen COVID-19 es insuficiente porque puedes tener todos los síntomas de COVID-19 sin tener fiebre y por lo tanto es un método de escrutinio defectuoso. Pero si se va a implementar, debe hacerse con el material y la técnica adecuada”.

Con ello, se refiere a que los termómetros digitales deben estar calibrados en función de uno de mercurio para arrojar mediciones precisas y que el personal que haga uso de ellos en los filtros de supervisión sanitaria esté capacitado para su implementación.

Adicionalmente, para “Empresas grandes” y “Empresas medianas” el documento del DOF establece que debe contarse “con un área de estancia específica para casos detectados con temperatura corporal mayor a 37.5 °C”.

La medición de oxígeno en la sangre puede reducir el riesgo de muerte por COVID-19

Como se ha mencionado, los síntomas más comunes de la enfermedad por SARScoV2 suponen daño a las vías respiratorias.

De acuerdo con las declaraciones del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, en sus conferencias sobre coronavirus COVID-19 en México, la COVID-19 es una enfermedad que puede causar daño grave a los pulmones, al provocar neumonía o neumonitis.

“La función fundamental de los pulmones es introducir oxígeno a través del aire, a partir del aire que entra a los pulmones y transferirlo a la sangre, y el oxígeno en la sangre es fundamental para mantener la vida y la función de los órganos”.

Al respecto, el subsecretario precisó que “el monitoreo de oxigenación podría tener la oportunidad de más temprana transferir a las personas a los hospitales para recibir oxigenación y con ello disminuir el peligro de muerte. Así es de importante”.

Según el infectólogo Alejandro Ponce de León, consultado por Animal Político, normalmente una persona debe tener entre 95 y 98% de oxígeno en la sangre.

Esta cifra que puede variar según la altitud sobre el nivel del mar en el que se encuentre la persona. Por ejemplo, en la Ciudad de México un rango apropiado es de 92 a 94% de oxígeno en la sangre. Tener menos de 90% es señal de alarma.

“Cuando COVID causa daño a los pulmones es útil monitorear, vigilar, que el porcentaje de oxigenación no baje de ciertos valores críticos, como podría ser por debajo de 90, definitivamente no por debajo de 85”, enfatizó López-Gatell el 18 de junio.

Miedo a las nuevas medidas y desinformación

El desconocimiento sobre el objetivo de este tipo de dispositivos ha generado confusión, dudas y teorías de la conspiración a lo largo de la pandemia y de la incorporación a la nueva normalidad.

En El Sabueso desmentimos las afirmaciones de que los termómetros y oxímetros pueden dañar la salud de las personas. Puedes leer más al respecto en estas dos verificaciones:

Ni huellas digitales, ni datos bancarios: los oxímetros sirven para medir el oxígeno en tu sangre

Los termómetros infrarrojos no causan daño a tus retinas ni matan tus neuronas

El Sabueso es uno de los más de 91 verificadores de hechos de 40 países que forman la alianza coordinada por la Red Internacional de Verificación de Hechos para desacreditar la información falsa relacionada con el coronavirus. Encuentra las verificaciones de esta alianza internacional con los hashtag #CoronaVirusFacts y #DatosCoronaVirus , o visita esta página.

Consulta también nuestro micrositio con todas las verificaciones que hemos hecho hasta el momento sobre el Covid-19.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.