Mitos vs ciencia: las verificaciones sobre vacunas que hicimos en 2020
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Mitos vs ciencia: las verificaciones sobre vacunas que hicimos en 2020

En menos de un año, científicos de todo el mundo lograron desarrollar vacunas para enfrentar un virus nuevo: el SARS-Cov2 que provoca la enfermedad COVID.
16 de diciembre, 2020
Comparte

El camino a lo largo de la epidemia no ha sido sencillo. A la par de esos avances en la investigación científica, también hubo quien esparció teorías de la conspiración o dichos falsos, que pueden poner en riesgo las campañas de vacunación contra la COVID-19 que ya comenzaron a programarse en diversos países, incluyendo a México. 

Para combatir esos mitos, hemos realizado varias verificaciones. A continuación te presentamos un recuento de los principales casos de desinformación sobre las vacunas y cómo han sido desmentidos, uno a uno: 

¿Las vacunas nos inyectarán un chip? 

No. Antes de que una vacuna llegue a la población debe pasar por 3 fases de pruebas y en el camino debe ser aprobada por autoridades sanitarias. Si una vacuna contuviera un chip, sería detectado en estas fases y no se aprobaría pues el único objetivo de las vacunas contra COVID es enseñar a nuestro cuerpo a defendernos contra el SARS-CoV-2.

El mito surgió de la llamada ID2020 o Digital Identity Alliance, pero tal como su nombre lo dice se trata de una alianza, no de un chip. Es una organización sin fines de lucro financiada por muchas fundaciones y patrocinadores, entre ellos GAVI. 

Además, la idea principal de esta alianza no es vigilar al mundo, sino buscar la privacidad y el control personal de la identidad digital. Puedes leer más sobre este tema en este enlace

¿El chip de las vacunas puede apagarse y matarnos?

Pues no porque no hay un chip. El jefe de Asuntos Científicos de la División de Vacunas del laboratorio Pfizer, Alejandro Cané, ha repetido en varias ocasiones que ninguna vacuna tiene un chip para controlar a nadie. 

Además, la Doctora Rocío Tirado Mendoza, profesora del Departamento de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Medicina de la UNAM, nos explicó que las medidas sanitarias y los costos de producción que significaría realmente ponerle un chip a las vacunas lo hace inviable. 

¿Las vacunas que utilizan adenovirus  se integrarán a tu genética?

No es verdad. El adenovirus es un virus que usualmente produce gripe. En el caso de las vacunas que lo utilizan, también conocidas como vacuna de vectores, el adenovirus fue modificado y su función en la vacuna es transportar un pedacito del SARS-CoV-2 dentro de nuestro cuerpo. 

Esto es para que nuestro sistema inmunológico lo conozca y cuando quiera atacarnos sepa cómo defenderse. El objetivo del adenovirus no es integrarse a nuestra genética, sólo sirve como un medio de transporte para llevar la información que necesita nuestro cuerpo para defenderse del coronavirus que causa la COVID.

Puedes leer más sobre esto en esta verificación

¿Las vacunas contra COVID dañan o modifican nuestro ADN?

Las vacunas no están hechas para eso. Una vacuna es una sustancia que enseña a nuestro cuerpo a generar una respuesta inmune para defenderse contra un virus. Así cuando el virus entre en nuestro cuerpo no nos puede infectar. En el caso de la COVID-19, el virus se llama SARS-CoV-2. 

Existen diferentes tipos de vacunas. Algunas están representadas por moléculas sintetizadas en un laboratorio, o por virus enteros o en fragmentos, y el principio de todas es llevar información a nuestro sistema inmune, no modificar el ADN. Puedes conocer más sobre los tipos de vacuna en esta nota

En esta verificación te contamos que antes de ser aprobada la vacuna pasa por la fase preclínica, en dónde se realizan las primeras  pruebas, generalmente en líneas celulares o en animales.Si los resultados son adecuados, la misma vacuna pasa a la etapa de desarrollo clínico que tiene 3 fases en donde se prueba la seguridad y eficacia de las vacunas.  Si una vacuna no es segura, simplemente no se aprueba y no se distribuye

¿Las vacunas dañan nuestro genoma y lo heredamos a nuestros hijos?

Eso tampoco es cierto. Como ya mencionamos, una vacuna sirve para estimular la respuesta inmune en un paciente sin infección.

En las vacunas, por ejemplo de ARN mensajero, se manipula el material genético del virus y se inyecta, pero no se incorpora en el núcleo de una célula humana, señala Susana López Charretón, especialista en virología e investigadora del Instituto de Biotecnología de la UNAM.

Dado que no se manipula el material genético de la persona, es imposible que puedan ser heredados. De acuerdo con López Charretón, ni siquiera la inmunidad ante el virus puede ser transmitida. En esta nota puedes ver sobre el tema. 

¿Las vacunas de ARN pueden esterilizarnos? 

No, no pueden. Para empezar, no todas las vacunas que se están probando contra COVID están hechas con ARN mensajero y su objetivo no es esterilizar a la población, sino enseñarnos a combatir el virus SARS-CoV-2.

El ARN mensajero consiste en insertar una copia del código genético del virus SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad COVID-19, en una envoltura de nanopartículas que desencadena una respuesta inmune. Es decir, es una especie de agente encubierto, que tiene como misión llegar a las células y dejar ahí un ‘mensaje’. Acá te explico más al respecto. 

En esta verificación te contamos que el ARN mensajero no cambia el funcionamiento de nuestras células, y por tanto no modifica la función de los órganos reproductivos del cuerpo humano. 

¿Las vacunas curan la COVID?

No. Las vacunas sirven para que el sistema inmunológico de las personas que todavía no se enferman de COVID, aprendan a combatirlo sin que sea necesario que desarrollen la enfermedad. Entonces, una vacuna no es una cura. Una vacuna es un método para frenar los contagios.

Al igual que las vacunas, los medicamentos o tratamientos también deben pasar por una serie de fases y ensayos clínicos para probar su seguridad y eficacia, antes de que puedan ser aprobados para el uso de toda la población. 

Hasta el momento, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estado Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), sólo ha aprobado  un medicamento para COVID-19. Pero la Organización Mundial de la Salud todavía no aprueba ninguno. 

Si quieres saber más sobre esto puedes leer esta nota

¿Las vacunas están hechas de fetos abortados?

Esto tampoco es cierto. Lo que pasa es que algunas investigaciones biomédicas utilizan líneas celulares embrionarias, que provienen de dos embriones específicos cuyas células se conservan desde 1972 y 1985.  Pero eso no significa que se promueva el aborto para realizar vacunas, ni que las vacunas tengan en su interior fetos abortados. 

Las líneas celulares son células que se conservan en un laboratorio de forma controlada y que se usan como plataforma para desarrollar vacunas, estrategias terapéuticas y medicamentos. En este texto te explicamos más al respecto. 

¿Han muerto voluntarios vacunados por Pfizer?

En esta nota aclaramos que los documentos publicados por las autoridades regulatorias afirman que las seis muertes registradas durante el ensayo clínico de Pfizer no tuvieron relación con la vacuna.

Los informes presentados el martes 8 de diciembre, tanto de la FDA como de Pfizer, constatan la muerte de seis personas que participaron en el ensayo clínico de fase 3. De estos seis decesos registrados, dos personas pertenecían al grupo al que se le aplicó la vacuna y eran mayores de 55 años, mientras que cuatro estaban en el grupo del placebo, al que solamente se le inyectó una solución salina.

El reporte de Pfizer en su página 50 indica que “ninguna de estas muertes fue evaluada por el investigador como relacionada con la intervención del estudio”.

¿La vacuna contra el coronavirus bovino sirve para COVID-19?

No, la vacuna contra el coronavirus bovino o para cualquier otro coronavirus que no sea SARS-CoV-2 no sirve para prevenir la COVID-19. 

De acuerdo con la OMS, los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. Por ejemplo, el coronavirus bovino causa diarreas a estos animales. 

Es importante reiterar que la vacuna contra el coronavirus bovino no está probada en humanos, por lo que podría poner en riesgo la salud de una persona si se le administra. En esta verificación puedes conocer más sobre el tema. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.