Molnupiravir: el antiviral que ‘engaña’ al COVID avanza hacia su aprobación
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Molnupiravir: cómo el antiviral que ‘engaña’ al virus SARS-COV-2 avanza hacia su aprobación de emergencia

Las pastillas de molnupiravir podrían convertirse en el primer tratamiento antiviral oral aprobado para pacientes COVID no hospitalizados.
12 de octubre, 2021
Comparte

Para que el virus SARS-COV-2 pueda seguir existiendo necesita replicarse, es decir, hacer múltiples copias de sí mismo dentro de un organismo. De ese modo, la persona infectada enferma de COVID-19. Pero, ¿hay una forma de engañar al virus para que cometa errores, e impedir ese proceso?

Esa es la apuesta de un grupo de investigadores que desde mediados de 2020 comenzó a desarrollar un tratamiento que se llama molnupiravir (MK-4482, EIDD-2801).

Por el nivel de avance de sus pruebas, este podría convertirse en el primer tratamiento antiviral oral para pacientes COVID no hospitalizados que obtenga su aprobación para uso de emergencia, desde el inicio de la pandemia.

En el caso de México una de las empresas que lo desarrolla, que es la farmacéutica MSD (también conocida como Merck), confirmó que ya prepara su documentación para pedir a la Cofepris que apruebe su uso, previa evaluación del Comité de Moléculas Nuevas. 

 

Pero, ¿cómo funciona el molnupiravir y cómo fue el proceso que lo llevó a este punto?

 

El doctor Javier Baez, director médico asociado de virología de la farmacéutica MSD, explicó en entrevista con Animal Político el principal propósito de este medicamento.

“En la primera parte de la enfermedad ocurre la replicación viral y en la segunda comienza la actividad viral, que es cuando el paciente puede terminar hospitalizado”, refirió el especialista.

Lo que queremos es terminar con la replicación viral (antes de que continúe a la siguiente etapa) al provocar errores acumulativos que llevan al virus a no poder replicarse”, agregó.

El fármaco desarrollado por la farmacéutica MSD y Ridgeback Biotherapeutics, detalló, va dirigido al mecanismo de replicación del virus a través de la enzima llamada polimerasa. 

“Si le damos bloques de construcción equivocados, el virus inevitablemente va a ir acumulando error tras error, hasta que deja de replicarse, y eso es algo que sucede muy rápidamente con este producto”, señala.

Es como si en una construcción que lleva tabiques rectangulares comienzan a ponerse otro tipos de materiales que rompen el patrón, lo que impide que el muro se sostenga. 

En este caso, evita que el virus se replique y termina con la infección antes de que la enfermedad se complique.

En camino a la aprobación de emergencia

“Es el primer tratamiento oral con datos duros de beneficio que junto con vacunas y medidas de prevención será un enorme avance para frenar la pandemia”, dice Baez, quien destaca que de aprobarse podría ser recetado para los pacientes que cursan la enfermedad en su casa, y que podrían tomarlo como cualquier otra pastilla. 

Hace unos días, los desarrolladores anunciaron que planean enviar solicitudes de aprobación de emergencia para molnupiravir a las agencias reguladoras de todo el mundo; esto luego de que en el ensayo de fase 3 MOVe-OUT se demostró que molnupiravir redujo el riesgo de hospitalización o muerte en aproximadamente un 50% de los pacientes que participaron en el estudio. 

El análisis intermedio de dicha investigación evaluó los datos de 775 pacientes enfermos con COVID, que además tenían alguno de los factores de riesgo que agravan la enfermedad, entre ellos diabetes, problemas cardiovasculares, problemas pulmonares, inmunodepresión o tener más de 60 años. 

El doctor Baez señaló que se tiene evidencia científica de que este fármaco que comenzó siendo probado con hurones también funciona frente a las variantes del COVID-19 y es generalmente bien tolerado, lo que significa que no causa efectos adversos importantes.

“Como no está dirigido contra alguna estructura del virus que puede tener un cambio debido a las mutaciones, por ejemplo de la proteína Spike que cambia en las diferentes versiones del virus, tenemos la evidencia de que funciona contra las variantes incluyendo Delta”, dice Baez. 

Como todos los medicamentos, molnupiravir pasó por 3 ensayos clínicos para probar su eficacia y seguridad contra COVID; los cuales se realizaron en 23 países, incluido México a través de centros de investigación ubicados en diferentes estados como Guadalajara, Nuevo León, Oaxaca, Chihuahua y Ciudad de México. 

De acuerdo con Baez, el 55% de los pacientes que participaron en el protocolo de investigación eran latinoamericanos, y se tiene representatividad de diferentes etnias y pacientes con diversas comorbilidades que podrían llegar a agravar la enfermedad. 

Actualmente, molnupiravir también se estudia de forma paralela como una posible profilaxis ante COVID, es decir como un medicamento preventivo para personas que sospechan o saben que estuvieron expuestos al virus, como por ejemplo un familiar de un enfermo confirmado.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.