Molnupiravir: Avances en el desarrollo de un medicamento para COVID
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Molnupiravir: Estos son los avances en el desarrollo de un medicamento para tratar COVID

El Molnupiravir podría funcionar como tratamiento para combatir la COVID, y también como medida para prevenir la infección. Pero para afirmarlo todavía faltan pruebas científicas. 
10 de marzo, 2021
Comparte

Las vacunas no son lo único que se está desarrollando para encarar la pandemia de COVID-19. Hay equipos de científicos que trabajan para encontrar un fármaco que ayude a reducir la carga viral del SARS-CoV-2, lo que se traduce en un tratamiento para pacientes. Tal es el caso del Molnupiravir, que concluyó su primera fase de investigación en humanos. 

Hace unos días, se publicaron en la Revista de la Sociedad Estadounidense de Microbiología los resultados de Seguridad humana, tolerabilidad y farmacocinética del Molnupiravir.

Se demostró que en diferentes dosis este medicamento es bien tolerado por personas sanas, y no se registraron efectos adversos graves al usarlo. 

Este es un primer paso para saber si se puede administrar en personas para tratar o prevenir el SARS-CoV-2, aunque para llegar a eso todavía hacen falta más estudios que demuestren su efectividad contra el virus.

Este medicamento también se identifica como EIDD-2801 / MK-4482. De acuerdo con los investigadores de Estados Unidos y Reino Unido, el Molnupiravir tiene actividad contra varios virus de ARN, como lo son el virus de la influenza, el MERS y el virus que causa la Covid.

De hecho, en ensayos anteriores, otro grupo de investigadores demostraron que esta sustancia puede bloquear la transmisión del SARS-CoV-2 al experimentar con hurones

En este caso, los científicos de la Universidad Estatal de Georgia encontraron que este medicamento “redujo significativamente la carga de SARS-CoV-2 en el tracto respiratorio superior y suprimió por completo la propagación a los animales de contacto no tratados”. 

Por eso lo consideran “una contramedida antiviral prometedora para romper las cadenas de transmisión comunitaria del SARS-CoV-2”.

¿Cómo se realizó este estudio en humanos? 

Este ensayo en humanos, que presentó resultados el 1 de marzo de 2021, es el primero de tres fases que debe superar antes de que sea considerado por las autoridades para su aplicación en la población. 

Pero es un gran avance pues con este primer estudio los investigadores probaron que el Molnupiravir fue bien tolerado por voluntarios sanos y ningún sujeto experimentó eventos adversos graves. 

Pero para saber si es útil para tratar COVID-19 habrá que hacer nuevos ensayos, pues como ya mencionamos, el medicamento no se probó aún en personas enfermas. 

Los investigadores de Reino Unido y Estados Unidos realizaron un estudio aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo en humanos sanos, lo que significa que a una parte de los voluntarios se les administró el Molnupiravir en diferentes dosis y a los demás un placebo, aunque en un principio no se les informó qué recibió cada uno, pues su rol se asigna de forma aleatoria y confidencial.

Los investigadores evaluaron qué dosis son bien toleradas por las personas, cómo se absorbe en el cuerpo, y cuál es el efecto que podrían causar los alimentos en su funcionamiento.

 “La vía de administración oral de molnupiravir lo hace apropiado y conveniente para administración a pacientes ambulatorios”, destacan los investigadores. 

Más evidencia sobre el Molnupiravir

Pero la tolerabilidad en humanos y el bloqueo del virus en hurones no es la única evidencia que existe sobre el Molnupiravir.

 En Carolina del Norte, otro equipo de científicos probó al EIDD-2801 en ratones y encontró que “inhibió notablemente la replicación del SARS-CoV-2 in vivo y, por lo tanto, tiene un potencial considerable para la prevención y tratamiento de COVID-19” . 

Los resultados de este otro estudio se publicaron el pasado 9 de febrero en la Revista Nature.  En este caso, los investigadores implantaron tejido pulmonar humano en el lomo de ratones. 

Infectaron este tejido con con SARS-CoV-2, y luego administraron el Molnupiravir. De acuerdo con sus resultados, tuvo un efecto notable sobre la replicación del virus después de sólo dos días de tratamiento”. 

También probaron el fármaco en los ratones antes de la exposición al SARS-CoV-2. Encontraron que “la administración profiláctica de EIDD-2801 es muy eficaz para prevenir la infección y patogénesis de SARS-CoV-2 in vivo en los tejidos pulmonares humanos”. 

Es decir, el Molnupiravir podría funcionar como tratamiento para combatir la enfermedad, y también como medida para prevenir la infección. Pero para afirmarlo todavía faltan pruebas científicas. 

De hecho, en su mismo estudio, los investigadores señalan que aunque ya existen algunas vacunas contra COVID autorizadas para uso de emergencia, “debido a las capacidades de fabricación, las condiciones de envío y almacenamiento de vacunas requeridas y la aceptación pública”, todavía se necesitan con urgencia tratamientos alternativos y enfoques preventivos como podría llegar a ser el Molnupiravir. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.