Morena miente: reforma eléctrica sí plantea eliminar contratos privados
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Gobierno de México

Morena miente: la reforma eléctrica de AMLO sí plantea cancelar contratos con privados

En la iniciativa que López Obrador envió a la Cámara de Diputados se lee “los permisos de generación eléctrica otorgados y los contratos de compraventa de electricidad con el sector privado, se cancelan, así como las solicitudes pendientes de resolución”.
Frase
La Reforma Eléctrica no busca nacionalizar ni cancelar contratos ya otorgados a empresas. ¡No te dejes engañar!
Autor
Morena
Lugar y fecha
Redes sociales, 12 de diciembre de 2021
Foto: Gobierno de México
15 de diciembre, 2021
Comparte

El partido Morena asegura en sus redes sociales que la Reforma Eléctrica que propone el presidente Andrés Manuel López Obrador no busca cancelar contratos otorgados a privados para generación eléctrica. Pero el dicho es falso, en la iniciativa sí se plantean dichas cancelaciones. 

En la iniciativa enviada por López Obrador a la Cámara de Diputados, el pasado 30 de septiembre, se lee a la letra: “los permisos de generación eléctrica otorgados y los contratos de compraventa de electricidad con el sector privado, se cancelan, así como las solicitudes pendientes de resolución”.

La secretaria de Energía, Rocío Nahle, también confirmó este punto durante la conferencia mañanera del pasado 11 de octubre. 

Te puede interesar:  ¿CFE genera energía barata y limpia? es engañoso lo que dice el spot de la reforma eléctrica

“Esta reforma plantea cancelar los contratos”, dijo la funcionaria, activando desde entonces críticas y cuestionamientos de especialistas, sobre el costo que tendría para México el pago de indemnizaciones a empresas privadas, que han invertido en el sector eléctrico. 

¿Qué respondió Morena?

El Sabueso consultó al secretario de Comunicación, Difusión y Propaganda del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, Diego Hernández, sobre el contenido de esa publicación en las redes sociales del partido. 

Afirmó que lo que aparece en el tuis es información que “el mismo presidente ha expresado en diversas mañaneras. Ha dicho que si hay contratos para la explotación de litio se tienen que revisar, para ver en qué situación están, y con base en esa revisión se determinará si se hacen modificaciones”.

La iniciativa del presidente refiere que se mantendrán las concesiones ya otorgadas para explotar oro, plata, cobre y otros minerales, sin que las mismas amparen la explotación y producción de litio. 

Aunque también señala que: “a las concesiones mineras ya otorgadas por el Estado mexicano y en las que a la fecha existen antecedentes de exploración del litio debidamente avalados por la Secretaría de Economía, no les será aplicada la restricción referida en el párrafo anterior”.

Hernández se enfocó en el tema del litio, algo que nunca se especifica en el tuit verificado, que dice textual: “La #ReformaEléctrica no busca cancelar contratos ya otorgados, plantea reconfigurar la producción eléctrica bajo una mirada de soberanía y protección al consumidor final”.

El mensaje en la red social incluso utiliza una imagen de producción fotovoltaica o con paneles solares de electricidad, también sin relación con la producción de litio. 

 

Cómo se da la participación privada

Desde 1992 en México se establecieron contratos de producción y venta de energía eléctrica en la que intervienen empresas privadas, como el de los Productores Independientes de Energía, conocidos como PIE, y el esquema conocido como autoabasto, con el que a grandes empresas se les permitió generar electricidad, con sus propias plantas.

Ya en 2014, con la reforma energética en el gobierno de Enrique Peña Nieto, se amplió la participación privada con la conformación de un mercado eléctrico, de compra y venta diaria de electricidad, y con esquemas como las subastas de mediano y largo plazo, con que la CFE podía comprar energía a privados.

A estos esquemas se refirió Nahle, cuando habló de cancelación de contratos desde la conferencia del 11 de octubre, criticando que con ellos supuestamente ha existido un daño financiero a la CFE. 

Esto aunque, por ejemplo, la energía que venden las PIE a la CFE tiene en general un costo de generación más bajo que la electricidad que producen plantas de la Comisión, y lo mismo ocurre con la electricidad que se compra en subastas a privados. 

¿Qué implica cancelar los contratos?

La analista independiente en temas energéticos, Rosanety Barrios, dijo a El Sabueso que con las cancelaciones más que abonar a una solución para el sistema eléctrico se apunta a un monopolio, beneficiando a centrales de CFE  pero afectando la competencia, y por lo tanto a los usuarios. 

“Lo que se propone es acabar con el mercado, acabar con todos los permisos y todos los contratos, todo lo que se hizo en 1992 y 2021 se destruye, se cancela todo. En su lugar la CFE va a generar el 54% de la energía eléctrica y a comprar el otro 46% a quién ella diga, como ella diga y al precio que ella diga. Será la única que va a vender electricidad en este país, ya sea que ellos la hagan o una planta privada”, explica.

Barrios insistió en que, con mayor competencia, se generan mejores precios y accesibilidad, aunque, por otro lado, el gobierno ha persistido en sus críticas a la generación privada, pugnando porque se consuma más electricidad que producen plantas de la CFE.

Lee también: Reforma eléctrica de AMLO: ¿Qué quiere AMLO y cuáles son las alertas ante la iniciativa?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.