Mujeres en Guerrero: así se vive la violencia de género en la entidad
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Mujeres en Guerrero: así se vive la violencia de género en la entidad

La candidatura de un hombre acusado de violencia sexual podría incrementar la violencia contra las mujeres, alertan especialistas feministas.
Cuartoscuro
13 de marzo, 2021
Comparte

En Guerrero fueron asesinadas entre cuatro y cinco mujeres a la semana durante los últimos seis años. El estado se encuentra entre las 10 entidades con más casos de homicidio doloso en contra de mujeres por cada 100 mil habitantes femeninas, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo. En 2019 se ubicó en el quinto sitio y en 2020 en el séptimo. 

“Siempre estamos en las cifras más altas del país en cuanto a violencia de género pero eso, en vez de que ponga en alerta o preocupe a las autoridades y partidos, parece que lo asumen como una normalidad, como que se dicen a ellos mismos ‘así es aquí’”, comenta Petunia Malinalli, una integrante de la Colectiva Nacional Feminista Ningún Agresor en el Poder (Conafem) que ha decidido cambiarse el nombre por cuestión de seguridad.

En este momento, Morena tiene en vilo la candidatura a la gubernatura de Félix Salgado Macedonio, quien tiene acusaciones en su contra por abuso y violación. 

“Si se confirma la candidatura de este hombre (Félix Salgado) el mensaje que se le está mandado a las víctimas es que aún y cuando se atrevan a denunciar jamás tendrán acceso a la justicia porque no hubo tal frente a un hombre con influencias”, dice Viridiana Gutiérrez, del Observatorio Ciudadano de Violencia Contra las Mujeres (Obvio) de Guerrero.

Guerrero, dice la activista de la colectiva Conafem, es un estado donde todavía están arraigadas prácticas culturales muy machistas. 

“Aquí el perfil del macho guerrerense está muy presente”. Esa es una figura que, para ella, “representa muy bien” Félix Salgado Macedonio.

“Aunque él se ha reconocido a sí mismo como un luchador social, y por eso muchas personas, incluidas mujeres, lo apoyan, no lo es. Sus argumentos de estar apoyando al pueblo son similares a los que se usan en el Ejecutivo, pero parece que las mujeres no estamos en ese pueblo, parece que estamos por fuera”, lamenta Malinalli.

La violencia contra las mujeres en Guerrero se practica desde temprana edad. 

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señalan que en la entidad 43.8% de la población femenina sufrió violencia en la infancia y 38.6% fue violencia física. 

Además, la entidad es una donde más mujeres señalaron que su agresor repite “actos de violencia” en su contra de manera reiterada.

En el estado el número total de llamadas al 911 por violencia de género pasó de 5 mil 480 en 2019 a 6 mil 678 en 2020. Siendo la octava entidad en el país con más llamadas de ese tipo.

La cantidad de feminicidios registrados en 2018 en el estado gobernado por el priista Héctor Astudillo perfilaba a la entidad para ser una de las diez más mortíferas para las mujeres, pero en 2019 se reportó una caída del registro a la mitad de casos del año anterior.

Pero ese mismo año, el 2019, una auditoría realizada por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) confirmó que los datos de incidencia delictiva que aportan las fiscalías del país presentan múltiples fallas.

La auditoría señaló la existencia de subregistros, ocultamiento y reclasificación deliberada de ilícitos como feminicidio y extorsión. Sin embargo, los resultados del análisis que se hizo de cada estado fueron clasificados como información reservada hasta 2023.

Las cifras que maneja el Secretariado, que finalmente son las que le reporta la Fiscalía de Guerrero, “están alejadas de lo que sucede en la realidad”, dice Marina Reyna, presidenta de la Asociación Guerrero contra la Violencia hacia las Mujeres.

Malinalli asegura que para aquellas mujeres que están en la ciudad puede ser más fácil denunciar un acto de violencia de género, pero que en zonas como en la Montaña es doblemente difícil y esos casos pueden no quedar registrados.

En la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) de 2016, el INEGI reportó que Guerrero es la sexta entidad con mayor porcentaje de población de mujeres en comunidades rurales.

De acuerdo con el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, por ejemplo, solo existe un ministerio público especializado en la atención a casos de violencia de género para los 19 municipios que conforman la región de la Montaña, y está ubicada en Tlapa. 

“La falta de personal es generalizada, pues no existen médicas legistas, psicólogas ni peritos intérpretes a los que puedan acceder de manera inmediata, por lo que la gran mayoría de mujeres prefieren no denunciar y si lo hacen, asumen un alto riesgo de que queden impunes”, señala el Centro Tlachinollan.

Los datos públicos del Secretariado no permiten saber con exactitud cuáles son los municipios con más casos de violencia contra la mujer. En 2019 Acapulco fue el municipio con mayor cantidad de casos de feminicidio con 7 de los 18 reportados. Para 2020 ningún municipio de Guerrero aparece entre los 100 con mayor número de feminicidios.

El  Monitor de Violencia de Género y Feminicidio de la Asociación Guerrerense Contra la Violencia hacia las Mujeres (AGCVIM) reportó que los municipios con mayor índice de feminicidios son: Acapulco, Chilpancingo, Chilapa, Iguala, Zihuatanejo, Ometepec, Tlapa, Taxco, Coyuca y Eduardo Neri. 

El estado de Guerrero ha recibido dos alertas de género. La primera se declaró en junio de 2017 para ocho municipios considerados los de mayor incidencia en feminicidios: Acapulco, Ayutla, Chilpancingo, Coyuca de Catalán, Iguala, José Azueta, Ometepec y Tlapa.

La segunda alerta, señala Causa en Común, fue declarada en junio de 2020. La Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) “la decretó por agravio comparado, debido a la situación de discriminación contra las mujeres y la falta de acceso a servicios especializados de salud, que incluyen la interrupción legal del embarazo”.

La lucha feminista contra el “macho guerrerense”

“Hemos agotado ya todas las instancias porque el señor actualmente tiene seis impugnaciones frente al Tribunal Electoral entonces esperamos que alguna de ellas proceda. No sé qué más podamos hacer si sabemos que el señor es amigo del presidente”, lamenta la integrante de la Colectiva Nacional Feminista Ningún Agresor en el Poder, en relación a Salgado Macedonio.

Rafael Cruz, ‎Coordinador Jurídico  de la organización ‎Strategia Electoral, recuerda que el artículo 38 constitucional indica que “se suspenden los derechos de la ciudadanía, entre ellos el de acceder a un cargo de elección -ser votado-, por auto de formal prisión, durante la extinción de una pena corporal, o por sentencia que imponga esa suspensión”.

Entonces, finaliza Cruz, lo cierto es que debe existir sentencia condenatoria. La cual aún no tiene Félix Salgado Macedonio, quien se perfila como “el favorito” en las encuestas para contender por la gubernatura de Guerrero el próximo 1 de junio, abanderado por Morena.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.