La NASA no declaró al dióxido de cloro como ‘antídoto universal’
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Captura de pantalla con información falsa

La NASA no declaró al dióxido de cloro como ‘antídoto universal’, su consumo es peligroso

La agencia estadounidense se encarga de la investigación aeronáutica y aeroespacial y no aborda temas de salud humana
Captura de pantalla con información falsa
18 de febrero, 2021
Comparte

Un sitio de internet llamado “Humanos por la verdad” publicó un artículo titulado “La Nasa catalogó al dióxido de cloro como antídoto universal en 1988”. El mismo mensaje se ha compartido en Facebook e Instagram como una noticia real.

Basados en esas publicaciones, usuarios de redes sociales han dudado de nuevo sobre el supuesto uso del dióxido de cloro en el tratamiento de la COVID-19, pese a que en diversas ocasiones autoridades sanitarias han señalado el peligro incluso mortal de su ingesta en humanos.

En su publicación, “Humanos por la verdad” explican que “las bondades” en el uso del dióxido de cloro han sido “ocultadas por años por los dueños del mundo y la BigFarma”, sugiriendo así una de las múltiples teorías conspirativas que tomaron fuerza en 2020, asegurando que la pandemia por COVID-19, por ejemplo, era un plan de control humano.

Para ‘sustentar’ sus argumentos, la publicación comparte un supuesto documental llamado “El Antídoto Universal”. El video que dura más de hora y media sugiere que el dióxido de cloro usado en dosis muy pequeñas puede ser empleado para tratar enfermedades en los humanos, como el virus SARS-CoV-2 que provoca la COVID-19.

“La ciencia y la historia del dióxido de cloro. La NASA lo proclamó un antídoto universal en 1987”, se lee en el sitio de internet dedicado al supuesto documental.

Además del video, los “Humanos por la verdad” también publicaron un archivo PDF donde se explica, según ellos, lo que señala la NASA sobre el dióxido de cloro.

En el documento original de la NASA titulado simplemente 1988 celebra los 30 años de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos, se plantea los retos que tendría para su futuro y algunos descubrimientos relevantes en ese momento.

Sí se incluye un apartado llamado en inglés “el antídoto universal” y hace referencia a un químico creado por la Corporación Alcide llamado Ren Aire Nuevo, un desinfectante de aires acondicionados para casas, aviones y autos.

De acuerdo con la NASA, las “propiedades especiales” del producto de Alcide es que “destruye los hongos, bacterias y virus, con un daño mínimo a humanos animales o plantas. Esto permite el uso para desinfectar y desodorizar acondicionadores de aire automáticos” sin la necesidad de quitarlos. 

Sin embargo, al revisar dicho documento, El Sabueso constató que en él en ningún momento se menciona al dióxido de cloro. El término más cercano es dióxido de nitrógeno, uno de los gases más tóxicos que se generan en la contaminación del aire por motores de autos e industria.

En las publicaciones de Facebook y de los “Humanos por la verdad” se agrega otro enlace más, a una publicación de una supuesta patente de Alcide en la cual se indica que la sangre podría limpiarse con dióxido de cloro en un laboratorio. No obstante, la misma patente dice que fue “presentada el 10 de agosto de 1988 ahora abandonada”. Además, la patente no tiene una relación con la NASA.

Dicha patente, que relaciona a la sangre con el dióxido de cloro, fue relacionada con otra desinformación en agosto de 2020. En ese momento los verificadores de Chequeado señalaron que la patente fue registrada el 28 de mayo de 1991, no obstante, de acuerdo con la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos “la patente no otorga el derecho de hacer, usar, ofrecer para la venta o vender o importar la invención, sino que sólo otorga el carácter exclusivo del derecho […] de excluir a otros de la fabricación”.

No ingieras dióxido de cloro

“El dióxido de cloro puede causar trastornos digestivos, cardiovasculares y renales, así como la muerte, si se consume o inhala”, insistió la Organización Panamericana de la Salud (OPS) a inicios de febrero.

 El dióxido de cloro y de sus derivados “son productos se usan para desinfectar superficies, no para seres humanos”, dijo en una conferencia de prensa Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Infecciosas de la Organización.

El dióxido de cloro es un gas utilizado como blanqueador en plantas de tratamiento de agua y fábricas de papel, y el hipoclorito de sodio, un desinfectante comercializado como lejía doméstica.

Según la OPS, autoridades reguladoras de al menos nueve países de América Latina, incluyendo la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA), han emitido alertas sobre los peligros para la salud del consumo de dióxido de cloro o clorito de sodio y han advertido sobre la comercialización de productos “milagrosos” no probados para prevenir o tratar la COVID-19.

Por lo tanto, no ingieras dióxido de cloro porque puede ser mortal. Y la supuesta recomendación de la NASA asegurando que dicha sustancia es un antídoto universal, es falsa.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.