¿Neumólogo revela la cura del COVID? No, sus afirmaciones son falsas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Neumólogo revela la cura del COVID? No, sus afirmaciones son falsas y peligrosas

Los audios de un supuesto médico ecuatoriano han causado confusión en redes sociales pues recomienda un tratamiento para “curar, tratar y prevenir” la COVID-19 desde casa. Ninguna de sus afirmaciones tienen sustento científico.
22 de mayo, 2020
Comparte

Videos, textos, audios e imágenes circulan en redes sociales sobre la supuesta “cura” del coronavirus COVID-19 que propone un “neumólogo e infectólogo” de Ecuador. El supuesto doctor aseguró que Italia descubrió que la COVID-19 es una trombosis y no de una neumonía. 

Estos materiales se comparten miles de veces por Facebook, Twitter y WhatsApp, incluso uno de nuestro lectores solicitó su verificación a través del correo electrónico de El Sabueso. La persona que se identifica con el apellido De la Torre, da una receta para tratar a pacientes desde casa, la cual consiste en una mezcla de antibióticos, analgésicos, vaporizaciones e infusiones. Pero ninguna de estas afirmaciones tienen sustento científico y algunas están contraindicadas. 

Aunque De la Torre señaló que estas recetas sólo son para “personas que no pueden” tener atención médica, o que “tienen miedo de ir a un hospital”, la realidad es que no se ha comprobado la eficacia de ninguna de sus recomendaciones. Uno de los principales problemas es que las personas que sospechen o tengan COVID-19 no reciban atención médica a tiempo por intentar seguir estas instrucciones. 

No existe una cura para el coronavirus (COVID-19)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que “aunque algunas soluciones de la medicina occidental o tradicional o remedios caseros pueden resultar reconfortantes y aliviar los síntomas leves de la COVID-19, hasta ahora ningún medicamento ha demostrado prevenir o curar esta enfermedad”. 

La OMS explica que es necesario atender adecuadamente a las personas infectadas por este virus para aliviar y tratar los síntomas y procurar medidas de apoyo optimizadas a los que presenten síntomas graves.

¿Es trombosis o es neumonía? 

De la Torre asegura que: “Los médicos italianos, los patólogos, hicieron autopsias a 500 personas, cuál es la sorpresa que se encuentran con que todo lo que nos había dicho la Organización Mundial de la Salud es mentira: lo que producía el virus era una tormenta inflamatoria en el pulmón”.  

Este argumento también fue tomado de otra publicación falsa que ya desmentimos aquí. Es verdad que en Italia (y en muchos países) se realizan autopsias a los pacientes que fallecieron por COVID-19. 

Por ejemplo, en un estudio realizado en Italia por el doctor Francesco Marongiu, se encontró que “uno de los efectos de COVID-19 en el organismo es la trombosis pulmonar”. 

Este estudio señala que “podría ser posible que la trombosis pulmonar pueda complicar aún más el curso de la neumonía”. 

Es decir, a diferencia de la interpretación del supuesto neumólogo, lo que los nuevos estudios encontraron es que la COVID-19 grave tiene muchos otros factores que pueden complicar la neumonía.

Incluso, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, explicó que cuando el SARS-Cov-2 llega a los pulmones y los bronquios, “inflama el tejido pulmonar y causa también algunos daños en la circulación microscópica de los pulmones y puede obstruir los vasos sanguíneos microscópicos de los pulmones”.

Cuando eso ocurre, “la sangre ya no se puede oxigenar, y este es el daño que puede resultar en una situación fatal”. López-Gatell señaló que a eso se le llama “daño pulmonar agudo”, y generalmente “es una mezcla de tipos de daño: un daño por inflamación y un daño por obstrucción de los vasos sanguíneos”.

También mencionó que coronavirus (COVID-19) “es un virus que circula por toda la sangre y, por lo tanto, por todo el organismo y causa otro tipo de lesiones, incluso lesiones cutáneas o lesiones en algunos órganos fundamentales que tienen que ver con fenómeno de trombosis”, que es la obstrucción de los vasos sanguíneos.

Otros Verificadores como Efecto Cocuyo y Maldito Bulo también explicaron los estudios italianos y el papel de la trombosis en el transcurso de la enfermedad. 

 ¿Entonces no se necesitan respiradores?

El señor De la Torre argumenta que “Nos engañaron a los médicos, el respirador no desempeña ningún papel”. 

Tanto la Secretaría de Salud como la OMS señalan que no todos los enfermos de COVID-19 van a desarrollar COVID grave. Eso significa que no todos van a requerir hospitalización ni van a necesitar un respirador mecánico.

Sin embargo, la OMS estima que aproximadamente el 14% de las personas enfermas de COVID-19 presentará un cuadro grave que requiere hospitalización y oxigenoterapia, y el 5% tendrá que ser ingresado en una unidad de cuidados intensivos. En los casos graves, la COVID-19 puede complicarse por síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA). 

El doctor Ferran Morell explicó a BBC que cuando se tiene SDRA “se crea una especie de membrana y el oxígeno no puede traspasar esa membrana, lo que naturalmente produce insuficiencia respiratoria”.

“Es una condición que no tiene un tratamiento. Lo único es poner a los pacientes en ventilación mecánica y esperar que haya suerte y el organismo reaccione y venza este cuadro”, agrega. 

De acuerdo con el doctor Oriol Roca, también consultado por BBC, los respiradores mecánicos “hacen de dos maneras: proporcionan al paciente más oxígeno que el disponible en el aire que lo rodea y funcionan como una bomba que puede vencer la resistencia de la membrana que le impide el paso”.

¿Alguno de los medicamentos que mencionan los videos previene o cura la COVID-19?

El señor De la Torre asegura que las personas que tienen síntomas de COVID-19 deben tomar varios medicamentos para tratar la enfermedad desde casa, algunos de los muchos que menciona son “azitromicina, claritromicina, amoxicilina, paracetamol e ibuprofeno”. 

La respuesta simple es NO. Bajo ninguna circunstancia la OMS recomienda automedicarse y mucho menos con antibióticos. 

Es verdad que estos medicamentos son parte de algunos tratamientos y ensayos clínicos a nivel mundial para intentar contener la pandemia de COVID-19. Sin embargo, la cantidad, frecuencia y combinación de fármacos sólo pueden ser recetados por un profesional de la salud y no son iguales para todas las personas. 

Además, existe un problema a nivel mundial que se llama: resistencia a los antibióticos. La resistencia a los antibióticos se produce cuando las bacterias mutan en respuesta al uso de estos fármacos. Por eso es importante seguir siempre las instrucciones de los profesionales sanitarios con respecto al uso de los antibióticos.

“La resistencia a los antibióticos hace que se incrementen los costos médicos, que se prolonguen las estancias hospitalarias y que aumente la mortalidad”, dice la OMS. 

¿Las vaporizaciones son de utilidad?

De la Torre recomienda “vaporizaciones mañana tarde y noche con eucalipto y manzanilla”. Pero hay estudios científicos que señalan que no hay pruebas de que los vahos, inhalaciones o vaporizaciones sean útiles para tratar enfermedades pulmonares o respiratorias. 

Por ejemplo, este artículo publicado en la Revista Anales de Pediatría en 2015 dice que “todavía se emplean vahos con agua caliente como tratamiento de procesos respiratorios banales, a pesar del riesgo de ocasionar quemaduras y de no haberse demostrado su efectividad”.

En esta otra verificación ya te habíamos contado que el doctor Michel Fernando Martínez, líder de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica de TecSalud, explicó que “aunque es cierto que el virus SARS-CoV-2 es menos resistente en condiciones cálidas, no existe ningún tipo de evidencia que respalde al agua caliente como medida de prevención”.

¿Debo tomar una bebida caliente de miel, cebolla, ajo y aspirinas?

En el video, De la Torre dice que “la cardioaspirina es la salvación, impide que se coagule la sangre. Como según él todo depende de la cantidad que se ingiera, sugiere tomar 3 aspirinas hervidas con agua y limón. También recomienda licuar y tomar en forma de infusión o “cucharaditas” ajo, cebolla colorada y tres limones.

Esa supuesta cura surgió del video de una familia cubana que ya habíamos desmentido en esta otra verificación.

El doctor Uri Torruco García, infectólogo de Veracruz, nos advirtió que la “aspirina como analgésico es malísimo. Hace muchos años que los médicos no usamos aspirina con fines de analgesia. Esto debido a las consecuencias negativas que este medicamento produce en el estómago si se toma en grandes cantidades”.

Respecto al ajo, la OMS dice que “es un alimento saludable que puede tener algunas propiedades antimicrobianas. Sin embargo, no se han obtenido pruebas de que comerlo proteja contra el virus que causa el brote actual”.

Alcalinizar tu cuerpo tampoco servirá de nada 

Finalmente, De La Torre recomienda “alcalinizar el cuerpo” con sal, agua y enjuague bucal “para tener el ph alcalino y eliminar los virus”. 

El pH es el nivel de acidez o alcalinidad en nuestro cuerpo. Lo normal es tener un pH de 7.3 a 7.4, y tratar de cambiar eso puede tener consecuencias negativas para nuestra salud.

En esta otra verificación, el doctor Michel Fernando Martínez, Líder de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica de TecSalud  explicó que “no se ha visto beneficio en llegar a una alcalinización mayor para combatir esta enfermedad o cualquier otra”.

Mientras que el Dr. José Campillo, investigador del Departamento de Biología Evolutiva de la Facultad de Ciencias de la UNAM señaló que “un pH menor a 7.3 o mayor a 7.4 causaría que las enzimas de nuestro cuerpo no pudieran funcionar bien y eso sería grave. Debemos mantener un pH normal para que nuestras enzimas (catalizadores naturales que permiten acelerar las reacciones químicas para mantener nuestras funciones vitales) trabajen de manera eficiente.”

Verificador, de La República de Perú también verificó los dichos de De la Torre y concluyó que “la receta que brinda un neumólogo y epidemiólogo para que las personas con síntomas de la COVID-19 se traten en sus casas podría poner en riesgo la salud”.

 

***

El Sabueso es uno de los 91 verificadores de hechos de 40 países que forman la alianza coordinada por la Red Internacional de Verificación de Hechos (International Fact Checking Network, IFCN) para desacreditar la información falsa relacionada con el coronavirus. Encuentra las verificaciones de esta alianza internacional con los hashtag #CoronaVirusFacts y #DatosCoronaVirus , o visita esta página.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.