¿La nicotina del tabaco realmente ayuda a frenar la COVID-19?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

¿La nicotina del tabaco realmente ayuda a frenar la COVID-19?

La hipótesis de un estudio francés señala que un componente de la nicotina evita que el COVID se adhiera a nuestras células. Pero esto es lo que dicen los especialistas.
Cuartoscuro Archivo
28 de abril, 2020
Comparte

Un estudio de investigadores franceses ha puesto sobre la mesa una hipótesis muy llamativa: la nicotina podría ser la ‘barrera de contención’ frente a la pandemia. 

Según esta hipótesis, un mecanismo bioquímico que contiene la nicotina del tabaco podría servir como potencial tratamiento para evitar los contagios de coronavirus. 

Aunque hay que recordar que fumar, en ningún caso, es bueno para la salud y hay evidencia es que los fumadores son más propensos a padecer consecuencias más graves en caso de contagio de coronavirus. Por lo que la recomendación de no fumar se mantiene. 

¿Qué dice el estudio francés?

El estudio, titulado Hipótesis nicotínica para la Covid 19 con implicaciones preventivas y terapéuticas publicado por la Academia de Ciencias francesa, y que puedes leer aquí (en inglés), plantea que un componente bioquímico de la nicotina podría evitar que el virus de la COVID-19 se adhiera a nuestras células, penetrarlas, y propagarse. 

Esto explicaría el bajo número de fumadores entre los pacientes del coronavirus que detectó la investigación en un hospital francés, donde la proporción de contagios entre fumadores fue de solo el 5%.

Pero por el momento se trata solo de una hipótesis. De ahí que el gobierno galo, el Instituto Pasteur y el hospital parisino La Pitié Salpetrière están preparando un nuevo estudio -en el mismo hospital analizado- para ahondar en la investigación inicial.

El nuevo ensayo consistirá en aplicar parches de nicotina a personal médico, enfermos de coronavirus hospitalizados y a otros pacientes en reanimación, para comprobar si la nicotina previene el virus, cura a los más graves, y si impide a los no tan graves desarrollar el avance de la enfermedad.

Mientras se hace la investigación, la agencia EFE publicó un cable en el que señala que el gobierno francés publicó un decreto para limitar temporalmente la venta en farmacias y por internet de parches, chicles y de pastillas con nicotina, para evitar que miles de personas se precipiten en las farmacias para comprar estos productos que no están probados que realmente frenen el contagio de coronavirus ni el avance de la enfermedad, y que además, en no fumadores, pueden tener efectos secundarios como vómitos, mareos y adicción. 

Las dudas sobre el descubrimiento

En México, los expertos consultados se mostraron muy cautos sobre los resultados de la investigación francesa. 

“Como médicos, tenemos mucha evidencia probada de que el pulmón de un fumador no está sano. Por lo tanto, es muy poco plausible que, si el tabaco te pone en riesgo para todo, para algo te pueda proteger. Y, mucho menos para una infección pulmonar. Y, ya de entrada, esto nos pone muy en guardia contra los resultados de ese estudio”, apunta en entrevista el infectólogo Uri Torruco, egresado del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y de Nutrición Salvador Zubirán.

“Los resultados son solo una hipótesis -insiste-. Pero las hipótesis hay que probarlas, y eso requiere de meses de mucha investigación”. 

En cuanto a los datos recabados por la investigación francesa, de que en un hospital estudiado solo el 5% de pacientes contagiados son fumadores, el doctor Torruco advierte que recabar información de pacientes no es una tarea sencilla, por lo que puede haber errores en la recolección de datos que podrían explicar ese porcentaje tan bajo.

“Por lo general, un paciente, cuando llega grave al hospital, está muy estresado, preocupado, y enfermo. No es sencillo en ese momento recabar información tan a detalle y precisa”, apunta el doctor. 

Por su parte, el doctor Jorge Baruch, jefe de la Clínica de Atención Preventiva del Viajero de la Facultad de Medicina de la UNAM, subraya que también hay estudios que aseguran que los pacientes que fuman, o que han sido fumadores por años, tienen más probabilidad de enfrentar síntomas más severos en caso de contagiarse de coronavirus. 

Un informe técnico-científico de Sanidad de España señala que, según un estudio realizado en Wuhan, China, para el que se analizó a 1 mil 099 casos, se calculó un riesgo de enfermedad grave 1.4 veces mayor en fumadores, y de ser ingresado en una Unidad de Cuidados Intensivos, o necesitar ventilación mecánica, 2.4 veces mayor respecto a los no fumadores. 

Las autoridades federales de Salud en México también han sido muy enfáticas a la hora de resaltar que el tabaco no tiene ningún efecto positivo para frenar al virus. Al contrario, como los CDC, incluyen al tabaquismo junto a la diabetes y a la obesidad en el listado de factores de riesgo para sufrir consecuencias más graves en caso de infección. 

Así lo dijo en una conferencia vespertina del 25 de marzo, el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, en la que aseguró que “los cigarros no producen ningún beneficio para ninguna enfermedad, y tampoco los vapeadores ni los cigarrillos electrónicos”.

De hecho, el funcionario federal mencionó lo que señalan los estudios realizados en Wuhan, China, acerca de que hay antecedentes de que fumar desencadena un mayor riesgo de tener complicaciones severas por la Covid 19, independientemente de que, previo al contagio del virus, se tenga o no una enfermedad pulmonar crónica. 

“Insisto, fumar es muy contraproducente para la enfermedad Covid 19”, enfatizó López Gatell. 

¿Qué dice la Organización Mundial de la Salud?

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que la nicotina no solo no ayuda a frenar a la Covid 19, sino que, por el contrario, incluye la acción de fumar en su listado de cosas inútiles contra el virus que, además, son nocivas para la salud. 

De hecho, la OMS advierte que “es probable” que los fumadores sean más vulnerables a los efectos de la COVID-19, puesto que pueden padecer una enfermedad pulmonar previa al contagio, o una capacidad pulmonar reducida por culpa del tabaquismo, “que potencia enormemente el riesgo de enfermedad grave”. 

Incluso, la OMS apunta que los fumadores pueden tener más riesgo de contagio, “ya que el acto de fumar supone arrimar los dedos (y los cigarrillos, que pueden estar contaminados) a los labios, lo que aumenta la posibilidad de transmisión del virus de la mano a la boca. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.