No hay evidencia de que vacunas COVID ‘destruyen’ el sistema inmune
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Captura de pantalla con información falsa

No hay evidencia científica de que las vacunas COVID ‘destruyen’ el sistema inmune

Una publicación compartida en redes sociales malinterpreta un artículo de opinión para asegurar que todas las vacunas contra el SARS-CoV-2 afectan el sistema inmunitario de las personas, pero es falso.
Captura de pantalla con información falsa
29 de enero, 2021
Comparte

Un artículo en internet asegura que hay un “enorme escándalo descubierto” porque “la vacuna COVID-19 destruye nuestro sistema inmunológico”. Sin embargo, diversos especialistas afirman que la aseveración es falsa. Y ningún organismo sanitario o con reconocimiento científico internacional ha reportado tener evidencia sobre ello. 

La publicación es una versión en español de un artículo en inglés, atribuido al osteópata Joseph Mercola. En él, citando un texto de opinión, se señala que “la vacuna no refuerza tu inmunidad a la infección, sino la capacidad del virus para entrar e infectar tus células, lo que resulta en una enfermedad más grave que si no hubieras sido vacunado”.

Mercola es un osteópata estadounidense conocido por difundir teorías sin evidencias científicas y promover el uso de suplementos vitamínicos y evitar el uso de vacunas, de acuerdo con el periódico The New York Times.

En su artículo, Mercola cita una publicación de la revista International Journal of Clinical Practice que en ningún momento afirma que las vacunas contra el SARS-CoV-2 provoquen efectos en el sistema inmune, sino que debería de proveerse más información a los participantes de estudios clínicos. 

“Es un artículo de opinión, no una investigación como tal”, dijo sobre el texto en el Journal of Clinical Practice el doctor Ángel Hernández, miembro del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría, al ser entrevistado por los verificadores de Newtral.

Lee: No, la vacuna contra Covid no está hecha para modificar nuestro ADN

Aunque el texto citado por el doctor Mercola no hace referencia al sistema inmune o inmunológico, sí aborda el efecto que en ocasiones tienen las vacunas sobre los anticuerpos del sistema inmune, esos caballitos que atacan aquello que consideran extraño a nuestro cuerpo, como cualquier virus o enfermedad, por ejemplo. Dicho efecto es conocido como aumento de la infección mediada por anticuerpos (ADE, por sus siglas en inglés).

El ADE, cuenta el virólogo Pepe Alcamí, es una pinza que se une a un antígeno en concreto, en el caso del SARS-CoV-2 a un trocito de la proteína Spike o de pico, e idealmente lo neutraliza. En el otro extremo de esa pinza esta se puede unir con un organismo que se come al virus, y generalmente lo degrada.

Pero cuando el virus no se degrada sino que al interior de ese organismo que se lo comió, llamado célula macrofágica, lo infecta y a través de él pueden infectar a otras células o provocar una inflamación.

Si esto ocurre, los anticuerpos generados por una exposición previa a un patógeno, ya sea una exposición ambiental o por la vacuna, pueden suponer un problema más que una solución, ya que hacen que la segunda exposición agrave la infección causada.

“De momento no hay evidencias de que las vacunas desarrolladas y aprobadas que se están empezando a aplicar ya en algunos países generen este fenómeno en los pacientes que las están recibiendo”, explica Alcamí a Maldita.

Lee: Por qué es bueno vacunarte contra la COVID y qué pasará cuando lo hagas

En este sentido, el doctor Hernández dijo a Newtral que “en el caso de las vacunas contra la COVID-19 es un riesgo más teórico que práctico. Es un fenómeno natural que ha sido observado anteriormente en otros casos. Se va a vigilar, pero no constituye un riesgo real, que sepamos, hasta el momento”.

En un artículo publicado por la revista Nature en julio pasado se indica que “debido a que el ADE de la enfermedad no se puede predecir de manera confiable después de la vacunación o el tratamiento con anticuerpos, independientemente del virus que sea el agente causante, será esencial depender de un análisis cuidadoso de la seguridad en humanos a medida que avanzan las intervenciones inmunitarias para COVID-19″. 

En conclusión, aunque la publicación en español hace una relación entre las vacunas contra COVID-19 y el sistema inmune, esta se basa en un artículo de opinión que habla de otro tema.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.