No existe ‘ley de minuto y medio’ ni evita riesgo al levantarse de prisa
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

No existe la ‘ley de un minuto y medio’ para evitar supuesto riesgo al levantarse de prisa de la cama

Incorporarse de la cama repentinamente puede causar mareos, pero esto no implica que exista un riesgo de muerte súbita o infartos.
14 de septiembre, 2022
Comparte

Una publicación de Twitter, supuestamente escrita por un médico cardiólogo y rescatista, recomienda esperar un minuto y medio antes de levantarse de la cama en medio de la noche para evitar accidentes cerebrovasculares y por ende, una muerte repentina. Esto es falso.

Expertos del área de la salud aseguran que no hay evidencia científica que sustente esta afirmación. Además, existen otras versiones de la misma desinformación que han circulado desde 2019 -algunas vinculadas a 3 minutos y medio-, y que ya hemos desmentido.

El 29 de agosto de 2022 se publicó este hilo de Twitter, que hasta el momento se ha retuiteado más de 33.8 mil veces y cuenta con más de 73.7 mil me gusta. 

Los primeros tres tuits dicen: 

“Mi nombre es Alexandre, soy cardiólogo y rescatista. Una advertencia muy importante para quienes se despiertan por la noche para ir al baño… Se debe tener cuidado con la ‘MINUTO Y MEDIA LEY’ que está científicamente probada.

Cuando se despierta repentinamente para hacer tus necesidades fisiológicas, normalmente escuchas a alguien decir ‘fue sano y murió de repente durante la noche’. La razón más probable es que cuando esa persona se despertó para ir al baño, se levantó apresuradamente de la cama; en este momento, el cerebro necesita mayor flujo sanguíneo, por haber descansado, provocando un estado de desmayo, allí el ictus ocurre… 

En este caso, se recomienda aprender la ‘LEY DE UN MINUTO Y MEDIO’ que puede SALVAR TU VIDA” (sic).

Cabe señalar que el usuario que publica este hilo no se llama Alexander ni tiene información en su perfil con la que se presente como especialista de la salud.

Podría interesarte: Estas actividades no alivian al sistema respiratorio ni eliminan la ansiedad y depresión

Desinformación que circula

Al buscar en Google “ley de minuto y medio” resultan diversas verificaciones en las que medios que al igual que El Sabueso, forman parte de la Red Internacional de Verificación de Datos (IFCN, por sus siglas en inglés), también desmienten esta información que circula desde hace varios años.

En 2019, los sitios web españoles Maldita.es y Newtral explicaron que lo señalado en estas falsas publicaciones para evitar una muerte por “accidente cerebrovascular” supuestamente motivada por levantarse de golpe, contienen datos erróneos. En 2020, esta información fue corroborada por AFP Factual y Verificador de La República.

En 2021 volvió a circular la desinformación y aquí te contamos que no hay evidencia científica de que levantarte de prisa al despertar te causará la muerte. 

ColombiaCheck también retomó y verificó esta publicación que se desinforma en 2022.

Lee: La viruela del mono no es una secuela de la vacuna contra COVID

Los mareos al levantarse de manera repentina no causan la muerte

El doctor Ulises Jiménez Correa, investigador de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dijo a Animal Político que “la idea de levantarte de prisa y te mueras, pues no (es algo sustentado científicamente)”. 

El académico de la UNAM aseguró que en su trayectoria de más de 25 años sobre estudios del sueño no recuerda haber leído ninguna investigación o ensayo terapéutico que sostenga que las personas deben tener un protocolo específico para levantarse de la cama. 

Si bien todos hemos sentido en alguna ocasión un ligero mareo al incorporarnos rápidamente, no se trata de un síntoma que pueda llevarnos a la muerte. 

De acuerdo con la Clínica Mayo, se trata de la hipotensión ortostática, también llamada hipotensión postural, que “es una forma de presión arterial baja que ocurre al pararse después de sentarse o acostarse. La hipotensión ortostática puede causar mareos o aturdimiento y posiblemente desmayos”.

Alfonso Valle, cardiólogo y vocero de la Sección de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardíaca de la Sociedad Española de Cardiología, dijo a Newtral que “este mensaje ha mezclado la muerte súbita con los mareos ortostáticos, algo de lo que no se muere absolutamente nadie. Es un cuadro muy habitual, pero no tiene nada que ver con la muerte”.

Enfatizó que “todo es falso” y explicó que, “en el momento de levantarnos, se activa un reflejo que cierra parcialmente la circulación venosa, para mejorar el retorno sanguíneo”, lo que puede provocar un desmayo en ciertas personas de edad avanzada o que estén medicadas, si se levantan de manera brusca. 

Con relación al minuto y medio (o tres minutos y medio) de espera que podrían evitar el supuesto colapso de una persona al levantarse de prisa, especialistas consultados por AFP Factual señalaron si bien es cierto que levantarse lentamente puede ayudar con estos mareos, no hay un tiempo preciso establecido para evitarlos.

Al respecto, el cardiólogo Alejandro Cuesta detalló que  “se suele recomendar que el paciente primero se siente al borde de la cama unos minutos y luego se pare […] Esto le da más tiempo al organismo para adaptarse al cambio de posición”.

Lee más: Untar una mezcla de ajo, limón y romero no quita los hongos en uñas de los pies

En conclusión, en algunos casos incorporarse repentinamente puede causar mareos, pero esto no implica que exista un riesgo de muerte súbita o infartos por levantarse rápido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.