Reforma para trabajadoras del hogar en el IMSS aún tiene fallas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Trabajadoras del hogar: será obligatoria su afiliación al IMSS, aunque nueva legislación aún tiene imprecisiones

La reforma estará vigente hasta que se publique en el Diario Oficial de la Federación. Mientras tanto sigue operando el piloto del IMSS de afiliación voluntaria, en el que ya han sido inscritas más de 43 mil trabajadoras.
8 de noviembre, 2022
Comparte

Ernestina tiene 39 años de edad y desde los 12 labora como trabajadora del hogar. Hace aproximadamente 1 año fue inscrita en el programa piloto del IMSS para la incorporación de trabajadoras domésticas al Régimen Obligatorio del Seguro Social.

En aquel entonces le comentó esta posibilidad a una de sus empleadoras, con quien tenía un año trabajando, y le pareció sorprendente que ella la apoyara en el registro.

Sin embargo, no siempre se ha topado con esta misma disposición. Ella trabaja para múltiples empleadores, y con algunos no ha obtenido el mismo apoyo. 

“Hay algunos que sí quieren, unos me dicen que no me conviene y otros buscan pretextos, o a veces no tienen tiempo, no puedo estar insistiendo siempre porque tienen trabajos y están ocupados. Pero cada vez que tengo la oportunidad, les vuelvo a decir”.

Si bien comenta que el proceso de alta resulta complicado, también menciona que es cuestión de tiempo, disposición y la voluntad de hacer el trámite. 

En su caso también contó con el apoyo del colectivo Mi Trabajo Cuenta, una comunidad de trabajadoras del hogar que comparte sus historias y lucha por sus derechos.

Al cuarto trimestre de 2021 se estimó que en México había 2.3 millones de personas dedicadas al trabajo doméstico. 

99 de cada 100 no tenían un contrato escrito, y solo 4 de cada 100 tenían acceso a servicios de salud, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2021 (ENOE).

Ante esta situación precaria, el 27 de octubre la Cámara de Diputados aprobó reformas a la Ley del Seguro Social (LSS), para incorporar la figura de personas trabajadoras del hogar y que de forma obligatoria sus empleadoras y empleadores las aseguren, desde el primer día de labores.

En un capítulo se definió quiénes son y quiénes no son personas trabajadoras del hogar, y también la obligación de cubrir las cuotas obrero-patronales, así como el acceso a los cinco seguros que se consideran por ley:

  • Enfermedades y Maternidad.
  • Riesgos de Trabajo. 
  • Invalidez y Vida. 
  • Retiro, Cesantía en Edad Avanzada y Vejez.
  • Guarderías y Prestaciones Sociales.

Esta legislación estará vigente hasta que se publique en el Diario Oficial de la Federación, lo que no ha ocurrido hasta este 7 de noviembre.

Mientras tanto sigue operando el piloto del IMSS de afiliación voluntaria, en el que ya han sido inscritas más de 43 mil trabajadoras. De este se incorporaron elementos para la nueva reforma, así como algunos cambios.

Aunque, a decir de especialistas, la legislación que se implementará tiene algunas carencias.

Podría interesarte: Condominio en Santa Fe prohíbe a trabajadoras del hogar pasear por instalaciones; Copred acusa discriminación

‘Huecos’ en la reforma 

El “Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley del Seguro Social, en materia de personas trabajadoras del hogar”, por ejemplo, no especifica un salario base para la cotización de las trabajadoras. 

En las reglas de la prueba piloto se establecía que esto no fuera inferior al salario mínimo actual, de unos 5 mil 186 pesos mensuales, según la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami).

Con esa cifra se calcula el importe de las cuotas de seguridad social que deberá cumplir cada empleador, según el salario percibido y los días trabajados, para luego generar una línea de pago mensual.

Con la reforma se establece que la incorporación al IMSS sea obligatoria para las y los empleadores, a diferencia de ahora, que la incorporación al programa piloto es voluntaria.  

También se pretende modificar que en caso de que la persona trabajadora del hogar tenga más de un empleador, sea ésta quien deba informar y brindar los datos de cada uno. La reforma señala que quienes deberán hacerlo serán directamente las personas empleadoras.

Abigail Quiroz Vargas, experta en litigio en materia laboral y de seguridad social, y presidenta de la Fundación Trabajo Digno, explicó que a diferencia de los demás trabajos, en los que las cuotas del Seguro Social son tripartitas -es decir, que una parte es aportada por la persona empleadora, otra por el trabajador y la otra parte por el Estado-, en este caso el gobierno no aportará nada. 

Esto, dice, podría deberse a que el trabajo del hogar no genera ventas o utilidad, de manera que no se reciben impuestos. Sin embargo, a su parecer, este punto en la nueva legislación resulta discriminatorio. 

“Porque tú, Estado, tendrías que darle el mismo trato de cuotas al trabajador que labora en el sector privado, en una empresa, que a la trabajadora que labora en casa”.

Quiroz Vargas califica como “terrible” otro punto en la reforma aprobada, el de la vigencia de derechos.

Con el esquema piloto, apuntó, la trabajadora tenía Seguro Social todo el mes. Sin embargo, en la nueva legislación se establece que la atención será de acuerdo a los días trabajados. Que si solo reportan trabajar cuatro días a la semana, solo podrán ser atendidas en esos días.

“Sigue siendo un asunto discriminatorio, porque la Seguridad Social es el derecho de las clases sociales menos favorecidas”.

La lucha que dio pie al programa piloto y a la nueva legislación 

Una demanda laboral dio pie al programa piloto del IMSS y a las reformas mencionadas. 

El 28 de abril de 2016, una trabajadora del hogar identificada como MRGG demandó prestaciones a sus patronas, entre ellas la inscripción retroactiva ante el Seguro Social. 

También demandó al IMSS y al INFONAVIT la determinación de las cuotas, y fincar los capitales consultivos correspondientes.

Fue un año después cuando una junta de Conciliación y Arbitraje en la Ciudad de México emitió un laudo en el que se absolvió a las demandadas de una parte de las exigencias, tras considerar que la renuncia de la trabajadora fue voluntaria.

Si bien se les ordenó el pago de las vacaciones, prima vacacional y aguinaldo, solo fue respecto del año anterior a la demanda. 

También se absolvió al IMSS e INFONAVIT y se consideró que, como el patrón no estaba obligado a realizar el registro y pagar aportaciones, no se consideraba la inscripción retroactiva.

MRGG se manifestó inconforme con el laudo, por lo que promovió un juicio de amparo directo en contra, el cual conoció y atrajo la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Esta valoró si existía un trato discriminatorio así como una violación al derecho humano a la seguridad social.

El amparo fue concedido basándose en que la labor doméstica se excluye del régimen obligatorio del Seguro Social, y afecta en su mayoría a las mujeres que trabajan en este rubro. 

Por tanto, se derogó el artículo 13 sección II que establecía que la consideración de personas trabajadoras como sujetos de aseguramiento al régimen obligatorio era voluntaria.

Ante esto, se propuso la creación del programa piloto del IMSS, que hasta marzo de 2022 reportó una incorporación de 43 mil 823 personas afiliadas, con un salario promedio diario de 230.5 pesos. 

Abigail Quiroz señaló que si bien se está avanzando conforme a lo que inició con una demanda laboral y la reforma a la Ley Federal del Trabajo en 2019, aún existen “trabas”. 

El trámite 

Desde la entrada en vigor de la prueba piloto, varias personas lo han reportado como “muy complicado”. La experta explicó que justamente la reforma plantea un sistema más amigable de afiliación, para que cualquier persona pueda realizarlo.

En tanto, ahora mismo el sitio web www.imss.gob.mx/personas-trabajadoras-hogar se detallan cuáles son los beneficios de la incorporación,  e información como la del cálculo del pago de cuotas.

Se enumeran cuatro pasos que pueden hacerse en la Subdelegación que corresponda al domicilio del patrón, así como en el Portal del IMSS: el registro de datos del patrón, el registro de la información de la persona trabajadora del hogar, la generación del formato de incorporación y la línea de captura para el pago, así como la realización del pago.

En este video se detalla el proceso de registro:

Lee también: Avanza afiliación de trabajadoras del hogar a la seguridad social, tras pruebas piloto

México, con nivel de informalidad arriba del promedio en AL

Este año, ONU Mujeres lanzó el programa Cerrando Brechas: Protección social para las mujeres en México, y la campaña Es Lo Justo, para posicionar públicamente que el trabajo del hogar es un trabajo y por lo tanto debe tener un trato digno. 

De acuerdo con datos del INEGI, de las personas que laboran en el trabajo doméstico, 90% son mujeres.

De ellas, el 95% labora en condiciones de informalidad, lo que supera el promedio en América Latina, “en donde el 77.5% de las trabajadoras del hogar lo hace en estas condiciones, de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT)”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.