Operativo Correcaminos: así preparan la vacunación para adultos mayores
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Operativo Correcaminos: así se preparan integrantes de las brigadas encargados de vacunar

Con la vacunación de 15 millones de adultos mayores, el gobierno espera reducir de forma importante la mortalidad por COVID, aunque hasta ahora ha enfrentado el problema de la falta de dosis.
Cuartoscuro Archivo
Por Arturo Daen y Siboney Flores
12 de febrero, 2021
Comparte

Jorge Flores es un “Servidor de la Nación” en Michoacán y ya tiene algunos detalles del plan con que se espera que comience la vacunación contra COVID en su localidad, del grupo de adultos mayores.

“Los lugares donde se va a vacunar ya están establecidos, son por fuera de clínicas rurales, médicas o locales, esto para estar al tanto de cualquier reacción adversa, o en escuelas que estén cerca de estas clínicas para poder trasladarlos con facilidad, también en caso de una reacción adversa”, explica Jorge. 

Menciona que en los próximos días (aún no hay una fecha exacta), él y el restos de los servidores que integrarán las llamadas “Brigadas Correcaminos” recibirán toda la información a través de una plataforma llamada “Vacuna COVID”, a la que tienen acceso, donde le indicarán cuándo, dónde y a qué hora debe acudir una persona a vacunarse. 

“El trabajo de llamar a todas las personas (adultas mayores) comenzará muy pronto”, refiere vía telefónica. 

Al concluir con el personal médico -etapa que aún no ha terminado, por la falta de dosis-, el gobierno espera iniciar una fase más amplia, en que sean vacunadas 15 millones de personas que superan los 60 años, adultos mayores. Esto, con la expectativa de reducir hasta 80% la mortalidad por COVID, enfermedad que hasta ahora ha provocado la muerte de al menos 169 mil personas en México, de acuerdo con los conteos oficiales.

Para ello, la administración federal cuenta con el restablecimiento la próxima semana de las dosis de Pfizer, la llegada de 1 millón de dosis de AstraZeneca la madrugada del domingo, y tener ya próximamente vacunas CanSino, Sinovac y Sputnik, aprobadas también para su uso de emergencia.

En cada sitio de vacunación, explica Jorge, habrá lonas informativas, sillas y mesas para que las personas cumplan con la sana distancia y no se cansen en la espera a ser vacunados. Además de una ambulancia en caso de necesitar trasladar a alguien a un hospital, aunque hasta ahora los reportes de Salud indican que han sido mínimos los casos de reacciones adversas a las vacunas. 

Ellos, como Servidores de la Nación de la Secretaría de Bienestar, deberán llegar entre 6 y 7 de la mañana al puesto de vacunación, para arreglar todo, y se espera que la vacunación comience a eso de las 9 de la mañana, con grupos  de personas pasando por su inyección cada media hora. 

“Las personas formadas cuando mucho tardarán media hora en la fila, y luego serán vacunadas. Después de eso deben de esperar media hora en el lugar, para ver si no presentan efectos adversos y después podrán irse”, comenta Jorge. 

Jorge pide a las personas paciencia, que vayan desayunados y que tomen sus medicamentos de cabecera. Además de que cumplan con las reglas sanitarias de llevar cubrebocas, careta y gel antibacterial. Aunque este último se les va a proporcionar en el lugar. 

Para ser vacunados las personas deben comprobar que son quienes dicen ser y que están integrados a la lista de espera. El trabajo en ese momento de los Servidores de la Nación es hacer esa verificación, y luego registrar de qué farmacéutica es la dosis que recibió la persona, el diluyente que se usó, el lote de la vacuna, y cúal de las dosis es. 

Todo se guarda en un Excel, en la plataforma del programa de vacunación y en un control interno de cada brigada, para que si la persona pierde el dato de lo que le aplicaron, se tenga el registro y control para la segunda dosis. 

Para hacer esto posible, Jorge explica que desde hace cinco semanas recibió una capacitación por videos y conferencias en Zoom.

A él ya le aplicaron la primera dosis de la vacuna de Pfizer, para estar protegido de cara al trabajo de vacunación en el que estará involucrado. “Estoy feliz y animado, es un gran reto y me emociona poder ayudar”, menciona. 

El organigrama y la estrategia ‘Correcaminos’ 

El gobierno mexicano ha detallado cómo espera realizar la vacunación masiva o Estrategia Nacional de Vacunación con el llamado Operativo Correcaminos, cuyo avance está ligado a la llegada de más dosis contra la COVID.

El proceso  ha tenido dificultades y retrasos tanto en México como en otras naciones, con la OMS criticando una distribución desigual, donde los países más ricos aplican más vacunas. De ahí que haya pedido a las farmacéuticas que aumenten su producción, además de liberar sus patentes. 

México ha vacunado hasta ahora al 0.5% de su población, mientras que en Estados Unidos se tiene ya un avance de 10% de los habitantes al menos con una dosis, y en Chile 5.36%, según el sitio Our World in Data. 

El plan Correcaminos considera 10 mil brigadas o puntos de vacunación, según el plan del gobierno federal, que por su composición involucraría la participación de 130 mil personas, al menos en el terreno, además de los funcionarios del sector Salud y una decena de dependencias, encargados de la planeación y control del plan.

Según explicó el subsecretario Hugo López-Gatell en una sesión con la Academia Nacional de Medicina, el organigrama en todo el plan de vacunación Correcaminos tiene como cabeza al presidente, Andrés Manuel López Obrador. 

En el siguiente nivel, aparece en la coordinación técnica la Secretaría de Salud, en contacto con 32 coordinaciones estatales, y la participación como secretaria técnica de la titular del sistema nacional DIF, María del Rocío García Pérez.

Bajo la coordinación de esas instancias, colaboran o colaborarán diferentes secretarías, Relaciones Exteriores y Hacienda encargándose de la compra de vacunas y trámites aduanales; Cofepris de la vigilancia, control sanitario y aprobación de las dosis; Conacyt trabajando en el manejo de los padrones e información de los vacunados.

Secretaría de Bienestar, encargándose de la operación en campo de las brigadas; la Sedena, Marina y el INSABI trabajando en logística, traslado y vigilancia de las vacunas, y trabajadores médicos de Salud, ISSSTE, IMSS, INSABI, Sedena, Pemex y Semar encargados de la aplicación de las dosis.

Además de todos ellos, el gobierno también contempla la participación de voluntarios, que cooperen con las brigadas, y para lo que abrió una convocatoria de reclutamiento.

Otro grupo que mencionó López-Gatell, como parte de todo el proceso, es el Grupo Asesor Técnico de Vacunación, conformado por 19 especialistas, científicas y científicos, que dan a Salud una guía para su toma de decisiones.

En él, entre otros, están la directora del Centro de Investigación sobre Enfermedades Infecciosas, Celia Alpuche, y el doctor Alejandro Cravioto, presidente del Grupo de Expertos en Asesoramiento Estratégico sobre Inmunización de la Organización Mundial de la Salud. 

¿Cómo se integran las brigadas? 

Ya en el terreno, funcionarios de Salud han explicado que se buscará tener un despliegue de 10 mil brigadas a lo largo del proceso de vacunación, en los 32 estados. 

Los servidores de la nación (como se conoce a funcionarios que operan en la búsqueda de beneficiarios de programas sociales y la entrega de apoyos) de la Secretaría de Bienestar serán los encargados de coordinar la operación de cada brigada, según el gráfico mostrado por López-Gatell, y ellos tendrán que reportarse con la coordinación estatal. 

Cada brigada o centro de vacunación estará integrado por 13 personas: 1 promotor de Bienestar o del programa Sembrando Vida; 1 persona del programa La Escuela es Nuestra o del programa de Becas Benito Juárez; 2 servidores de la nación; 1 responsable médico y dos trabajadores de la Salud que aplicarán las vacunas, 2 personas voluntarias, y en cuanto a seguridad 4 elementos, de la Sedena, de Semar y de la Guardia Nacional. 

Según lo dicho por el titular del INSABI, se buscaría que dichas brigadas o centros de vacunación estén cerca de hospitales, para prevenir cualquier reacción adversa que requiriera de atención más especializada, aunque hasta ahora, según autoridades de Salud, estos casos han sido mínimos en la aplicación de dosis  a personal médico, y a maestros en Campeche. 

En el inicio de la vacunación al personal médico, hubo críticas porque se aplicarán también vacunas contra COVID a los servidores de la nación de Bienestar, que en el pasado trabajaron haciendo el Censo del Bienestar y antes promoviendo el voto a favor de López Obrador, cuando era candidato.

Al respecto el presidente López Obrador defendió que sí les aplicaran las dosis, al participar en las brigadas de vacunación. Según el plan nacional de vacunación, se contempla que hasta 30 mil servidores de la nación participaran en dichas brigadas.

Javier May, titular de Bienestar, explicó en la conferencia que los servidores de la nación son trabajadores eventuales del gobierno, que ganan un poco más de nueve mil pesos al mes.  

“Ellos ayudan a llevar un control y pasan un reporte de cuántos fueron vacunados en la jornada”, relató May. 

Los servidores de la nación, agregó, conocen dónde viven los adultos mayores, dónde viven las personas con discapacidad, su labor es poder llegar, “accesar a esos lugares, avisarles. Ellos tienen comunicación a través de las mesas de atención y a través de los centros integradores, qué día les va a tocar la jornada de vacuna a esos grupos. Esa es la labor que hacen los servidores de la nación”. 

Hasta ahora en México no se contempla la ayuda de hospitales, clínicas o farmacéuticas privadas en el proceso de vacunación. 

Avance por regiones, de lo rural a las zonas más urbanas

Según el Plan Nacional, la vacunación de personas adultas mayores tendrá un “enfoque primario de mayor vulnerabilidad territorial”.

Iniciará con la población que reside en zonas rurales dispersas, y progresivamente continuará hasta llegar a áreas metropolitanas. 

“Se considera una mayor factibilidad de aplicación para vacunas que requieren ultracongelación, las zonas urbanas, mientras que para las vacunas que solo requieren congelación y/o refrigeración para regiones rurales”, dice el Plan Nacional de Vacunación. 

En la categoría de vacunas que requieren ultracongelación, entran dosis como las de Pfizer, que entonces sería más factible seguir ocupando en zonas urbanas. 

“En cuanto a esquemas (una vs. dos o más dosis), se requiere considerar la posibilidad de tiempos distintos de acuerdo con cada vacuna entre la primera dosis y el refuerzo, en caso de que así se requiera, además, existe mayor dificultad de completar esquemas que requieren más de una dosis de vacuna en personas que viven en regiones de más vulnerabilidad geográfica”.

Para la vacunación de este sector de la población, adultos mayores, el gobierno federal activó inicialmente una página de internet, en la que se podrían registrar los adultos mayores con datos como su CURP, código postal y teléfono. 

La página se saturó, en un inicio hubo muchas fallas, aunque luego se regularizó su funcionamiento y el gobierno comenzó a anunciar otras formas de registro, con los adultos mayores ahora a la espera de que les digan dónde y cuándo serían vacunados. 

En el caso de aquellos adultos mayores que no puedan movilizarse, dijo el titular del INSABI, el gobierno tiene contemplado acudir a sus viviendas. Se calcula que 3 millones de personas están en esa situación. 

El subsecretario Gatell explicó que la asignación de las distintas vacunas disponibles será a partir del perfil de los grupos poblacionales. 

“No aplica una regla genérica de decir a tal estado le toca Pfizer y a tal otro estado le toca Astra y al otro le toca CanSino, no, no es por estado, es por segmento poblacional, edad, comorbilidades, riesgo en general”. 

Además de las dosis contratadas directamente con Pfizer, AstraZeneca, Sputnik V, CanSino y SinoVac, el gobierno mexicano espera tener acceso a por lo menos 25.5 millones de dosis por medio del mecanismo global COVAX.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.