close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La noticia falsa sobre un pastel turco que dio la vuelta al mundo

El video de un pastel y cómo descubren en su interior dos pastillas blancas causó alarma. Pero esta es la verdad que rastreamos sobre este caso. 
26 de noviembre, 2019
Comparte

En redes sociales se compartió de manera masiva el video de un pastelillo dentro del cual se observan dos pastillas blancas. En México se dijo que esas píldoras causan parálisis cerebral. Luego medios afirmaron que eran inofensivas y que estaban hechas de crema de coco. Ninguna de las dos afirmaciones son ciertas. Este producto no se vende en México y todo surgió en una zona de tensión política. 

Desde inicios de noviembre circuló en Facebook, Twitter, Instagram, Youtube y WhatsApp un video que muestra a un hombre que saca de su empaque sellado un pastel relleno de crema, y cubierto de chocolate. Lo desmorona frente a la cámara y encuentra en su interior dos pastillas blancas. 

El video pronto se hizo viral y causó alarma entre los usuarios. Los mensajes que acompañaron las imágenes decían que el producto era turco, pero que en México se descubrió que contenía pastillas que provocan “parálisis cerebral”. El mismo material también se difundió en muchos otros países con mensajes similares.

El video no es mexicano

Luppo es un pastelillo de la empresa turca Şölen. La gerente de comunicaciones de Sölen, Esin Bakirkaya Isik,  confirmó a The Associated Press (AP) que la versión de coco del pastelillo Luppo sólo se vende en Irak. 

En México, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios no ha emitido ninguna alerta por este producto.

Algunas publicaciones aseguran que fue en México donde se descubrieron las pastillas dentro del pastelillo, esto tampoco es verdad. Al final del video se escucha que el hombre dice una frase en otro idioma. 

De acuerdo con Teyit -un sitio de verificación turco-  el protagonista del video habla en Soranic, un dialecto del kurdo que se da en Irak.

Las pastillas tampoco son parte del producto 

El 3 de noviembre se publicó el video en Reddit y a partir de entonces comenzó a circular en nuestro país. Ante la alarma que esto despertó entre los mexicanos, usuarios de redes sociales y varios medios salieron a desmentir el hecho. Funcionó… pero un nuevo rumor nació: “las pastillas son de crema de coco”.

Como prueba, mostraron fragmentos del mismo video en donde supuestamente el empaque decía que eran parte del contenido. Pero la empresa confirmó a AP que las pastillas no son parte de los ingredientes de su producto y que fueron introducidas al pastelillo.

En esta imagen del producto Şölen se observa con claridad que el empaque dice que el pastelito está relleno de crema de coco, no de pastillas de coco, como afirmaron algunos medios en México. 

Pastelillo Luppo

Empaque de Luppo. Imagen tomada de Teyit

Por correo electrónico, Şölen explicó a Animal Político que el video es una “difamación, es totalmente falso y engañoso”. Afirmó que sus productos se elaboran cuidando la seguridad de los alimentos y de acuerdo con las normas de seguridad alimentaria de cada país, y las normas internacionales.

“Nuestra empresa realiza un seguimiento del asunto y todas las acciones necesarias se toman en consecuencia”, aseguró.

Según Teyit, pueden verse dos orificios sobre la cubierta de chocolate, por donde se presume pudieron haberse introducido las pastillas. 

Documentos proporcionados por Şölen y revisados por Teyit, también confirman que estos pastelillos son revisados durante su producción, distribución e importación por lo que difícilmente se pueden comercializar productos contaminados.  

Además, en su verificación Snopes explicó que el sistema de filtración utilizado en la producción y procesamiento de la masa, la crema, el chocolate y los componentes de relleno de las barras de Luppo, bloquea cualquier partícula de más de 700 micrones (0.7 milímetros) de alto o ancho. Es decir, las pastillas del video son muy grandes y no pudieron ser agregadas en el proceso de fabricación. 

El origen del video 

El 28 de octubre es la fecha más antigua de la que se encontró registro del video. Ese día se compartió en twitter con mensajes como: “Los turcos afirman que las drogas están escondidas en los alimentos. Un comerciante que boicoteó productos turcos en el sur de Kurdistán dijo que había una droga en los pasteles…”

En otro de los mensajes publicados ese día se puede leer “Probablemente es una droga que neutraliza a los kurdos y les impide tener hijos, ya que planean el genocidio de los kurdos a todos los niveles. ¿No ha desarrollado la enfermedad kurda inyectando inyecciones letales en decenas de miles de niños?”

Entonces, cuando este video comenzó a difundirse no tenía nada que ver con México. En su origen, no se habló de pastillas que causan parálisis cerebral, sino de drogas. Además, el video fue relacionado con Turquía y el pueblo Kurdo. 

Conflicto político entre países 

Sabemos que Luppo solo se vende en Irak, que las autoridades mexicanas no emitieron una alerta sanitaria y que se sospecha que las pastillas fueron introducidas. Aunque no queda claro quién, cómo y por qué metieron las pastillas al pastelillo, existen varios datos que pueden explicar el hecho como un conflicto político.

La empresa Şölen es Turca y todo indica que el video fue grabado en Irak, pero el dialecto que se escucha en el vídeo es kurdo. El pueblo kurdo es la minoría étnica sin Estado propio más importante de Medio Oriente.

Este pueblo quiere que se les reconozca como nación, pero en 1923 — cuando se establecieron las fronteras de Turquía—, no se consideró la formación de un estado Kurdo. Por ello, el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) ha llevado una lucha armada contra el Ejército turco desde 1984.

Medios internacionales han reportado que el pueblo kurdo ha denunciado el trato hostil por parte de las autoridades turcas. Entre 1920 y 1930, muchos kurdos fueron trasladados a otras partes del país y las autoridades tomaron medidas polémicas, como la prohibición de nombres kurdos, la restricción de su idioma y la negación de su etnia. 

Si quieres saber más sobre el pueblo Kurdo y su relación con el estado Islámico, puedes leer este texto de BBC.

Y a todo esto… ¿Existen pastillas que causan parálisis cerebral permanente? 

El doctor Noel Isaías Plascencia Álvarez, neurólogo y académico de la Facultad de Medicina de la UNAM, explica que la parálisis cerebral es consecuencia de alguna lesión o condición que afecta el desarrollo cerebral del feto o del lactante. Por ejemplo, complicaciones durante el parto, problemas de oxigenación o respiración, así como el contagio de algunas enfermedades como la meningitis en edad temprana.

Es decir, solo pueden sufrir “parálisis cerebral” las personas que todavía no terminan de desarrollar su cerebro: los bebés. Por ello, el nombre médicamente correcto de este padecimiento es parálisis cerebral infantil (PCI), y afecta la capacidad para moverse y mantener el equilibrio y la postura.

Cuando una persona ya alcanzó el desarrollo cerebral sin sufrir algún trastorno y sufre lesiones en el sistema nervioso, entonces se denomina “lesiones cerebrales”. Aunque el termino es diferente las consecuencias que causan son similares y se caracterizan por las complicaciones motoras. 

Noel Plascencia confirma que este tipo de condición sí puede propiciarse por envenenamiento, derivado del consumo de alguna sustancia tóxica. Pero el doctor advierte que son sustancias específicas las que podrían causar el daño, y en la mayoría de los casos debe consumirse en grandes cantidades. 

Puedes consultar las verificaciones realizadas por otros investigadores como Agencia Lupa en Brasil, Snopes , Teyit, AP y La República de Perú.

¿Cómo verificamos esto? 

Para empezar, analizamos el video con la herramienta InViD.  Con los fotogramas obtenidos, realizamos una búsqueda inversa en Google.

Rastreamos las publicaciones encontradas sobre el mismo contenido. También, usamos la herramienta de traducción de Google para traducir el mensaje original. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.