Los pelícanos no sangran su pecho para curar a sus crías
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los pelícanos no sangran su pecho para curar a sus crías, como dicen en redes

En realidad la imagen es una iconografía religiosa.
20 de enero, 2022
Comparte

Una imagen asegura que las hembras pelícanos se abren el pecho hasta sangrar para que sus crías puedan absorber su sangre, y así curarse de una picadura de serpiente, pero es falso. La imagen proviene de un escudo religioso.

“Cuando el pelícano siente que sus polluelos han sido mordidos por una serpiente, se golpea el pecho con el pico hasta sangrar y luego deja que el bebé absorba las gotas de sangre que contienen el antídoto contra la serpiente”, dice el texto de la imagen que ha sido compartida en más de 8 mil 500 ocasiones promoviendo la desinformación. 

Yuri Albores, académico y especialista en aves marinas, explica que no se conocen de reportes de investigadores y monitores sobre una apertura en el pecho de estas aves marinas para alimentar a sus crías y, en todo caso, la toma de sangre no serviría de antídoto frente a la picadura de una serpiente. 

La imagen tiene un origen religioso

En una búsqueda con las palabras clave “pelícanos alimentan a sus crías” se pudo encontrar que la imagen es utilizada como iconografía religiosa. 

Fue en el sitio web de la comunidad cristiana “Hermandad de la Salud” que se pudo corroborar que la imagen del pelícano pertenece al escudo ejecutivo de este grupo religioso ubicado en Málaga, España. Aquí puedes constatar: 

Escudo ejecutivo de la Hermandad de la Salud. Créditos: Hermandad de la Salud.

“En la parte inferior aparece un pelícano, que representa el Gran Amor. La representación de ésta ave simboliza la caridad, la muerte y la resurrección. La sangre del pelícano ofrecida a sus crías, al igual que Cristo derramó su sangre como máxima expresión de amor”, explica el sitio web de la comunidad religiosa. 

El mismo sitio agrega que anteriormente los cristianos utilizaban la representación del pelícano pero en su mayoría se dejó de utilizar para ser sustituido por otras iconografías. 

Aquí otra imagen que lo demuestra. 

Créditos: Hermandad de la Salud.

La sangre de una madre pelícano no sirve como antídoto

Yuri Albores, académico de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) y quien ha trabajado por seis años con estas aves marinas, explica que la sangre de la hembra pelícano no podría servir como antídoto para sus crías. 

La mamá al producir el huevo pasa todos los genes, bueno mitad de los genes y mitad del papá, y tienen el mismo material genético, es exactamente igual no tienen ningún componente extra (para ser antídoto)”, comenta Albores. 

Además,  sería poco probable que una serpiente pique a un pelícano, y si lo hiciera el pelícano no tendría mucha posibilidad de sobrevivir. 

“En caso de que una serpiente pique a un pelícano lo haría principalmente para comérselo, las serpientes no están mordiendo a diestra y siniestra nada más porque sí, es para defenderse o alimentarse. Y pues no creo que un pollo pelícano ataque a una serpiente”, agrega Albores.

Los pelícanos no se abren el pecho para alimentar a sus crías

Usuarios justificaron la imagen diciendo que tal vez los pelícanos lo hacían para alimentar a sus crías en tiempos de hambruna. Pero el académico de la UABCS niega que esto pueda ocurrir. 

Se trata de aves marinas que son muy longevas, pues su promedio de vida es de entre 30 a 40 años, entonces no les conviene hacerse daño así mismas para salvar a sus crías. 

En palabras de Albores, abrirse el pecho iría en contra de la evolución. “Lo que hacen es que si no hay condiciones suficientes, no hay alimento, simplemente dejan de alimentar (a las crías) y los adultos buscan sobrevivir ellos mismos y el siguiente año pues tener otra posibilidad de reproducirse”, explica Albores. 

En conclusión, es falso que los pelícanos abran su pecho para curar a crías. La imagen es una iconografía religiosa. 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.