Por qué el pico de la pandemia no llega en la misma fecha a todo el país
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Por qué el pico de la epidemia no llegará en la misma semana a todo el país

Es verdad que el subsecretario de Salud Hugo López Gatell ha dicho en varias ocasiones que estamos a días del pico de la pandemia y ha dado más de una fecha para este momento, pero te explicamos por qué esto es diferente en cada zona del país.
Cuartoscuro
25 de junio, 2020
Comparte

En diferentes ocasiones el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell ha dicho que “el pico de la pandemia será la próxima semana”. Los dichos del subsecretario se basan en modelos matemáticos que intentan predecir cómo avanzará la epidemia para tomar decisiones. El problema es que estos modelos tienen un factor muy poco confiable y que varía en cada zona geográfica: el humano.

Hoy es 25 de junio, y la epidemia no se acabó como pronóstico el subsecretario hace dos meses, de hecho los casos siguen subiendo, pero todo tiene una explicación: las ciudades del país tienen distintos momentos de epidemia, diferente densidad población y tampoco han adoptado las medidas de prevención de la misma forma. 

¿Por qué queremos saber cuándo será el pico máximo?

De acuerdo con Gustavo Cruz Pacheco, Investigador del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (IIMAS) de la UNAM, lo que usualmente sucede es que en la epidemia el número de infectados sube, alcanza un máximo y comienza a bajar. 

Cómo ha señalado el subsecretario de salud, eso nos da una idea de cuánto tiempo durará la epidemia, por cuantas semanas más deben procurarse las medidas de sana distancia y cuándo podemos comenzar a adoptar la nueva normalidad. 

¿De verdad Gatell ha dado muchas fechas del supuesto pico de la pandemia? 

La primera vez que escuchamos del “pico de la epidemia” fue el 29 de febrero, aún sin una fecha tentativa y con solo 4 casos confirmados en México. Han pasado 4 meses desde entonces y en múltiples ocasiones el subsecretario de salud ha hablado de este momento qué significa el número de más casos registrados en el país. 

El 16 de abril, Hugo López-Gatell dijo en la conferencia de prensa del presidente que había “un intervalo de fechas posibles para el pico máximo de la intensidad de transmisión, de la curva epidémica, del acmé, y estas oscilan entre el 8 y el 10 de mayo, hay otras predicciones un poco más optimistas de que fuera antes, un poco menos de que fuera después, pero hay un punto medio entre el 8 y el 10 de mayo”.

Dijo que si se mantenían las medidas sanitarias el fin de la epidemia sería hoy, 25 de junio: “el primer ciclo de la epidemia se puede proyectar que se extendería hasta agotar cerca del 95 por ciento de los casos esperados el 25 de junio y, como suele pasar en todas las epidemias, con un hilo, una cola, una continuidad de la epidemia ya con una transmisión muy baja que se extiende por varias semanas más. Esta es la predicción para este primer ciclo”, lo cual no sucedió.

El 5 de mayo señaló que “la predicción es que lo tendremos el 8 de mayo, y estoy consciente que yo previamente dije 6 de mayo”. El 17 de mayo recordó: “del pico del que hablamos que tendría su máximo el 8 de mayo y posteriormente el 26 de mayo el punto máximo de hospitalizaciones en terapia intensiva se refiere al de la Ciudad de México.”

El 11 de junio, la agencia EFE publicó una entrevista que realizó al subsecretario, en la que él declaró: “Empezamos en febrero, terminaremos en octubre y podríamos decir que a mitad de junio estaremos a la mitad del conjunto de curvas epidémicas”.

El 11 de junio el subsecretario fue cuestionado en su conferencia de prensa y dijo que gracias a las medidas implementadas se logró que “que el pico no ocurriera en abril, sino que ocurriera en el Valle de México el 8 de mayo, el 7, 8 de mayo en el Valle de México”. Pero aclaró que “desde hace mucho tiempo desistimos de tener una curva epidémica única del país porque los países geográficamente extensos no tienen una sola curva, tiene múltiples curvas epidémicas”. 

Por lo que se calculó que en todo el país  un punto medio estaría en la primera quincena de julio (…) el conjunto de curvas epidémicas tomadas todas juntas nos llevaría a un punto medio, donde generalmente en el punto medio está la máxima carga diaria de casos y luego un descenso hasta llegar a octubre”, un mes después de lo que declaró a EFE.

Ante las críticas y los memes, el pasado 20 de junio, Hugo López-Gatell reconoció que la esperanza de que algún día llegue el “pico máximo” se ha usado a modo de burla, pero dijo que el cambio en las fechas tiene una explicación. El subsecretario recalcó que una epidemia en un país geográficamente extenso se comporta de formas distintas en cada zona.   

¿Un pico diferente en cada ciudad del país?

López-Gatell ha insistido a lo largo de la jornada de sana distancia en que las ciudades del país tienen distintos momentos de epidemia, los contagios no comenzaron en la misma fecha y cada región tiene un número diferente de pobladores. Por lo que no todas las ciudades del país tendrán su pico en la misma semana. 

López Gatell señaló el 11 de junio que  “En el país no hay una sola epidemia. Hay diferentes curvas y también puede haber curvas con más de un pico. En Tabasco tenemos una curva que empezó a bajar, pero después seguramente hubo modificaciones de la conducta social (se relajó el confinamiento), hubo contagios y apareció otra curva sobre el mismo proceso epidémico. Esto ilustra a lo que nos hemos referido como el riesgo de rebrotes”

Y explicó que “por el comportamiento de la pandemia, Monterrey sería una de la últimas ciudades en salir”.

Entonces ¿Para qué sirven los modelos matemáticos? 

El académico de la UNAM usa la analogía de un tiro parabólico. “La teoría no tiene nada de malo, pero desde la antigüedad quienes tiraban cañones primero tiraban una traza de humo para ajustar el recorrido que realizaría después la bala. Con la epidemia sucede lo mismo, la epidemia es una cosa mucho más compleja”. 

Es decir, los modelos matemáticos ayudan a entender cómo se comporta un fenómeno, qué escenario podría pasar si se siguen ciertas pautas y qué se puede esperar, en este caso, de la epidemia. Con base en esto, se pueden tomar mejores decisiones. 

Sin embargo, Cruz Pacheco dice que “los modelos explican y predicen pero la precisión está afectada por muchas cosas, principalmente por el factor humano”.

¿Por qué ahora hablamos de mesetas? 

Lo que se explica como una meseta en lugar de un pico gráficamente, es una sucesión de máximos. Es como si se rebotar una pelota en el suelo con una intensidad constante. 

López Gatell dijo el 11 de junio que “por distintas modificaciones de la conducta social y los contagios, se ha prolongado la epidemia; entonces, ya se desdibujó el pico, porque en lugar de pico, se volvió una meseta y llevamos 22 días de meseta”. 

El investigador del IIMAS coincide: “aquí el problema es que desde hace algunas semanas no se ve que baje, llegó a un máximo y se mantiene en una especie de meseta. La razón parece ser que es porque la gente empezó a salir desde el 17 y 18 de mayo”.

Cabe recordar que en esos días la Secretaría de Salud comenzó a hablar de la “nueva normalidad”. Y de acuerdo con Cruz Pacheco “parece ser que mucha gente se confundió y entendió que ya podía salir. Eso hace que el ritmo de contagios vuelva a subir”.

¿Qué factores hacen que la fecha cambie? 

López-Gatell también ha explicado que la densidad poblacional, y el apego a las medidas de prevención, como el distanciamiento físico y el lavado de manos, son factores que influyen en cuando se alcance el pico máximo. 

Pero el doctor Cruz Pacheco señala que esas oscilaciones no necesariamente se producen cuando la gente sale de forma marcada como sucedió el 10 de mayo. Uno de los factores que también influyen es la forma o el periodo en el que se reportan los casos contagiados.  

Además, se deben tomar en cuenta muchos aspectos que todavía no se pueden medir como el hecho de que la gente use caretas, además de cubrebocas, cómo se trasladan las personas, a dónde van y por cuánto tiempo. 

“Probablemente el gobierno no tomó en cuenta que la gente iba a empezar a salir, y si eso no hubiera ocurrido probablemente es que hubiera alcanzado un máximo. Cómo la gente comenzó a salir de nuevo se creó un nuevo brote. Mucho de esto hay que irlo recalculando en el proceso”. 

 ¿Además de los contagios, que otra cosa deberíamos considerar? 

Gustavo Cruz Pacheco explica que para tomar decisiones “el problema es que el gobierno no sólo puede fijarse en los contagios, los pacientes y la infección”. El especialista recalca que mucha de la gente que comenzó a salir de casa después de dos meses de confinamiento lo hizo por necesidad economica. 

“Si alguien tiene los medios para mantenerse económicamente sin salir de casa es una persona privilegiada, por que mucha gente vivía de la economía informal y la está pasando terriblemente mal, entonces a esta gente ya le es imposible mantenerse en sus casas”, recuerda. 

Cruz Pacheco también señala que “el problema económico al que ahora nos enfrentamos no sólo es de las grandes empresas también es de la economía social de las familias”. 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.