Por qué producir gasolina en México no ayuda al medio ambiente como dijo AMLO
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Por qué producir más petróleo y gasolina en México no ayuda al medio ambiente, como dijo AMLO

No importa dónde se produzca, la refinación de gasolina produce contaminantes.
23 de abril, 2021
Comparte

¿Dejar de comprar gasolina a otros países y consumir solo la que se produzca en México puede ayudar a evitar el uso excesivo de combustibles fósiles? Eso fue lo que dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador durante la Cumbre de Líderes sobre Cambio Climático, este jueves. 

Sin embargo, especialistas nos mencionaron que no importa si se compra la gasolina en el extranjero o se usa la que se produce aquí, de cualquier forma al producirla se generan emisiones que contaminan el planeta.

El presidente  comenzó “explicando” que “el petróleo que estamos descubriendo se destinará, básicamente, a cubrir la demanda de combustibles del mercado interno y se acabará con la práctica de exportar crudo, petróleo crudo, y comprar gasolinas”.  

Según él, “de esta forma, ayudaremos a evitar el uso excesivo de combustibles fósiles”.

Sin embargo, “nada tiene que ver si son extranjeros o se generan acá, al final de cuentas se seguirá manteniendo la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera”, nos dijo Víctor Rodríguez, analista y vocero de la Plataforma México, Clima y Energía. 

Intentando entender el discurso del presidente, el doctor Jesús Antonio del Río Portilla, Investigador y exdirector del Instituto de Energía Renovable de la UNAM, nos dijo que el exportar petróleo y luego importar gasolina hacia México implica usar un medio de transporte de ida y vuelta. 

Así que el dejar de exportar y comprar gasolina ciertamente implica una reducción del consumo de combustible. 

Sin embargo, el especialista señala que este aparente ahorro de combustible no es significativo. “No  es algo que corresponde al esfuerzo de un país para contender con el cambio climático”, señala.  

Dentro o fuera de México, el producir gasolina implica un costo ambiental 

Lejos del discurso que el presidente presentó ante 40 líderes mundiales en la conferencia organizada por la Casa Blanca, la realidad es otra, pues la apuesta del gobierno federal de refinar toda la gasolina que usamos dentro del territorio no puede considerarse una medida a favor del planeta.

“Producir todas las gasolinas que consume el país significa incrementar la actividad de refinación significa incrementar las emisiones”, señala Víctor Rodríguez. 

Del Río Portilla coincide en que realizar el proceso de refinación del petróleo aumentaría las emisiones de Co2 del país, pero más allá de eso, el investigador aclara que las emisiones que se emiten cuentan exactamente igual para el planeta sin importar si salen de México o de otro país. 

“Si nosotros tenemos tenemos refinerías vamos a emitir aquí, y si nosotros compramos la gasolina al refinar la gasolina se emitirá en otro lugar. Pero al planeta le interesa el total”, dice el investigador.

De acuerdo con el último informe de sustentabilidad de Pemex, en 2019  las emisiones totales directas de gases de efecto invernadero, en fuentes fijas en las que Pemex tiene control operacional, fueron de 48.0 millones de toneladas de bióxido de carbono equivalente (MMtCO2e). Este valor representó un ligero incremento, de 3.7%, con respecto al total reportado en 2018.

Hablando específicamente de refinación del crudo, Pemex emitió 11.1 MMtCO2e y en 2019, la cifra subió a 12 millones de toneladas de bióxido de carbono.

Consultamos con Presidencia a qué se refería el presidente, y nos dijeron: “México ya no incentivará el uso de combustibles fósiles y se limitará a abastecer lo que se demande. Se incidirá en la disminución de esta demanda por dos vías: una, la que dijo de incrementar la capacidad de las hidroeléctricas, para disminuir la producción de electricidad producida de plantas que consumen combustóleo y carbón; y, por otra parte, en la medida que se transita a vehículos híbridos o eléctricos, esto está sucediendo y se acelerará. Así se requerirán menos gasolinas, diésel y subproductos, como el combustóleo”.

Sin embargo, Del Río Portilla explica que el combustóleo es un subproducto de las refinerías. Este era el combustible que anteriormente usaban los barcos, pero que ya está prohibido. Así que el transportarlo o almacenarlo también implica el uso de más energía. 

El discurso y las acciones van en caminos opuestos 

Aunque el presidente aseguró que la intención es “evitar el uso excesivo de combustibles fósiles”, Víctor Rodríguez opina que la Reforma Energética promovida por López Obrador, va en camino contrario, pues “incentiva el uso de combustibles de parte de empresas precisamente del Estado”.

Lee: Reforma eléctrica de AMLO: ¿qué quiere el presidente y cuáles son las alertas ante la iniciativa?

Rodríguez también explicó a Animal Político que hay dos grandes contribuyentes del cambio climático en México: el transporte y la generación de electricidad. 

Por ello, el especialista sugiere que “deberíamos dejar de explotar combustibles para la movilidad, y apostar por diversificar, e  impulsar algunos combustibles limpios”. Es decir, cambiar de un modelo centrado en petróleo, a uno que se basa en energía limpia y renovable. 

“Con todo respeto intentando explicar y no descalificar, el presidente entiende que el petróleo es todavía la palanca del desarrollo económico del país, y eso de ninguna manera va a hablar de ir dejando de forma paulatina o agresiva el uso de combustible”, señala. 

Antonio del Río Portilla destaca que, durante la Cumbre, los líderes de los demás países dijeron que aumentarán sus compromisos o que los cumplirían más rápido, pero de eso México no dijo nada.

De acuerdo con el investigador, nuestro país tiene una posibilidad de generación eléctrica con renovables muy amplia. “Es de los países que fácilmente pueden generar energía solar y tiene una buena posibilidad de energía eólica”, señala.

Pero además, a decir del especialista, incluso hay lugares en dónde se puede aprovechar los biocombustibles y  la geotermia, pero no se observa ningún esfuerzo del gobierno por aprovechar estos recursos. 

Más allá del discurso del presidente

Otra de las propuestas que el presidente planteó fue modernizar las plantas hidroeléctricas. Para Víctor Rodríguez, es una medida favorable pero es insuficiente, y es una aportación muy menor para lo que el país requiere para cumplir con sus obligaciones.

Antonio del Río Portilla dice que renovar las hidroeléctricas no es suficiente, pues lo importante es empezar a generar electricidad con energías renovables, no simplemente limpias. 

Las energías renovables son: fotovoltaica, fototérmica, eólica, geotérmica, algunos biocombustibles, y la energía que se puede obtener del océano. 

En México la llamada energía limpia engloba a las energías renovables, más la energía nuclear, la que produce el gas natural en ciclo combinado  

Si el gobierno mexicano no quiere esforzarse para que las nuevas generaciones no sufran el cambio dramáticamente, nosotros la población sí podemos”, dice Del Rio Portilla, por lo que considera importante que nos esforcemos por defender ese generar nuestra propia energía.

De acuerdo con el especialista, el hecho de que cada persona tenga en sus hogares la generación de energía renovable va a contribuir a que no emitamos gases de efecto invernadero.

“Es más barata la energía con fotovoltaicos que con hidrocarburos, eso no solo en nuestro país, sino en el mundo”, señala.

Un beneficio adicional de las energías renovables es que se utilizan en el lugar dónde se producen, por lo que no se requiere combustible adicional para transportarlo. 

En este sentido, señala que necesitamos tener vialidades para ciclistas y promover los vehículos que no utilizan gasolina, por ejemplo los eléctricos. Pues de esta forma se estará promoviendo un verdadero bienestar social, lo que implica pensar en impulsar la sustentabilidad de cada región particular del país  y no sólo la economía.   

AMLO aprovechó para hablar de Sembrando vida 

Para lo que el presidente realmente aprovechó su intervención en la Cumbre Climática, fue para hablar sobre el programa Sembrando Vida como una medida para frenar el fenómeno migratorio, incluso invitó al presidente Biden a financiar en Guatemala, Honduras y El Salvador. 

Víctor Rodríguez reconoce que “el cambio climático va a incrementar el problema de la migración”. Sin embargo,  “la solución que presenta el presidente no tiene nada qué ver”, señala. 

De hecho, en otras ocasiones, el programa Sembrando Vida ha sido cuestionado por incrementar la deforestación y afectar las zonas naturales en dónde se lleva a cabo. 

En otra palabras, “el discurso del presidente es ajeno al problema y desconectado al problema del cambio climático”, resume Víctor Rodríguez.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.