¿En serio, ahora un kiwi? Las pruebas COVID no funcionan con alimentos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Ahora lo intentaron con un kiwi... pero las pruebas COVID no son para usarse en alimentos

Las pruebas para diagnosticar COVID-19 son instrumentos con alta precisión si se aplican correctamente. NO están diseñadas para ser probadas en comida, bebidas, ni ninguna otra cosa que no sea un ser humano.
19 de enero, 2021
Comparte

Papayas con nombre, vasos de refresco, un puré de manzana y ahora hasta un kiwi.

Son algunos de los alimentos que algunas personas han usado no para prepararse un coctel de frutas (lamentablemente), sino para “probar” que la pandemia es una farsa, acusando que a cualquier cosa que le hagas pruebas dará positivo al virus que provoca COVID-19… 

Lo cierto es que estas pruebas son instrumentos con alta precisión si se aplican correctamente, y definitivamente no están hechas para ser probadas en comida, bebidas, ni ninguna otra cosa que no sea un ser humano. Es decir, las pruebas de detección de COVID-19 no pueden diagnosticar la enfermedad si se utilizan de forma incorrecta. 

También lee: ¿Puré de manzana con COVID? No, la prueba se hizo mal y no es válida

Aún así, en redes sociales siguen circulando este tipo de “experimentos” que buscan desacreditar la pandemia, sin tener sustento científico. 

Un ejemplo de esto es un video que encontramos en Facebook, Twitter y YouTube. El video muestra a 3 hombres de batas blancas partir un kiwi a la mitad para aplicarle, supuestamente, una prueba de COVID-19. De acuerdo con los protagonistas, que hablan italiano, el resultado fue positivo. 

El mismo video ya fue desacreditado en diversos países 

En Twitter encontramos una publicación del video de los italianos testeando al kiwi que ya registra más de 6 mil reproducciones.  El usuario que lo compartió reitera que el “Kiwi dio positivo”. 

En los comentarios, otras personas reaccionaron con sarcasmo ante los supuestos hechos e incluso hubo quien mencionó que “O las pruebas no sirven o todo el planeta fue rociado con el virus…”. 

En Facebook, otro usuario compartió una imagen con la leyenda “Kiwi positivo a COVID-19”. También explicó el experimento de los italianos y concluyó que “ La prueba no sirve para nada, ¡excepto para diagnosticar kiwis positivos e inflar los números de una Pandemia que no existe”.

Su publicación enlazaba al video del experimento publicado por otra persona. Este publicación ya contaba con la advertencia de que verificadores independientes calificaron el contenido como Falso. 

La nota de referencia está escrita en lituano, y fue escrita por los verificadores de Delfi. En dicha verificación, Delfi explica que el video comenzó a circular en la televisión italiana, pero pronto llegó a las redes sociales de Lituania. 

Además de descalificar la veracidad de los supuestos resultados, los verificadores de Lituania señalaron  que estos testeos en alimentos “no solo no prueban nada, sino que también engañan al público” .

En Italia, el medio Giornalettismo también revisó el video, y señaló que en la historia del kiwi positivo a COVID “no hay nada científico” y todo se trata del “intento de deslegitimar la efectividad de las pruebas para identificar la posible infección por Sars-CoV-2”.

Los verificadores de Estadão en Brasil, y de Maldito Bulo en España, también desacreditaron que sea posible que un alimento como el kiwi dé positivo a COVID. 

¿Por qué los resultados del kiwi no prueban que todo es una farsa? 

Los protagonistas del video hablan italiano, y el video tiene una marca de agua que dice “Italia”. Buscamos el video con la herramienta InVid y la versión más antigua del mismo video la encontramos publicada en un canal Italiano de YouTube, el 23 de diciembre. 

En la versión extendida de este material, los hombres de batas blancas se presentan como médicos y hacen las pruebas a varias frutas.  

Según la publicación de Facebook que recopiló el video del kiwi, se usó la prueba Wondfo SARS-CoV-2. Y también compartió el instructivo de uso de dicha prueba, la cual textualmente que dice puede detectar el antígeno del virus que causa la COVID en una “muestra de frotis nasofaríngeo o orofaríngeo”. 

Lo que significa que no puede arrojar ningún tipo de resultado ante una muestra que no se haya tomado del tracto respiratorio. 

Además, el hombre muestra en cámara la prueba realizada al kiwi, y asegura que dice “positivo”. Pero en el test sólo se observa una línea en la parte inferior y de acuerdo con el instructivo de Wondfo, eso significa que el resultado es inválido. Un resultado positivo realmente se indica  con dos líneas. 

Captura instructivo

Captura instructivo Wondfo SARS-CoV-2.

captura video Kiwi positivo a Covid

Captura video “Kiwi positivo a Covid”

Aunque no podemos asegurar que efectivamente el test aplicado al kiwi fue de la marca Wondfo, sí comprobamos que esta marca está dentro de las pruebas autorizadas por la Unión Europea.   

¿Entonces, las pruebas para detectar COVID sí sirven?

Luego de un largo proceso de investigación, la OMS concedió su primera autorización de uso de emergencia de pruebas rápidas el 28 de septiembre del 2020, en virtud de su protocolo Emergency Use Listing.

Fue hasta el 11 de noviembre del 2020, cuando la Comisión Federal Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) también aprobó en México el uso de pruebas de antígeno.

La Secretaría de Salud explica que “las pruebas de detección de antígeno de SARS-CoV-2 son útiles para detectar moléculas específicas de este virus, causante de COVID-19”. Esas moléculas están presentes cuando la persona está enferma en ese momento. 

“El resultado positivo de una prueba de antígeno se considera exacto cuando las instrucciones se siguen cuidadosamente”, señala la Clínica Mayo. Como ya señalamos en el ejemplo del kiwi, en ese caso la muestra no se tomó siguiendo las instrucciones. 

Estas pruebas son menos precisas que las PCR, porque requieren más cantidad de virus, por eso no se recomiendan en todos los casos. En esta nota te explicamos más al respecto. 

No hay pruebas de que la pandemia es una farsa

Al final, este y otros videos de pruebas aplicadas a cosas solo buscan señalar que la pandemia no existe. 

Pero como ya te hemos contado en otras verificaciones, sí existen pruebas científicas que demuestran que la COVID-19 es una enfermedad real, causada por un virus que no se fabricó en un laboratorio. 

La OMS declaró la pandemia hasta el 11 de marzo de 2020. Y para ese entonces el virus ya había sido analizado por grupos de científicos en todo el mundo. Por ejemplo, esta investigación disponible en Scielo desde el 28 de abril recopiló 22 estudios sobre la genética del virus que causa la COVID-19

Es más, el 8 de abril el Instituto de Salud Pública de Chile anunció que lograron aislar el virus. Mientras que el 23 de abril, científicos descifraron el genoma de variantes del virus SARS-CoV-2 que circulan en México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.